Gustavo Valdés: “El de Macri fue un gobierno bueno en lo macro; ordenó con dolor”

Gustavo Valdés

El gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, se define como un dirigente “de la Franja Morada, alfonsinista y humanista”. A cargo de la gobernación desde 2017, cuando sucedió a su correligionario y hombre fuerte de la provincia Ricardo Colombi, es uno de los pocos gobernadores opositores y no peronistas que tiene la Argentina.

El chamamé fue declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO

El chamamé fue declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO

En esta entrevista con EldiarioAR realizada en la cafetería del teatro Juan de Vera tras la declaración del chamamé como Patrimonio de la Humanidad, Valdés hace un repaso por la gestión de Mauricio Macri y se muestra satisfecho con la unidad de Juntos por el Cambio. Además, habla acerca de las dificultades de gobernar en pandemia y se posiciona en contra de la legalización del aborto.

¿Qué balance hace de este año?

Pésimo, el 2020 es un año para olvidar. Nosotros hicimos un muy buen trabajo con los intendentes de todos los signos políticos. Nos pusimos de acuerdo inmediatamente para salir  a trabajar juntos con la salud pública, con la Policía, entre todos teniendo el máximo de los cuidados. Cuando el virus se comenzó a expandir, los correntinos ya estábamos quietos y agazapados. Eso nos permitió tener trazabilidad en Corrientes hasta seis meses entrada la pandemia. Sabíamos quién contagió a quién y dónde a dónde, con un seguimiento enorme. Eso nos permitió estar mejor, pero por supuesto que cada muerte nos duele.

¿A nivel económico la caída fue muy pronunciada?

Por supuesto. Calculamos que podemos tener un ingreso por debajo de los diez mil millones de pesos de lo presupuestado. Eso resiente la economía provincial. A pesar de eso, desarrollamos obra pública, hicimos un buen trabajo. Corrientes es una provincia ordenada porque debe entre el equivalente al cinco y el siete por ciento de su presupuesto y no tiene deuda en dólares. Seguimos manteniendo el equilibrio fiscal primario a pesar de esto.

¿Por qué no tomaron deuda pública en dólares durante los últimos años?

Porque sabemos lo que implica. Preferimos trabajar a la antigua usanza, de contado. Y preferentemente buscar el financiamiento a largo plazo a tasas muy convenientes con años de gracia, como lo que puede financiar el Banco Mundial para obras de desarrollo. Pero en general, preferimos no tomar deuda.

Hay un debate en torno a la suspensión de las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) el año que viene. ¿Usted está a favor de que se suspendan?

Nosotros siempre estuvimos en contra de las PASO, desde el primer momento, desde que en su momento las creó Néstor. Lo dijimos cuando le tocó a Macri y lo decimos ahora. Estamos en un momento muy complicado, si lanzamos las PASO en Corrientes estamos adelantando el calendario y  vamos a tener dos o  tres elecciones, valen quince mil millones…. Por única vez. lo podemos hacer y lo estamos planteando. Estamos diciendo lo mismo que decíamos antes, por ahí ahora cambian los intereses pero nosotros decimos exactamente lo mismo.

¿Siempre estuvieron en contra por un tema fiscal, de costos, o por qué?

También, ese es uno de los factores. Pero en realidad las PASO de los últimos tiempos no definieron nada. Entonces lo que tenemos es una inversión de quince mil millones y para mí tienen que estar reservadas a los partidos políticos como nexo entre el poder y la sociedad para que promuevan sus candidatos a ser votados. Tiene que haber democracia interna. Es función del Congreso decidir si se van a  saltear por única vez. Por más que los gobernadores estemos todos juntos, no podemos definir esta cuestión.

Es poco usual que haya consensos tan grandes entre los gobernadores, ¿a qué se debe que coincidan tanto esta vez?

A que  tenemos la responsabilidad de gobernar en pandemia; eso verdaderamente es complicado. Nosotros cargamos con la responsabilidad de la salud pública  y el despliegue de las elecciones, cuando en este momento tenemos en la cabeza cuándo vamos a estar vacunando. Si a esto le sumamos la crisis económica que estamos viviendo, no es un tema menor. En definitiva, es un pedido  y la pelota está en la cancha del Congreso.

Como dirigente radical que integra Juntos por el Cambio, ¿cuál es su mirada sobre el gobierno anterior, ahora que se cumplió un año de que Mauricio Macri entregara el poder?

Fue un gobierno bueno en la macropolítica o en la macroeconomía, que trató de ordenar, con dolor. Nadie ordena sin dolor. Veníamos sufriendo los argentinos, porque lo sufrimos, con equilibrio fiscal por primera vez en mucho tiempo…

¿A qué se refiere con dolor?

No tener la posibilidad de hacer todo lo que uno quiere te genera dolor. Ajustar el Estado te genera dolor, a la gente le genera dolor. Y pagamos ese precio. La unidad cambiaria nos generó dolor, pero nos sinceró bastante la economía. Macri fue un gran presidente en la macroeconomía. Creo que falló en la micropolítica. Eso es lo que hay que rever, uno tiene que caminar con la gente y tenemos mucho que aprender. Lo importante es que la oposición no se rompió y se está trabajando.

¿A qué atribuye esos errores de lo que llama micropolítica?

Me parece que Juntos por el Cambio tiene un gran peso en los grandes centros urbanos y le faltó caminar más los lugares más alejados, donde está la gente que necesita más. Faltó que conversemos mucho más para explicarle a la gente que  estábamos haciendo y por qué lo estábamos haciendo, y que utilicemos los medios de comunicación para informar lo que estábamos haciendo. Es un proyecto que nos faltó desarrollar. Hicimos el esfuerzo, no nos alcanzó, quedamos cerca y ahora tenemos el desafío de generar la posición responsable que la sociedad necesita para que la Argentina sea más justa, más grande y pueda incluir a todos.

¿Esa oposición va a estar liderada por Mauricio Macri?

No, va a estar liderada por varios. Mauricio Macri es uno de los que integran un partido político dentro de Juntos por el Cambio. Y, por qué no, hay que seguir agrandando: sumando radicales, peronistas, seguir sumando movimientos provinciales. Tenemos que tener un plan concreto. Si la Argentina no tiene desarrollo y no combatimos la pobreza generando riqueza no vamos a salir adelante. 

Dentro de ese balance que hacía de la macroeconomía del gobierno anterior, ¿dónde incluye el endeudamiento con el FMI? 

Hay que hacer balances, porque si no terminan siendo mentiras, ¿no? Hay que ver con claridad qué porcentaje de esa deuda que se tomó fue a pagar deuda anterior y cómo se invirtió lo que se tomó de más. Pero Macri le devolvió a la Argentina un federalismo fiscal, que eran los quince puntos de la soja que se les retenían a las provincias (ndr: en rigor, fue al contrario. La coparticipación de las retenciones dispuesta por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner fue anulada por Macri en 2018) . Eso permitió que todas las provincias que estaban al borde de la quiebra volvieran a tener sus recursos para poder funcionar. Hoy, lamentablemente, no veo que haya mayor distribución y veo que las provincias empiezan a tener inconvenientes en financiar los gastos del Estado. Y eso es preocupante.

Mauricio Macri es uno de los integrantes de uno de los partidos que integran Juntos por el Cambio"

¿Cómo es el vínculo con el gobierno nacional?

Es bueno. Ambos tenemos la responsabilidad de gobernar y de pasar este momento pandémico tan difícil. Es el momento de juntarnos y el año que viene, cuando llegue el momento oportuno, estaremos discutiendo qué es lo mejor para la sociedad. Ellos estarán acercando su propuesta para Corrientes y nosotros haremos lo propio.

¿Y cuál es su mirada del gobierno?

El gobierno nacional nos escucha. Tenemos que seguir dialogando para ver cómo juntamos lo que nos escuchan. Escuchar es una cosa, pero tenemos que trabajar juntos para resolver los problemas. Entiendo, espero y tengo la paciencia de saber que es un gobierno que se ha iniciado en una de las épocas más difíciles de los últimos tiempos. Hay que tener paciencia y acompañar al presidente. Es difícil estar en los zapatos del presidente. Hay que tener esperanza, diálogo y compromiso, que es lo que nos enseñaba Raúl Alfonsín: la política es diálogo.

¿Cómo se lleva con su colega radical Gerardo Morales? 

Estamos muy cercanos, Gerardo es un gran gobernador y un gran dirigente político. Yo tomo su experiencia y lo escucho, tomo la experiencia también de los que nos legaron como Ricardo Colombi…

¿Se puede decir que Colombi es el dirigente ordenador de su espacio político aquí en la provincia?

Todos ordenamos el espacio, todos trabajamos por el espacio, formado por muchos partidos políticos que formamos parte de un frente común. Nosotros acá incorporamos radicales, peronistas, autonomistas liberales, Partido Popular, Encuentro Liberal.

En contra de la legalización del aborto

Valdés se define como representante de “una provincia provida” y se muestra marcadamente en contra de la legalización del aborto. “Sí, estoy a favor de la anticoncepción”, aclara. 

La UCR, como todos los partidos, está dividido por el tema del aborto.

Por supuesto, porque no hay una posición partidaria sobre el tema, es algo que atraviesa la cultura. Es un tema de conciencia moral.  Nosotros tenemos una posición a favor de la vida; imagínese que nosotros tuviéramos una posición a favor de la muerte…

Bueno, se puede problematizar esa afirmación…

Es su opinión. ¿Los terraplanistas no discuten si la Tierra es redonda hoy? El código civil, reformado por este gobierno, dice que la vida empieza con la concepción.

Tenemos una posición a favor de la vida; imagínese si tuviéramos una posición a favor de la muerte"

Es probable que la ley se apruebe en unos días y lo que establece el texto es que puede haber objeción de conciencia, pero se tiene que garantizar la interrupción del embarazo en los casos que se solicite.

Primero vamos a ver si sale la ley y después veremos. La otra vez hubo media sanción y no salió. Veremos. Voy a aceptar lo que decida el Congreso de la Nación.

¿Al matrimonio igualitario, por ejemplo, usted lo hubiera votado?

El matrimonio igualitario salió en su momento. No me tocó debatir, no lo vi en profundidad pero sí lo acato. Nosotros tenemos matrimonio igualitario y no tenemos ningún inconveniente. Es un tema de legislación.

Etiquetas