Historia oral

El fin de la Metro tal como la conocemos (Parte 2)

Matías Martin, Andy Kusnetzoff, Sebastián Wainraich y Maria O´Donnell se fueron de la Metro

0

Parte 2 - 2010-2020: falta de mujeres, grieta, cambio en la propuesta musical y despedida de los conductores líderes.

Gabriel Schultz

Metro fue construida como una especie de prima de Rock and Pop, con una construcción bastante machista para los parámetros de hoy. Y los signos de los tiempos fueron modificando esa realidad y nosotros también nos fuimos modificando porque esta fue una deconstrucción personal y general. 

Si lo ponemos bajo la lupa de hoy, hay un montón de cosas que no haríamos. No era la intención pero acepto las críticas porque me parecen válidas. No quiero decir con esto que me arrepiento de nada pero en ese momento cumplía con esa óptica en los medios. Incluso hoy: tratá de encontrar una locutora en Aspen, no hay. Nadie dice nada pero como pasan música no te das cuenta. Y nunca hubo una locutora en Aspen en treinta años. Todavía hay mucho machismo en la programación de las radios, sobre todo en AM.

María O´Donnell

Conductora de De Acá en Más (2019-2020)

Con la salida de Varsky, a fines de 2018, me llamaron para conducir ese horario. La verdad es que conducir en el horario central de una radio consolidada era un enorme desafío.  Era un desafío muy grande porque hacía mucho tiempo que no había cambios en el horario central de programación y además, en estos cuatro programas, no había habido ninguna mujer que lo condujera salvo Ernestina Pais y Florencia Halfon.

Estoy muy agradecida con Andrés Pandiella (ndr: ex gerente artístico de Metro, a cargo de la programación de la nueva radio), que me dio una oportunidad, en un horario en el que siempre hubo machismo. Diría que no fue una decisión fácil que me dieran esta oportunidad. Y estoy agradecida porque me recibieron y me dieron una oportunidad importante.

Julieta Pink

Tal vez la radio siempre fue un medio machista. Lo empecé a ver más de grande porque cuando empecé tenía 19 años y me hacían las primeras notas en las que me preguntaban cómo hacía para moverme en un ambiente tan machista y yo no entendía, verdaderamente, de qué me hablaban. Sentía que estaba bien tratada, que estaba en un buen equipo, que me daban un buen lugar. Pero yo me encontré con Seba a esa edad. Y él es una persona que nos ayudó a crecer a todos y todas. Como yo no me movía en un ambiente machista, no lo veía. Después lo empecé a ver en este tipo de cosas, como cuando salió un afiche con las caras de los conductores y yo no estaba. En cualquier afiche que mires de cualquier otra radio, veías todos chabones de traje y sigue siendo una lucha. La radio se dio cuenta, fue mutando, fue incorporando voces, a algunas de las que estábamos desde siempre nos dieron más lugar desde lo institucional y después incorporaron nuevas a los programas que había una carga masculina importante.

Creo que fue algo paulatino, podría haber sido antes, pero hoy nos parece imposible ver fotos con todos chabones, hace ruido automáticamente. En un momento la radio despertó, tal vez tarde, pero es un camino que no tiene vuelta atrás.

María O´Donnell

Había que vencer muchos prejuicios, también de muchos departamentos: la idea de cómo iba a recibir el oyente de Metro a una mujer, siendo que yo reemplazaba a Varsky, que si bien hacía política y todo, venía del mundo del deporte. Y el oyente de Metro estaba listo. Nos fue muy bien y en estos dos años se cumplieron muy largamente los objetivos en términos de rating y de facturación.

Era importante cambiar un poco la cuota de género y también era importante hacer un buen programa. Un buen programa se defiende solo, eso es lo más importante.

Era importante cambiar la cuota de género y era importante hacer un buen programa

María O´Donnell — Conductora de De Acá en Más

Sebastián Wainraich

Hasta el momento en que entró Julieta, a la mujer en la radio se la encasillaba en el lugar de o boluda o una depredadora sexual. Me parece que Julieta entró con otro estilo: una piba muy graciosa, muy inteligente, muy rápida y con un discurso super relajado, hablando de la realidad de la mujer desde un montón de lados y con un discurso que fue evolucionando en el tiempo. 

Julieta Pink

El momento en que peor la pasé fue cuando salió un pibe en la sección Taller de Engaño a contar una secuencia aparentemente divertida en la que no mencionó el consentimiento. Nosotros lo dejamos pasar, algo que al aire yo no tuve el control porque estaba distraída, Seba no estaba, fue todo patético todo ese día. Y nos equivocamos no condenamos una situación no consentida y lo levantaron de la peor manera. Nosotros nos angustiamos mucho con la tranquilidad de que íbamos a volver al aire y que fue un error no haberlo percibido pero sabemos quiénes somos y que no vamos a reírnos de una situación condenable.

Metro fue construida como una especie de prima de Rock and Pop

Gabriel Schultz — Co-conductor de Perros de la Calle

Matías Martin

Los viernes salían mujeres y era una entrevista más zarpada. En esa época ser más zarpado era un valor. Mirá cómo cambiaron los tiempos, ¿no? Eso era también para naturalizar la cuestión sexual, no ponerle una cosa de miedo, seriedad, prohibido, hablar de lo que nos da placer. Era por ese lado y nos terminábamos zarpando, obviamente, por lo que teníamos adentro del programa.

El programa fue muy masculino, diría que la radio no porque Andy siempre tuvo chicas. Nuestro programa era el más masculino, más de vestuario de fútbol. También tuvimos mujeres porque no es que estábamos en contra: estuvo Esther Feldman, Malena Guinzburg, Emilse Pizarro y varias más.

María O´Donnell

Pandiella hizo un cambio bastante grande en la conducción clásica machista, creo que tuvo la cabeza mucho más abierta y estaba atento a estos temas. Le importaba que Metro diera este paso.

Creo que los medios todavía vienen atrás respecto de lo que pasa en el resto de la sociedad. En los medios, los análisis políticos son mayoritariamente de varones, los economistas que hablan son varones cuando más de la mitad de quienes se reciben son mujeres. Todo lo que tiene que ver con cierto saber, y el deporte, siguen siendo muy masculinos. Y está lleno de radios de hombres, sólo que a Metro en un momento se lo empezaron a reclamar, cosa que me parece muy bien. Hay muchísimas, muchísimas programaciones que siguen siendo de 100% hombres. Tiene que empezar a cambiar el sentido común y que empiecen a entender que eso no representa lo que somos como sociedad.

Emilse Pizarro

Productora y columnista de Basta de Todo (2016-2020)

Ser una voz femenina al aire no lo sentí como una presión porque lo mío fue super gradual, de empezar en la producción y de a poquito ir participando más en el aire. Sentía que entraba a un equipo que estaba sumamente fuerte hacía más de quince años cuando yo entré, eso me pesaba y me pesaba que yo era super oyente del programa. Sentía que entré a jugar al fútbol y arranqué en la Selección.

Sebastián Wainraich

Cuando un programa te sale bien tenés una adrenalina, una energía muy difícil de explicar. Me acuerdo cuando hicimos el primer programa desde el Maipo en 2011 para festejar los 1500 programas. El teatro era una fiesta con el público. Siempre regalamos las entradas con concursos, la gente se volvía loca por conseguir esas entradas para que gane la gente pero siempre gratis. Tocaron Mollo, Pablito Ruiz, Miranda... Era una fiesta porque hacíamos radio, teatro, música, sketches, todo junto y era genial, se producía algo lindo, siempre era un show con una banda tocando todo el tiempo. Era una fiesta y creo que quedó como uno de los distintivos de Metro y Medio

Matías Martin

Poner música de los 80 los viernes, que empezó como un chiste, terminó con el programa sacando discos y haciendo fiestas. ¡Llenamos el Luna Park! Estábamos en el camarín y veíamos las fotos de que peleó Monzón, tocó Sinatra, estuvo el Papa y nosotros estábamos haciendo una fiesta ahí. Eso fue algo.

Pablo Lete

Con el tiempo, el tema de la música electrónica se fue acotando. Metro empezó a tomar una trascendencia imparable, la verdad es que empezó a crecer mucho en las mediciones, en la facturación, cada vez se instalaba más en la calle y fue tomando cada vez más espacio.

Sebastián Wainraich

Había un discurso ahí que no coincidía con lo musical. Nosotros decíamos al aire: “Fui a ver a Charly, a Divididos” y sonaba dance. Creo que eso quedó expuesto el día que murió Spinetta en 2012. Ese día estábamos todos hablando de Spinetta: nuestro discurso iba por un lado, y la música iba por otro, y a partir de ahí hay un cambio, claramente, que muestra bien claro que pasó en estos años. Pero sí, empezamos a poner bandas nacionales. Antes de repente invitábamos a un artista como Kevin Johansen pero no pasábamos Kevin Johansen.

Matías Martin

Cuando arrancamos había un furor antipolítica, estaba el “que se vayan todos”, la gente estaba muy caliente después de la salida de De la Rúa y nosotros también. En ese momento dijimos “Nunca va a salir un político ni un dirigente de fútbol” y siento que eso nos protegió, aun cuando con el kirchnerismo se puso de moda la política y todo era rosca política y todo era debate político. Pero nosotros no nos metimos, tendríamos nuestras miradas y simpatías de los temas, y creo que no meternos ahí estuvo bien. En esta última etapa, rompimos esa norma que teníamos por dentro porque en el medio de la pandemia, con todos los miedos que generaba, surgió la posibilidad de entrevistar al Presidente de la Nación y dijimos que sí. Y hablamos como cincuenta minutos, hicimos una linda nota hablando un poco de todo.

Galia Moldavsky

Productora de Metro y Medio 2016-2020

Venía de militar, venía del mundo Sociales de la UBA y al principio caía y decía: “Bueno, chau, voy a militar tal causa en Metro y Medio y voy a meter una nota política y esto y lo otro”. Al principio iba con eso y lo padecía porque no era el programa para hacerlo. Es un programa que tiene que ver con el entretenimiento, el humor, la parodia. Cuando entendí lo que era el programa y lo que sabía hacer mejor, que en este caso tiene que ver con los sketches, empecé a trabajar mejor, empecé a pasarla mejor y empecé a ver la mejor versión del programa.

Nicolás “Harry” Salvarrey

La grieta se coló en todos lados. Perros siempre fue un programa con un interés en la política pero es cierto que en la época que se empezó a castigar a la gente por no tomar posiciones extremas nos pegaban. En un mismo bloque nos han puteado por kirchneristas y por macristas.

Era el momento en que había mucho Twitter, veíamos Twitter todo el tiempo y te marcaba un poco la agenda. y te generaban momentos muy confusos y nosotros terminamos alejándonos de entrevistar políticos porque nos ponía en un tono que no era para donde queríamos ir.

Sebastián Wainraich

Yo diría que en nuestro caso no nos impactó mucho la grieta. En el momento que mejor lo viví fue cuando pudimos tomar el tema desde el humor. Ahí en cuando a mi se me hizo más cómodo. Hicimos las secciones tipo “Quién quiere ser millonario” pero con quién quiere ser de derecha, quién quiere ser de izquierda. Y después hicimos otra sección que era para que llamara gente que pensaba distinto. Queríamos hablar con el que piensa distinto. Bueno estamos a favor de aborto legal, marihuana legal, que cada uno decida si quiere monogamia o poligamia, queremos un estado laico. No pensamos igual pero en estas cosas sí, entonces llamaban chicos que decían "yo me voy a casar virgen porque quiero cuidar a mi novia" y conversábamos. Hasta que nos empezó a pasar que llamaban y decían cosas del tipo "mi papá dice que con la dictadura estábamos mejor y yo no tengo argumentos" o alguno que decía que la homosexualidad era un enfermedad... Ya se ponía más heavy. Después no la hicimos más. 

Galia Moldavsky

Era la más chica cuando entré y seguí siéndolo hasta hace unos días cuando me fui del programa. A veces nos pasaba con el coordinador del programa, que tiene 30 años, que por ahí sentíamos que faltaban contenidos que nos hablaran a nosotros. Pero la idea no era que Julieta y Sebastián nos hablaran a nosotros desde un lugar de pares, porque sabíamos que eso no era genuino. Entonces empezamos a generar secciones que tenían que ver más con el chiste de que ellos se encontraran con pibes y pibas de nuestra generación desde el lugar del desconocimiento de algunas prácticas y algunos hábitos. Por ejemplo, generamos la sección Solteros, en la que venían dos personas que ellos no sabían si estaban o no en pareja y tenían que adivinar a partir de una serie de preguntas. También por esa misma sensación de querer hablarle a mi generación sin que quede como forzado, surgió la sección Millennial, que es la columna que terminé haciendo yo. Yo les llevaba términos como ahre, skere y ATR y ellos tenían que adivinar qué significaba. Ahí se generó ese juego al aire de que ellos estaban afuera de algunos temas.

Agustín Espada

La radio viene perdiendo audiencia de una manera no tan acelerada como los diarios en papel o la televisión abierta; en la pandemia hubo un bajón muy importante. Y también es una audiencia que envejece, la radio tiene muchísimos problemas para llegar a la audiencia joven. La Metro es un ejemplo de eso: cómo una programación que fue pensada hace quince, dieciocho años, para hablarle a una juventud porteña, palermitana, con ciertos valores y aspiraciones, no cambió.

Las direcciones de la Metro: mapa interactivo

Matias Martin

Basta podría haber terminado en 2018 cuando se fue Cabito. El programa estuvo a punto de morir ahí y la verdad es que hice un esfuerzo tremendo para que el programa no tuviera un final tan injusto con su historia. Vino Malena y se bancó el temporal, el primer año arrancó difícil y terminó bien, y este año que fue una mierda en líneas generales fue muy bueno para el programa. Nosotros armonizamos, nos encontramos, nos volvimos a reír, volvimos a ser felices. Me pareció que era el momento justo para cerrarlo con una fiesta y no con un velatorio y mirarnos a los ojos, abrazarnos, mirar para atrás y estar muy orgullosos de lo que hicimos.

Me pareció que era el momento justo para cerrar esta etapa con una fiesta y no con un velorio

Matías Martin — Conductor de Basta de Todo

Sebastián Wainraich

Metro fue una radio muy de autor. Cuando yo empecé con Metro y Medio faltaban 6 meses para que naciera mi hija. No es lo mismo hacer radio si sos padre y si no lo sos. Julieta y Pablo también fueron padres. Nos pasaron un montón de cosas y fuimos creciendo con el programa y haciéndonos adultos.

Matías Martin

Me costó tomar la decisión de irme porque son muchos años, de mucho cariño y de mucho corazón puesto, es impresionante lo que despertó. Y no estaba dormido porque la gente estaba ahí pero activó algo de mucho amor de parte de la gente que un poco me sorprendió y un poco no. Y pensaba, viste, los que te dicen “no, no terminen” y demás, no es que estuve un año y medio (risas) Llegué a los 30 y me fui a los 50 años, es como que dejé una parte de mi vida ahí y creo que era el momento justo. 

Gabriel Schultz

Es una decisión que tomaron entre ellos y después de tomarla se nos consultó. Ellos están en otra situación de pago salarial. A mi me redujeron el salario un 20% apenas empezó la pandemia pero siempre me pagaron en fecha. Pero ellos tuvieron muchos años de retrasos y eso fue desgastando la relación con la empresa.

Matías Martin

Nuestros sueldos no estaban atrasados: no nos pagaban, que es distinto. Los últimos tres años pasé seis meses sin cobrar. No quiero avivar heridas, pero bueno, si la radio decide que no te va a pagar durante seis meses tres años seguidos, y...la relación se tensa. Es inevitable.

María O´Donnell

Con Andy tenía un vínculo desde hacía años porque había sido columnista de Perros de la Calle, con Sebastián un poco  también pero mucho más eventual y con Matías había tratado poco. Ellos me apoyaron muchísimo y me abrazaron rápidamente. Me sentí muy cómoda, al punto tal de que cuando ellos decidieron irse, que tenía que ver con un proceso de desgaste de ellos con Metro y de cosas que me precedieron, yo los cargaba y les decía que yo estaba en el medio del baile y me habían prendido la luz. Yo estaba contentísima, estaba feliz, y la decisión de irme fue porque quiero seguir trabajando con ellos. En Metro me ofrecieron quedarme y la verdad es que me voy en súper buenos términos pero me voy con los que me llevaron. 

Pablo Lete

Los fines de ciclo son lógicos, son razonables y me parece que esta salida que han tenido es una excelente oportunidad para que puedan crear otra cosa. Estos pibes son referentes y tienen una energía y un profesionalismo absolutos, con lo cual les va a ir muy bien con lo que se propongan. Me parece una muy buena salida después de veinte años en una emisora. 

La Metro tiene un prócer, tiene un Dios, que es Fernando Peña, y tiene cuatro programas sólidos con conductores homogéneos

Matías Martin — Conductor de Basta de Todo

Matías Martin

Irnos juntos fue fundamental porque nosotros hicimos la radio. La verdad es que la radio fue un fenómeno increíble durante veinte años. Tiene un prócer, tiene un Dios, que es Fernando Peña, y tiene cuatro programas sólidos con conductores homogéneos, que tenemos que ver entre nosotros, que nos llevamos bien, que nos queremos, que nos parecemos poco o mucho según quién mire. Y bueno, entendimos el mensaje de la radio, que nosotros no éramos tan importantes, que lo que valía era la marca, el nombre de la radio, el dial y que nosotros éramos un costo, etcétera, etcétera. Así que bueno, nos vamos a hacer nuestra historia a otro lado y a poner todo como siempre: no sé hacerlo de otra manera.

Javier Bravo

Este es el final de una gran época, de una época increíble de la radio en la Argentina, y se abre el desafío para todos los que nos quedamos para hacer una nueva 95.1. Y tenemos con qué, con quiénes y hacia dónde, que es lo más importante. 

Sebastián Wainraich

Vamos a seguir juntos en otra radio. Después de tantos años, poder mirarnos a los ojos y ver que nos llevamos tan bien y que tenemos ganas de seguir trabajando juntos, e ideas para lo que viene es algo lindo y emocionante. 

María O´Donnell

Arrancamos en febrero. Los cuatro seguimos en el mismo horario y voy a tener algunos cambios en el equipo.

Los que nos quedamos vamos a tener que reinventar la Metro

Gabriel Schultz — Co-conductor de Perros de la Calle

Nicolás “Harry” Salvarrey

Metro tiene ahora una oportunidad de continuar ese camino, pero no sé que van a hacer. No tengo idea cuál va a ser las radios de los 2020s. Sí creo que algo tan masivo como Rock and Pop en los 80 y 90 o la Metro en los 2000s, esa cosa de “Me levanto con ustedes y me acuesto con ustedes” no va a seguir, por una cuestión de cómo se consume radio ahora.

Gabriel Schultz

Si todo sigue su curso normal, en marzo voy a cumplir 21 años en Metro y paso a ser el más viejo, paso a ser el Silvio Soldán de Metro. Los del cartel se fueron y los que nos quedamos vamos a tener que reinventarla y a partir de eso por supuesto que va a haber cambios importantes.

Etiquetas