Se debatirá en el recinto

JxC (y los gobernadores) le arrebataron al FdT el dictamen por Humedales y hay incertidumbre sobre la ley en Diputados

Fuera del Anexo de Diputados, una protesta callejera reclamó por la ley de Humedales

0

Por primera vez en casi diez años, el proyecto de ley de Humedales obtuvo hoy dictamen del plenario de comisiones de Diputados, pero diferencias políticas entre el oficialismo, la oposición y los gobernadores del Norte Grande amenazan con bloquear la iniciativa antes de que llegue al recinto. 

Contrario a lo esperado cuando se inició el debate hace dos meses, Juntos por el Cambio se alzó con el dictamen de mayoría en las comisiones de Recursos Naturales (RR.NN.), Agricultura y Presupuesto. Con más énfasis en evitar restricciones a la actividad productiva, la iniciativa tuvo el apoyo de los diputados peronistas del bloque Córdoba Federal, lo que le da a la oposición la prioridad de que su texto sea el primero en votarse cuando el tema llegue al recinto. El proyecto del Frente de Todos obtuvo el dictamen de minoría, y consiguió sumar firmas del socialismo santafesino y de Identidad Bonaerense

La foto refleja el desafío que tiene el oficialismo ahora: tendría que aceptar llevar a votación una iniciativa opositora, al menos que se asegure la introducción de cambios claves. Además, se abrió una nueva crisis interna en la coalición de gobierno: a la reunión faltó un importante puñado de legisladores que responden a los gobernadores peronistas que están en contra de la ley, lo que podría haber inclinado la balanza en favor del oficialismo. De las diez provincias norteñas, ocho son controladas por el peronismo. También rechazan la iniciativa otras jurisdicciones mineras como San Juan y Mendoza.

Los dos dictámenes tienen parecidos en la definición de humedales, el inventario, las restricciones, la moratoria y el financiamiento. Son grandes puntos de acuerdo de la política argentina de los dos grandes bloques parlamentarios

Leonardo Grosso Presidente de la comisión de Recursos Naturales

El kirchnerista Leo Grosso, autor del texto que tenía mayor consenso público y presidente de la comisión de RR.NN., se mostró a la expectativa de llegar a un acuerdo con la oposición para combinar los textos, aunque es una posibilidad todavía lejana, según recogió elDiarioAR de fuentes de JxC. “Los dos dictámenes tienen parecidos en la definición de humedales, el inventario, las restricciones, la moratoria y el financiamiento. Son grandes puntos de acuerdo de la política argentina de los dos grandes bloques parlamentarios. Tenemos una oportunidad. Resolvamos las diferencias, el articulado, el hasta dónde, el cómo, lo finito”, expresó Grosso en el cierre de la comisión. 

La intención del dirigente del Movimiento Evita es aprovechar la extensión de las sesiones ordinarias hasta el 30 de diciembre para intentar acordar cambios, pero ahora la pelota está del lado de JxC, que podría intentar conseguir por su lado una mayoría en el recinto para aprobar su proyecto. Complejiza el panorama, además de la fuerte presión de las provincias, el lobby de los empresarios mineros y agrícolas. 

“Nada termina acá”, apuntó Grosso, que en las últimas semanas tuvo fuertes cruces de acusaciones con el radical Ricardo Buryaile, titular de la comisión de Agricultura. Incluso el propio diputado cambiemita pidió “disculpas si hubo algún exabrupto” y exigió que se abra el diálogo sobre la iniciativa a las provincias, pese a que los gobernadores nunca respondieron a las tres invitaciones que tuvieron.

“Tenemos un compromiso con respecto a la defensa del medio ambiente, a la agenda contra el cambio climático y de qué manera es compatible con la producción y el desarrollo sostenible”, apuntó a su turno Maximiliano Ferraro, de la Coalición Cívica, uno de los autores del proyecto mayoritario de JxC. Intentó desmentir las acusaciones del kirchnerismo. “Tener una ley es brindar previsibilidad a todos los sectores involucrados, para poder desarrollarnos de forma sostenible y valorando los beneficios que los humedales nos aportan”, agregó.

En sus claves, los proyectos de ley determinan qué es un humedal –ecosistemas caracterizados principalmente por contener agua–, disponen que haya un inventario, y establece parámetros mínimos de conservación ambiental. Las diferencias entre ambos dictámenes están en que JxC le otorga más potestades a las provincias, por ejemplo incorporándolas en el desarrollo del inventario y en el ordenamiento territorial, además de que dispone que las autoridades nacionales de aplicación sean tanto el Ministerio de Ambiente como la Secretaría de Agricultura. 

Además, el fondo fiduciario que crea la ley de JxC dispone que haya un 70 por ciento de los recursos destinado a los titulares de los predios donde haya humedales a conservar, y un 30 por ciento para las jurisdicciones –distribución que no contempla en el proyecto oficialista–.

Máximo, ausencias, cruces y bombos

Mientras el proyecto de JxC consiguió 55 firmas propias, el del oficialismo juntó 49. El Interbloque Federal votó dividido. Al inicio del debate la incertidumbre era tal sobre el “poroteo” que hasta Máximo Kirchner apareció por la Sala 2 del Anexo C de Diputados, ubicado al frente del edificio del Congreso. 

El legislador y ex titular de la bancada del FdT forma parte de la comisión de Grosso –es una de las pocas que integra–, pero nunca había aparecido en las reuniones sobre el tema. Fue una sorpresa para propios y ajenos: “Que le lleven el dictamen al despacho en un plato volador, no sé”, comentó ayer con ironía un diputado también kirchnerista.

Sabiéndose derrotados en los dictámenes, en el oficialismo no tardó en circular la lista de diez diputados propios de las provincias en contra de la norma y que se ausentaron a la reunión, lo que podría haber cambiado el resultado final: Daniel Brueín y Nilda Moyano, de Santiago del Estero; Pamela Calletti, de Salta; Sergio Casas, de La Rioja; Silvana Ginocchio y Anahí Costa, de Catamarca; Ana Aubone, de San Juan; Graciela Parola y Nelly Daldovo, de Formosa, y Liliana Paponet, de Mendoza. 

Muchos de esos diputados estaban a favor de la ley cuando hace dos meses el pleno del recinto votó el emplazamiento para su tratamiento en comisiones. Incluso tuvieron negociaciones directas con Grosso, según pudo reconstruir elDiarioAR. Pero cambiaron su voto cuando a fines de septiembre el grupo de gobernadores del Norte Grande, desde Estados Unidos –adonde estaban acompañados por Wado de Pedro–, lograron presionar para que se suspenda a último momento una reunión en la que se esperaba que hubiera dictamen. 

Nadie tiene que vivir la incorporación de cambios como una traición. No nos acusemos de traidores entre nosotros. No puede ser que lograr consensos para algunos sea antidemocrático

Germán Martínez Jefe del bloque del FDT en Diputados

“Nadie tiene que vivir la incorporación de cambios como una traición. No nos acusemos de traidores entre nosotros. No puede ser que lograr consensos para algunos sea antidemocrático”, dijo este jueves durante la comisión el jefe del bloque oficialista, Germán Martínez, que en los últimos días llegó a conversar directamente con algunos gobernadores, pero sin suerte de convencerlos.

La última jugada contra la ley ocurrió ayer, cuando en la comisión de Minería expuso la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM). A través de un paper denunciaron que la iniciativa oficialista sobre Humedales “puede llegar a paralizar proyectos ya analizados y aprobados” y que “presenta una definición extensa del bien jurídico a proteger y genera incertidumbre en el sector productivo”. Además del litio –que básicamente son espacios donde hay agua, por lo que serían considerados humedales–, estiman que la ley afectaría la explotación de otros recursos como cobre, plata y oro. 

“La cámara de empresarios mineros miente. Hacen decir a la ley lo que la ley no dice. No pueden contestar porque denuncian que la ley va a arrasar con la producción. Vienen solo a oponerse. Tienen una postura interesada y quieren hacer negocios solo con menos controles”, los cruzó hoy en el plenario sobre Humedales la kirchnerista Florencia Lampreabe. El encuentro de ayer había sido encabezado por Walberto Allende, diputado oficialista oriundo de San Juan. “Llegó el momento de decir quiénes no reunieron el coraje de decirle a la ciudadanía qué piensan sobre la ley”, completó la diputada, que reclamaba el silencio de sus colegas. 

De fondo llegaba el ruido de los bombos de las organizaciones ambientalistas y sociales que reclamaron en las inmediaciones del Congreso bajo la consigna #LeyDeHumedalesYA, por ahora pendiente. Habrá que esperar qué hace al respecto la política.

MC

Etiquetas
stats