Macri, el anfitrión de Happening que no toma partido ni descarta volver

Mauricio Macri, junto a la jefa partidaria, Patricia Bullrich,, en una imagen de febrero de 2022 en Villa la Angostura.

0

Fue el organizador de una cena con aires de lujo ochentoso. Mauricio Macri convocó a Patricia Bullrich y a Horacio Rodríguez Larreta en el restaurante Happening, ubicado desde hace más de 50 años en la Costanera norte. La jefa del PRO eligió ir acompañada por el ex senador Federico Pinedo, quien la asesora en política internacional. El alcalde porteño llegó con la diputada María Eugenia Vidal.

En la noche del lunes, Macri cumplió el papel de anfitrión, parado por encima de la interna entre Rodríguez Larreta y Bullrich. Durante la cena, que duró dos horas, el ingeniero de la UCA buscó suavizar las diferencias que existen entre ambos grupos. Su objetivo es que el choque de ambiciones entre las tribus amarillas no desborde y ponga en riesgo la unidad cambiemita. 

“Su prioridad genuina es que Juntos por el Cambio gane el año que viene”, afirma una de las personas presentes en Happening. “Conversamos sobre la situación económica general. Él está muy preocupado por la inflación y confrontación que hay dentro del Gobierno”, agrega. 

Sobre el método para ordenar las ambiciones presidenciales de Larreta y Bullrich, no hay una posición definida. La que tiene más claro qué vía prefiere es la exministra de Seguridad. Bullrich pretende que las PASO del 2023 ordenen y dejen fuera de carrera a alguno de los dos postulantes. La Piba apuesta a que el núcleo duro PRO la premie en una primaria. O mejor dicho: que castiguen la presunta tibieza de su adversario íntimo. 

Rodríguez Larreta todavía no cuenta con una martingala favorita. La hipótesis de una interna partidaria perdió impulso en las últimas semanas. Cerca de Bullrich, sin embargo, están en guardia. “Horacio podría aparatear en su favor una elección de afiliados”, asegura un bullrichista.  

Puesto a elegir entre Larreta y Bullrich, Macri promueve la prescindencia. Pero a la vez se inclina por el sistema impulsado por la jefa del PRO. “Lo veo a cada uno muy bien plantado con su perfil, ya confirmaron que tienen vocación de conducir la Argentina y los voy a ayudar hasta el día que comiencen las PASO”, comentó Macri en TN.

Pero el expresidente todavía no descarta la posibilidad de ir en persona por un nuevo mandato. Su omnipresencia reciente, almuerzo con Donald Trump incluido, alimenta esa chance. En un mensaje grabado hacia la tropa amarilla coqueteó con la idea. ¿Un “segundo tiempo” protagonizado por él mismo? Ni siquiera Macri lo tiene decidido. Pero en el círculo de confianza mauricista tampoco descartan que el expresidente, todavía procesado en una causa de espionaje ilegal, vaya por la revancha en 2023. Y advierten para el que quiera oír: “Si Mauricio se presentara en una PASO de Juntos, ganaría cómodamente”.

En sus encuentros con la tropa amarilla, Macri además baja una línea concreta: no casarse con ningún aspirante a la presidencia. Ni con Larreta, Patricia Bullrich ni María Eugenia Vidal. “Acompañen, caminen y jueguen con todos. Que nadie les pida exclusividad”, les recomendó a un grupo de legisladores bonaerenses. 

Este martes, el fundador del PRO se mostró con Rodríguez Larreta en una escuela porteña de Pompeya. Hace un par de semanas, antes de viajar a Parma para jugar en un mundial de Bridge, almorzó en Pepino con Patricia Bullrich. Macri eligió una hamburguesería clásica y popular de Olivos. 

Además de haber sumado a Pinedo a su escudería, Bullrich cuenta con el apoyo de un exministro y un exembajador macrista. ¿Quiénes? Dante Sica, quien fue ministro de Producción y Trabajo, y el ex representante de Argentina en China Diego Guelar. 

AF

Etiquetas
stats