Patricia Bullrich arma su gira por EEUU, pero no quiere foto con Clinton

Bullrich y Marc Stanley, el martes pasado en la embajada de EEUU

0

La Piba quiere eludir el paquete turístico prefabricado para los candidatos argentinos. Y busca despegarse especialmente del tour que incluye encuentros con figuras canónicas del Partido Demócrata, como Bill Clinton. Patricia Bullrich pretende diferenciarse del viaje que, en septiembre del año pasado, hizo su adversario de la interna amarilla, con quien la relación “ya no fluye”. 

Con el traje de presidenciable puesto, Horacio Rodríguez Larreta concretó en 2021 una gira de manual por Washington y Nueva York. Se reunió con funcionarios, dirigentes, banqueros y lobistas. Y logró dos mano a mano con dirigentes demócratas de peso simbólico. Se fotografió con el expresidente Bill Clinton y con el exsecretario de Estado de Barack Obama, John Kerry, quien actualmente dirige la oficina de Cambio Climático de Joe Biden.

A partir del domingo próximo, será el turno de Bullrich en Estados Unidos. La jefa del PRO recorrerá Washington y Nueva York. Ahí desplegará una agenda clásica de citas con representantes del establishment y fundaciones. Pero su objetivo es ampliar la experiencia a otras ciudades y personajes. Paseará por Chicago y otra ciudad a definir. “Queremos hacer algo diferente. Ir más a los Estados Unidos profundo, ver fábricas, indagar cómo impactó la pandemia y recorrer el interior, como hacemos en la Argentina”, afirma un armador cercano a Bullrich. Y agrega con picardía antilarreteana que “además no tenemos plata para pagar un almuerzo y una foto con Clinton, como hacen otros”.

La Piba se subirá al avión el sábado. Lo hará junto a dos dirigentes que responden a su liderazgo. Uno cuenta con perfil técnico y el otro con más expertise en la rosca política. Se trata del ex funcionario del Ministerio de Seguridad de Bullrich, Alberto Föhrig, doctorado en Ciencias Políticas en Oxford, y del actual legislador Juan Pablo Arenaza. 

El martes pasado, Bullrich intercambió detalles sobre su viaje con el embajador de Estados Unidos en la Argentina, Marc Stanley. “Muy satisfecha luego de la importante reunión con el nuevo embajador de Estados Unidos en Argentina, Marc Stanley, con quien analizamos el futuro de la relación bilateral, nuestra visión sobre la guerra en Ucrania y la defensa del sistema democrático en el mundo”, tuiteó la exministra de Mauricio Macri. El demócrata también difundió por twitter el dato de la reunión realizada en la embajada estadounidense. La cita duró una hora y media. 

“Encantado de conocer más sobre el próximo viaje de @PatoBullrich a varias ciudades importantes de los EEUU y su perspectiva sobre el crecimiento futuro de la relación Argentina-EEUU”, escribió Stanley tras la reunión. Bullrich conocía el lugar a la perfección. Es habitué de las celebraciones de cada 4 de julio por el Día de la Independencia. En 2019 incluso asistió disfrazada de cowgirl, con sombrero texano, jeans y pañuelo a tono. 

Para el momento del cara a cara con Stanley, a Bullrich ya se le había pasado la decepción con el giro pragmático encarado por Biden. ¿Cuál? El deshielo hacia Venezuela, en el contexto de un acuerdo petrolero para sustituir las importaciones que Estados Unidos realizaba desde Rusia. “Duele la realpolitik. A uno le duele el alma, me imagino a [Juan] Guaidó, a la resistencia venezolana. Duele que sea tan burda esta idea de que ahora me conviene Venezuela”, se lamentó Bullrich hace tres semanas.

Abogado alineado con Biden desde antes de la elección presidencial, Stanley asumió como embajador en enero pasado. Y desde entonces mantuvo una agenda de perfil altísimo y enorme amplitud ideológica. Se vió con Alberto Fernández y Mauricio Macri, con Cristina Kirchner y Patricia Bullrich. El lunes se juntó con la vicepresidente y, el martes, con la jefa del PRO. El miércoles a la noche, la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en Argentina (AmCham) realizó un cóctel para darle la bienvenida. Por la AmCham desfilaron Cristian Ritondo, Mario Negri y Gerardo Morales, en homenaje a Stanley. 

El embajador de Biden está decidido a que su cargo alcance una visibilidad que no tuvo en los últimos años. El martes incluso le dio algunos tips y consejos de viaje a la ex militante del peronismo revolucionario. 

AF

Etiquetas
stats