Aprueban el regreso del juez Farah y envían una nueva terna para completar la Cámara Federal

El juez Eduardo Farah necesita ahora el aval de Alberto Fernández para regresar a su cargo en un tribunal clave.

elDiarioAR

0

El Consejo de la Magistratura, que elige y controla a los jueces, tomó este jueves dos decisiones centrales en torno a la Cámara Federal porteña, el tribunal de apelaciones que revisa las decisiones de los jueces de Comodoro Py a cargo de las causas de presunta corrupción. El plenario del organismo dispuso el retorno del juez Eduardo Farah a la Sala II de la Cámara y aprobó las ternas de candidatos para completar ese tribunal, informó la agencia Télam.

En el primer lugar de la terna para la Sala I del tribunal se encuentra Diego Amarante, titular del Juzgado Nacional en lo Penal Económico 5; seguido por el abogado constitucionalista Roberto José Boico, uno de los abogados de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner; y completando el grupo, el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla. El presidente Alberto Fernández ya envió al Senado otro pliego del juez de Dolores para ocupar el tribunal federal 1 de La Plata, con competencia electoral.

El regreso de Farah

El juez Farah había dejado su vocalía en el tribunal en 2018, luego de haber ordenado la libertad del empresario Cristóbal López por el caso Oil Combustibles, una causa impulsada por la AFIP durante la gestión de Cambiemos. Entonces, pidió el traslado al Tribunal Oral Federal número 2 de San Martín.

Este año, solicitó regresar a su cargo original en la Cámara Federal porteña, tras el fallo de la Corte Suprema sobre los traslados de jueces en ese tribunal. El presidente del Consejo, Alberto Lugones, señaló que en 2018 “Farah tuvo que pedir el traslado por una campaña muy pesada en los medios: lo llamaban a la casa y le decían a su hijo que su padre era un delincuente” por haber fallado a favor del dueño del Grupo Indalo, investigado en la causa Los Sauces por pagar alquileres de propiedades de la familia Kirchner.

Este jueves, por ocho votos contra dos (hubo además dos abstenciones), el Consejo aprobó el pedido de Farah para regresar a la Cámara Federal porteña y giró el trámite al Poder Ejecutivo. Ahora, su regreso depende de un decreto del Presidente.

Farah tuvo que pedir el traslado por una campaña muy pesada en los medios: lo llamaban a la casa y le decían a su hijo que su padre era un delincuente.

El Consejo pugnó entre un dictamen de mayoría, presentado por el consejero académico Diego Molea, que proponía hacer lugar al pedido de Farah, y uno de minoría firmado por el consejero y diputado del PRO, Pablo Tonelli, que por el contrario sugería rechazar la moción del juez.

Molea explicó que, a su juicio, no se trata de un nuevo traslado sino de “un reintegro al ámbito en el que él (Farah) había concursado en el concurso 173”, que siguió todos los requisitos constitucionales.

Tonelli, en cambio, citó el punto 8 del fallo de la Corte en el reclamo de los jueces con traslado Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi que mencionó que los jueces con traslado no debían volver a sus tribunales de origen hasta tanto no se cubrieran esas vacantes de traslado.

En la interpretación del fallo de la Corte, y sus alcances, terció el representante de los jueces, Juan Manuel Culotta, planteando que “es inexorable que Farah tenga que volver en la medida que avance el concurso del tribunal de San Martín”, informó Télam. “Me parece razonable que si él (Farah) no concursa, vuelva a la Cámara”, agregó el magistrado consejero.

Una terna clave 

El Consejo también aprobó por amplia mayoría la terna del concurso 412, convocado para cubrir un cargo de vocal en la Sala II del mismo tribunal. De este modo, con el retorno de Farah más la designación que surja de la terna, la Cámara quedaría integrada completamente, con sus seis cargos ocupados. Hay otro concurso iniciado la semana pasada para las vocalías que ocupan Bruglia y Bertuzzi.

Hasta el momento, la Sala II tiene como único integrante a Martín Irurzun, al que se le sumará Farah cuando concluya su trámite de reintegro y alguno de los tres postulantes aprobados por el Consejo: Amarante, Boico o Ramos Padilla.

En la misma votación, los consejeros desestimaron una impugnación “a la idoneidad” de Ramos Padilla, presentada por diputados de la Coalición Cívica que conduce la ex diputada Elisa Carrió.

Ahora el Poder Ejecutivo deberá elegir uno de los candidatos (el orden de mérito no es vinculante), y luego el Senado debe prestar su acuerdo para que se cumplan así los pasos exigidos por la Constitución.

ED

Etiquetas