Arde el Litoral: además de Corrientes, ya hay seis incendios activos en Misiones y uno en Formosa

Chacareros cargan tanques de agua en la caja de sus camionetas y remueven brasas para intentar frenar el avance del fuego en el norte de Corrientes.

0

El gobernador de Corrientes Gustavo Valdés, declaró a la provincia argentina como “zona de catástrofe ecológica y ambiental” a causa de los incendios que afectaron a más de 785 mil hectáreas, casi un 9 % de su territorio, y estimó este sábado que las pérdidas van a superar los 40 mil millones de pesos. Según Valdés, hay 17 focos de incendios en la provincia.

Según el informe diario del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, este sábado permanecían activos diez incendios y uno contenido en Corrientes, donde trabajan 114 brigadistas, con el despliegue de cinco aviones hidrantes, un avión observador, tres helicópteros y tres autobombas. En la provincia de Misiones, se reportan seis incendios activos y dos contenidos -donde trabajan 34 brigadistas con el despliegue de dos aviones hidrantes y un helicóptero- y en Formosa, se registra otro incendio activo.

El gobernador correntino dijo también que el presidente Alberto Fernández “se comprometió a darles líneas de ayuda a todos los productores” agropecuarios de la provincia.

“Hablé con Alberto y nos va a brindar ayuda, ojalá que se cumpla y podamos trabajar en conjunto”, manifestó Valdés y expresó que “se comprometió para generar los resortes necesarios para poder salir adelante después de esto”.

“La situación es desesperante”, dijo en una entrevista radial el gobernador correntino. Indicó que espera que la lluvia ayude a frenar el avance del fuego: “Lo único que puede llegar a equilibrar esto es un cambio climático. Tiene que ser la misma naturaleza, nosotros no lo podemos contener”.

Pero el ministro de Ambiente nacional, Juan Cabandié, dijo en un comunicado que las lluvias que se esperan para el lunes próximo “es un frente de tormentas que se prolongará por unos días y no se puede asegurar que estas condiciones extingan el fuego por completo”.

Corrientes sufre desde mediados de enero un progresivo aumento de las áreas quemadas que ha arrasado con bosques nativos, bosques cultivados y esteros y enclaves productivos, matando animales -en una provincia que estaba incorporando especies extintas- y generando la desesperación e impotencia a los productores y el miedo en la población.

De acuerdo al último informe de evolución de los incendios elaborado por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), la superficie quemada en Corrientes -provincia que limita con Paraguay, Brasil y Uruguay- alcanzó 785.238 hectáreas al 16 de febrero último, lo que representa un 8,8 % de la provincia.

El ritmo de incremento de la superficie afectada por quemada pasó en nueve días de una tendencia de 20 mil hectáreas diarias a cerca de 30 mil, según el informe del INTA al 16 de febrero.

Valdés sostuvo que por los incendios, “la situación es muy angustiante, muy desesperante” y señaló que “tenemos 17 focos, los bomberos y todos estamos trabajando enormemente y la situación, es muy compleja”.

“Lo más golpeado son los Esteros del Iberá. Es gigantesco lo que está pasando”, dijo el gobernador.

En valores absolutos las coberturas vegetales más afectadas fueron las de ambientes de humedales con más de 460 mil hectáreas acumuladas, según el INTA, entre los que se encuentran los esteros y otros bañados donde se duplicó el área afectada, a más de 245.110 hectáreas.

En los bosques cultivados, el área quemada aumentó casi 2 veces y media, a 31.265 hectáreas, y en los bosques nativos pasó a 28.733 hectáreas, según el INTA.

Los incendios se enmarcan en el cambio climático y la sequía intensa que aqueja al país, pero tanto las autoridades -por la práctica agropecuaria de quemar pastizales- como los privados -por razones políticas- sospechan que han sido intencionales.

El INTA indicó que al 16 de febrero en Corrientes continuaron “las escasas precipitaciones y las elevadas temperaturas que propiciaron las condiciones para la proliferación de focos de calor, e incendios, espontáneos o intencionales”.

Corrientes recibió la colaboración de otras diez provincias y del Gobierno nacional -con un aporte de 200 millones de pesos procedentes del Tesoro (unos 1,8 millones de dólares), 200 millones del Ministerio de Agricultura y 100 millones del Ministerio de Desarrollo Social (alrededor de 900.000 dólares)-, en tanto Valdés trata ahora de aplacar la disputa por la demora en la asistencia del Ministerio de Ambiente.

Con información de EFE y Télam

Etiquetas
stats