Cannabis

Las claves de la nueva ley que regulará el desarrollo del cannabis medicinal y del cáñamo industrial

Diputados convirtió en ley el proyecto que regula el desarrollo del cannabis industrial.

elDiarioAR


0

La Confederación Cannábica Argentina saludó en las últimas horas la “decisión histórica” de la reglamentación, en la Cámara de Diputados, de la cadena productiva del cannabis y del Cáñamo, que pone al país “un paso adelante en el rol de la industria del cannabis” en América Latina y el mundo. La iniciativa busca establecer un marco legal que regule y autorice las etapas de siembra, cultivo, cosecha, producción, almacenamiento, transporte, comercialización, importación, y portación. Además, establecerá la posesión de semillas de cannabis, de la planta de cannabis, y de sus derivados, con fines de aplicación medicinal, terapéutica, paliativa o de investigación científica.

Diputados convirtió en ley el desarrollo del cannabis medicinal y cañamo industrial

Diputados convirtió en ley el desarrollo del cannabis medicinal y cañamo industrial

En un comunicado firmado por su titular, Leandro Ayala, la Confederación, bajo el título de “Un hecho histórico” saluda y felicita “a las y los diputados que con la decisión histórica que tenemos hoy, logramos la reglamentación de la cadena productiva del Cannabis y del Cáñamo para poner a nuestra Nación un paso adelante en el rol de la industria del cannabis en América Latina y en todo mundo”.

“A partir de hoy en la Argentina hay una nueva manera de producir, una nueva manera de desarrollarse, una nueva posibilidad de trabajar con ascenso social para cientos y miles de trabajadores y trabajadoras”, sostiene el comunicado. Y agrega: “El cáñamo tiene numerosos beneficios para las industrias alimentarias, de bienestar, en textiles, en la industria automotriz, en la sustitución del plástico, en el desarrollo de comunidades tradicionales y para retener los impactos en suelos dañados por la radiación”. 

Las claves para entender la Ley

  • 1  Crea un marco regulatorio de la cadena de producción, industrialización y comercialización de la planta de cannabis, sus semillas y sus productos derivados para uso industrial y/o medicinal, incluyendo la investigación científica, con vistas a satisfacer el mercado local y generar exportaciones.
  • 2  Establece un marco legal que autorice -a través de un fuerte esquema regulatorio- las etapas de siembra, cultivo, cosecha, producción, almacenamiento, transporte, comercialización, importación, exportación y posesión de semillas de cannabis, de la planta de cannabis, y sus derivados.
  • 3  La ley posibilita y fomenta los proyectos de inversión pública, privada o mixta en los distintos segmentos de la cadena sectorial del cannabis medicinal. Asimismo, incluye la legalización de los diferentes eslabones productivos y de comercialización del cáñamo o cáñamo industrial y sus subproductos.
  • 4  En los fundamentos del proyecto, el Ejecutivo aclaró que el mismo “no incorpora definiciones referidas al uso o aplicación terapéutica del cannabis”, cuestión que debe quedar bajo la órbita del Ministerio de Salud, sino que “está exclusivamente dirigido a promover y regular el desarrollo de la cadena productiva del cannabis de uso medicinal y el cáñamo”.
  • 5  La iniciativa dirige el otorgamiento (y posterior control) de las licencias a una serie de eslabones productivos de mayor escala y formalidad jurídica (empresas privadas, empresas públicas, consorcios mixtos, asociaciones civiles, cooperativas, etc.).
  • 6  Se creará una agencia reguladora, un nuevo actor público, que oficiará como órgano rector y articulador de la cadena productiva del cannabis y tendrá a su cargo las múltiples instancias de regulación involucradas: la Agencia Regulatoria de la Industria del Cáñamo y del Cannabis Medicinal (ARICCAME).
  • 7  Se contempla un régimen sancionatorio por incumplimientos a las disposiciones y/o a las reglamentaciones que en su consecuencia se dicten, con sanciones que van desde el apercibimiento a la inhabilitación para operar en los plazos que se prevean, pasando por la multa, la suspensión y la caducidad de la autorización.

Cannabis Industrial

Kulfas celebró la sanción de la ley

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, celebró la sanción de la ley que establece un marco regulatorio para la inversión pública y privada en toda la cadena del cannabis medicinal y cáñamo Industrial, aprobada ayer por la Cámara de Diputados, al señalar que “hoy nace una nueva industria en la Argentina”.

“Con esta ley, se amplía y diversifica la matriz productiva nacional. Con esta ley ganamos todas y todos”, enfatizó el funcionario en un hilo de tuits publicado anoche, al término de la sesión de la Cámara baja.

En este sentido, el ministro de Desarrollo Productivo sostuvo que, al convertirse en ley ese marco regulatorio, “nace una nueva industria en la Argentina” porque ahora el país tiene una “industria nacional de cáñamo y cannabis medicinal”.

“Agradezco a las y los diputados por convertir en ley uno de los proyectos productivos que impulsamos desde @produccion_arg”, señaló el ministro a través de la red social Twitter.

Del mismo modo, en diálogo esta mañana con la radio online Futurock, Kulfas enfatizó que la nueva normativa es fruto de un “trabajo y consenso con muchos sectores de la producción, de la sociedad civil y las ONGs”.

Además, remarcó que permitirá “desarrollar en escala al sector”, el cual hoy legalmente solo está permitido “en muy pequeña escala, para investigación o consumos muy pequeños”.

El funcionario estimó que la ley permitirá “crear cerca de 10.000 puestos de trabajo en un plazo relativamente breve y poder desarrollar una economía productiva en varias provincias del país”.

En tanto, desde el punto de vista de la salud, Kulfas aseguró que la norma le va a dar “una respuesta concreta a mucha gente que lo necesita”.

“Están probadas las capacidades terapéuticas del cannabis medicinal. Hay muchísimas madres que lo saben por sus hijos que lo consumen para la epilepsia, y también para un montón de enfermedades y tratamientos donde está demostrado que realmente ayuda”, explicó.

Además, Kulfas puso de relieve que la flamante ley “crea el Consejo Federal para el Desarrollo de la Industria del Cáñamo y el Cannabis Medicinal, que estará constituido por un representante de la Nación, uno por cada provincia y uno por CABA, quienes cumplirán sus funciones de manera honoraria”.

“La normativa también crea la Agencia Regulatoria de la Industria del Cáñamo y del Cannabis Medicinal (Ariccame), un organismo descentralizado que tendrá autarquía administrativa, funcional, técnica y financiera, y que funcionará dentro del Ministerio de Desarrollo Productivo”, destacó.

En este sentido, precisó que “la Ariccame va a regular toda actividad económica de la cadena productiva del cannabis para uso medicinal e industrial”, y sostuvo que “para promover la investigación científica, la Ariccame tendrá articulación con universidades públicas y organismos de ciencia y técnica de todo el país”.

“Para apoyar a los emprendimientos, pequeños productores y Pymes, trabajará con la Sepyme en programas de financiamiento”, agregó.

En ese sentido, Kulfas rechazó el argumento de la diputada del PRO, Graciela Ocaña, quién en la Cámara, al votar en contra del proyecto, cuestionó que “el aparato burocrático de magnitud que se crea para implementar la ley va a traer un gasto enorme y no un beneficio para el tema de la salud”.

“Para hacerlo bien, para tener estándares de calidad y, según hemos estudiado de experiencias internacionales, conviene tener una agencia, lo cual va a simplificar la burocracia porque van a estar todas las áreas del Gobierno involucradas en el mismo lugar, con una ventanilla única para trabajar las licencias que se soliciten y controlar que existan las condiciones adecuadas de calidad”, detalló.

Por otro lado, sostuvo que “el gasto que genera esto es insignificante al lado de todo lo que se va a generar de actividad económica y de impuestos que se van a pagar”.

Con información de agencias.

IG

Etiquetas
stats