Un fallo en la provisión de oxígeno agrava la crisis política y sanitaria en Corrientes

Tanques de oxígeno en Corrientes

La serpentina de un enorme tubo blanco aparece congelada en el caluroso mediodía correntino. Un operario intenta derretir el hielo con una hidrolavadora térmica para estabilizar la presión de la provisión de oxígeno que alimenta el Hospital de Campaña de Corrientes, el único centro de salud de la provincia para atender a todos los pacientes con Covid-19 que requieran internación.

Es jueves a la siesta. La disminución en la presión de oxígeno genera que las alarmas de los respiradores que asisten a los pacientes internados comiencen a sonar, desencadenando un sistema de respaldo para que nunca se corte el suministro de quienes lo necesitan para poder respirar. Otras alertas también se ponen en funcionamiento. Se solicita al personal de salud y de mantenimiento que no está trabajando que asista el hospital para colaborar. 

La crisis tiene su epicentro en la Sala A del hospital, una terapia intermedia donde están internados pacientes graves y moderados. Allí la presión es compensada con tubos de oxígeno que incorporan al sistema de forma manual. A partir de ese momento, las versiones de los hechos se confunden.

Es jueves a la tarde y comienzan a circular audios por WhatsApp con mensajes desesperantes, describiendo un panorama dantesco en el centro de salud. Aparecen videos del enorme tubo blanco. Aparecen videos de un camión envuelto en bruma. Hablan de una explosión, de muerte, de elecciones. Por la tarde, continúa la confusión. Quienes tienen familiares internados en el hospital se preocupan y esperan sin éxito información. Acuden a las redes sociales, a las mensajerías de las radios capitalinas. Recién a la noche, el gobierno informa que el viernes a las 9 de la mañana se brindará una conferencia para dar a conocer los incidentes en la provisión de oxígeno del Hospital de Campaña.    

¿Qué sucedió? Aún se investiga. 

La larga jornada del jueves fue una de las más críticas para Corrientes desde que se declaró la pandemia en marzo del 2020. En sólo una semana (del 30 de mayo al 5 de junio), se registraron 5.477 casos, cerca del 10 por ciento del total de personas con coronavirus en 16 meses. En los últimos siete días, fallecieron además 66 correntinos y correntinas por la enfermedad, marcado un incremento en el porcentaje muertes cada 100 mil habitantes. Los contagios en esta provincia del NEA, tienen un panorama peor que los del AMBA.  

Ahora es viernes. El ministro de Salud, Ricardo Cardozo, que permanece en funciones luego del escándalo por el transporte de vacunas en su camioneta personal, brinda una conferencia de prensa junto al director del Hospital de Campaña, Alberto Arreguín y al infectólogo, Fernando Achinelli. Explican entonces cómo se produjo el congelamiento y cómo actúa el sistema de respaldo para evitar que cualquier paciente se quede sin oxígeno. “No nos quedamos nunca sin oxígeno. Nunca explotó”, dice Cardozo y agrega que continuarán trabajando con la empresa proveedora para que este tipo de incidentes no se repitan. 

La empresa a la que refiere Cardozo es Avedis, una firma de larga trayectoria en el mercado de oxígeno medicinal y una productora de gas que provee a parte del sistema sanitario del NEA a través de una planta de fraccionamiento y envasado ubicada en Formosa. 

Durante la conferencia, Cardozo reitera que el incidente está siendo investigado para conocer las causas del congelamiento y verificando los protocolos para evitar que se reitere. Insiste en que “nadie se quedó sin oxígeno” y que la cantidad de personas que fallecieron ese día se corresponde con el promedio diario. Antes de finalizar el contacto con la prensa va un poco más allá del incidente técnico y se refiere a la circulación de información en las redes sociales. “Estamos investigando si no hubo alguna mano negra”, apunta y concentra sus críticas en la oposición partidaria y el periodismo nacional. “Creemos que los ataques no son casuales. Puede ser algo interno o externo”, ahonda un poco más tarde en declaraciones a Radio UNNE.  

Tensión política

Las palabras de Cardozo enardecieron aún más el clima político local, ya bastante exaltado por la crisis sanitaria y por el lanzamiento de la candidatura para la reelección del Gobernador, Gustavo Valdés (UCR-JxC), en el momento de mayor tensión de la pandemia. 

Desde la oposición partidaria apuntaron fuertemente contra las declaraciones de Cardozo y su accionar posterior. El diputado provincial (PJ), Felix Pacayut, habló con elDiarioAR y remarcó que: “Es insólito e irresponsable que esté buscando una mano negra, sin un solo elemento para probarlo. Está haciendo un uso miserable de este hecho, que pudo ser una desgracia mayor, al compararlo con los pedidos que desde la oposición realizamos para que se esclarezca el escándalo de las vacunas. No puede comparar ambas situaciones. Cardozo demostró otra vez que no está a la altura de su cargo”. 

Sin demasiadas expectativas de obtener resultados favorables, Pacayut dijo a elDiarioAR que el bloque opositor requerirá un pedido de informes al Poder Ejecutivo de la Provincia por la situación en el Hospital de Campaña. Las pocas esperanzas del legislador provincial se basan en la reincidente falta de respuestas a los requerimientos del Frente de Todos a la administración de Valdés. “Este tipo de actitudes del ministro Cardozo están muy en línea con la total falta de transparencia en los actos de Gobierno. Desde junio del año pasado, presentamos más de 50 iniciativas, entre proyectos de ley, resoluciones y pedidos de informe para que el gobierno transparente la administración de la pandemia. No tuvimos una sola respuesta”, insistió. 

Las acusaciones de Cardozo tuvieron un segundo destinatario. Uno bien específico. En un posteo en su cuenta personal en Facebook, que fue dado de baja rápidamente, el cuestionado ministro acusó a un concejal de la ciudad de Corrientes y a su hermano de ser los artífices en la viralización de los audios y videos sobre la crisis en el Hospital de Campaña, generando “terror en la población”. 

Se trata del concejal Germán Braillard Poccard, precandidato a intendente de la ciudad por el Frente Renovador, y su hermano Isidro Braillard Poccard. En diálogo con elDiarioAR, el concejal -con un alto perfil en las redes sociales – indicó que demandará al ministro Cardozo una rectificación de sus dichos. “Nos acusaron a nosotros, buscando un chivo expiatorio, sin ninguna relación con la realidad”, dijo Braillard Poccard y reflexionó: “Este tipo de situaciones dejan al descubierto, entre otras cosas, que no tienen un manejo de la comunicación de emergencia. Dejaron tantas horas a la gente sin saber nada. Creo que fue uno de los días de mayor angustia colectiva. Más de doce horas sin saber qué ocurría en el hospital. La gente que tenía familiares internados estaba preocupada, circulaba todo tipo de información. Y nadie decía nada”.

Incertidumbre partidaria, crisis sanitaria

Los cuestionamientos contra el ministro Cardozo desde la oposición se suman a la controversia interna en la alianza gobernante liderada por la Unión Cívica Radical. Es que unas pocas semanas atrás, Cardozo le pidió la renuncia a su correligionario el director del Hospital Zonal de Goya, Raúl Martínez, quien había expresado sus intenciones de disputar la intendencia de esa localidad con el sello radical. Finalmente, Martínez dejó la dirección del hospital y el ministro provida convalidó una práctica de presión que había utilizado con anterioridad, entonces, con una enfermera con aspiraciones políticas.

El escenario de incertidumbre sanitaria y política prende varias alertas para el gobierno de Gustavo Valdés, quien busca su reelección en los comicios previstos para el 29 de agosto próximo. ¿Cómo será la campaña en un escenario atravesado por el coronavirus? ¿La presentación virtual de su candidatura, realizada el pasado lunes, será el modelo 2021 para atraer votantes? ¿Se podrá mantener unida la alianza gobernante, adormecida y cancina luego de 20 años en el poder?

Por el momento, desde la oposición, fragmentada y sin un candidato claro, piden que sea el Poder Judicial el que actúe como contrapeso del Poder Ejecutivo, investigando el manejo de la pandemia y, puntualmente, el incidente en la provisión de oxígeno en el Hospital de Campaña. Pero, además, desde el PJ y el FR cuestionan el adelantamiento de las elecciones para fines del mes de agosto. 

“Meter una campaña política en el momento que estamos viviendo es un gran error. Si hay que tomar decisiones impopulares, como restringir la circulación o retroceder de fase, es difícil que lo haga estando en campaña”, consideró Braillard Poccard. En el mismo sentido, Pacayut remarcó que un amplio sector de la oposición impugnó por ilegal e inconstitucional el adelantamiento de las elecciones provinciales. Desde ese sector esperan que unificando los comicios en septiembre o trasladando a octubre, habrán pasado las pocas semanas de frío en Corrientes y la sociedad habrá ganado inmunidad gracias a la campaña de vacunación que se viene acelerando. 

Por ahora, hay que pasar el invierno. 

ADLR

Etiquetas