Misiones, la provincia que vacuna más lento: aplicó menos del 70% de las vacunas que recibió

La mayoría de las vacunas aplicadas en Misiones son Sputnik V, las de más difícil conservación.

Misiones es la jurisdicción del país que más lentamente aplica las vacunas que recibe. Según información del Monitor Público de Vacunación, elaborado por el Ministerio de Salud de la Nación, hasta este lunes había usado el 68,1% de las dosis recibidas: 443.010 aplicaciones de un total de 650.850 disponibles. Se trata de la única provincia argentina que que usó menos del 70% de las vacunas recibidas, y ubica a la jurisdicción muy por debajo del promedio nacional de aplicación de las dosis disponibles, que este lunes era del 84,2%. Aparte de Misiones, sólo Corrientes hizo uso efectivo de menos del 80% de las vacunas distribuidas allí: 79,3%.

“Nosotros tenemos nuestra base de datos propia, de la provincia, y se aplicaron más vacunas: fueron 465.267 sobre las 650.850 recibidas”, se apura a decir Roberto Lima, enfermero y jefe del Programa de Inmunizaciones de Misiones: esa proporción se trata del 71,5% de las dosis recibidas por la provincia y deja a esa jurisdicción inmóvil en el último lugar del país respecto de la aplicación de vacunas obtenidas a través de la cartera de Salud de la Nación.

“Se está yendo lento pero se trata de hacer lo mejor posible para llegar a todos los que tengan algún factor de riesgo prioritariamente”, admite Lima. En Misiones, cualquier persona de 40 años o más con un certificado que acredite alguna comorbilidad puede presentarse en un un vacunatorio sin turno para recibir una primera dosis contra CoVid-19, y se otorgan -a través de una app desarrollada por la provincia- turnos para personas de entre 30 y 39 años con comorbilidades. A la vez, el llamado “personal estratégico” -personal de salud, docentes, fuerzas de seguridad, entre otros- también tiene prioridad.

Según admite el jefe de Inmunizaciones provincial, “hay población que tiene el centro de vacunación a unos 30 ó 40 kilómetros de distancia de donde vive, especialmente entre la población rural, que en Misiones es mucha sobre todo en el noreste”. En esa provincia de la Mesopotamia hay, describe Lima, 400 centros de vacunación: sólo 98 se usan para aplicar dosis contra CoVid-19. Tres de cada cuatro centros no se ocupan de esa inmunización.

“Esos 98 son los que tienen suficiente espacio para mantener el distanciamiento social y que pueda darse una vacunación masiva. Además, son los que tienen el equipamiento que puede conservar las vacunas Sputnik, que requieren una refrigeración especial, y no simplemente estar a entre 2° y 8° como ocurre en el caso de AstraZeneca y Sinopharm”, argumenta el funcionario sanitario.

Según datos de la base de datos misionera, el 46,4% de las primeras dosis aplicadas allí fueron de Sputnik V, el 35,8% correspondió a la elaborada por AstraZeneca, y el 17,8% restante fue de Sinopharm. “Desde la semana pasada estamos aplicando vacunas en terreno: los enfermeros van con la conservadorita y llevan dosis de AstraZeneca y Sinopharm para acercarse a la población que, por no enterarse o por tal vez tener lejos el vacunatorio no accedió todavía a la primera dosis”, explica Lima, y asegura: “Esto se hace especialmente los fines de semana, que es cuando la gente está más en su casa”. En Misiones, según la base de datos desarrollada por la provincia, de los más de 116.000 adultos mayores de 60 años, unos 103.000 ya recibieron una primera dosis de alguna vacuna contra CoVid-19.

“La idea es que cuando tengamos una menor proporción de Sputnik estén disponibles más centros de vacunación, pero no sabemos cuándo empezaría a pasar”, sostiene el titular del área de Inmunizaciones. Mientras tanto, sólo el 25% de los centros preparados para vacunar se dedican a aplicar dosis contra CoVid-19.

“Hay varios problemas a analizar: la distancia hasta el vacunatorio puede ser una de las cuestiones a tener en cuenta; la conectividad también puede ser una dificultad para que la persona baje la aplicación y se inscriba. Estamos trabajando para que la vacunación sea en las mejores condiciones, de lunes a lunes y ahora yendo al terreno. Pero sí, puede ser que todavía sea un poco lento”, dice Roberto Lima, que coordina la vacunación provincial y, también, aplica dosis.

JR

Etiquetas