Turismo estudiantil

Es inminente el retorno de los viajes de egresados a Bariloche

Jóvenes estudiantes frente al Nahuel Huapi, en una imagen de 2014.

El titular de la Asociación de Turismo Estudiantil de Bariloche, Daniel García, -junto otros referentes-, se reunió este martes con el ministro de Turismo, Matías Lammens, quien “se comprometió a la semana próxima anunciar la fecha de retorno a la actividad”. La esperanza del empresariado está puesta en el 25 de septiembre, pero entienden que se consensuará con las autoridades sanitarias.

“Si está la voluntad política del Estado nacional de levantar, necesitamos que se anuncie la fecha cuanto antes, porque nos permite comenzar a trabajar para reprogramar los viajes, que requiere de unos 40 días de anticipación”, explicó García.

Los protocolos ya fueron presentados y corregidos en función de las exigencias del Ministerio de Salud de la Nación, eximiendo del aislamiento al regresar a los pasajeros con dos dosis de vacunación y fijando que los casos positivos deben esperar el alta en el destino. “Armamos protocolos súper estrictos, en momentos en que la Argentina se está abriendo”, comparó.

Con tres mil pasajeros semanales, como está planteado, el retorno de la actividad permitiría a 20 mil jóvenes de la promoción 2020 y a 45 mil de la 2021 concretar entre octubre y marzo el tradicional viaje de egresados. El número es significativamente menor a los 200 mil que visitaba habitualmente la ciudad en dos años, en la prepandemia, cuando se trasladaban entre 8 mil y 10 mil estudiantes por semana.

Como está planteado, el retorno de la actividad permitiría a 20 mil jóvenes de la promoción 2020 y a 45 mil de la 2021 concretar entre octubre y marzo el tradicional viaje de egresados.

Desde abril de este año los viajes de egresados se encuentran prohibidos por las autoridades sanitarias nacionales. Decisión que se tomó, junto a otras restricciones, para frenar la segunda ola de Covid-19 en el país, y se mantiene actualmente pese a la apertura de numerosas actividades y la evolución en la campaña de vacunación.

El referente de ATEBA cuestionó la continuidad de la prohibición, evaluando que la rigurosidad de los protocolos que elaboraron en conjunto las autoridades provinciales, municipales y los privados “nos terminó jugando en contra”. Al respecto, dijo que el estudiantil fue el único segmento que testeaba y hacía públicos los resultados, además de establecer aislamientos preventivos. “Esto fue noticia y generó ruido, pero que cualquier autoridad nacional me diga dónde hubo un desborde sanitario producto del turismo estudiantil. No ocurrió en ningún lado porque los protocolos funcionaron”.

El impacto, para un sector que también vio anulada su actividad económica durante el primer confinamiento, es cuantioso, pero se conocerá en el mediano plazo, por las reglas de comercialización propias del segmento, ya que los viajes se venden con dos años de antelación y en las escuelas, que recientemente regresan a una paulatinamente presencialidad.

“Van 17 meses sin facturar, sin que los empleados temporarios nuestros reciban un sueldo completo, más allá de las ayudas del Estado que uno agradece, es insostenible”, advirtió, afirmando que las empresas “consumieron las utilidades del 2019, los ahorros y estamos en una situación asfixiante”.

El segmento estudiantil, según el titular de ATEBA, genera el 35 por ciento del producto bruto del turismo producido en Bariloche y unos 4.500 empleos.

El segmento estudiantil, según el titular de ATEBA, genera el 35 por ciento del producto bruto del turismo producido en Bariloche y unos 4.500 empleos. Las estadísticas oficiales del Municipio confirman que el sector ocupó en 2019 más de 1,2 millones de plazas, representando un 34 por ciento del turismo recibido por la ciudad, que ese año tuvo picos de ocupación del 95 por ciento.

El detenimiento abrupto de esa rueda azotó a los trabajadores y trabajadoras en general y a los temporarios en particular. A modo de ejemplo, el jefe de Gabinete de la ciudad, Marcos Barberis, detalló que un mozo cobraba un promedio de 60 mil pesos en la pre pandemia (sueldo más propinas) y ahora llevan 18 meses cobrando entre 15 y 18 mil pesos.

Esta semana la situación convocó a empresarios, sindicalistas y trabajadores en una manifestación en el Centro Cívico. En ese marco, el secretario general del gremio hotelero gastronómico (UTHGRA Bariloche), Nelson Rasini, exigió la reactivación inmediata y anticipó posibles medidas de fuerza ante “la profunda crisis social y económica que sufren nuestras familias por no percibir un salario digno en todo este tiempo”.

Los empresarios, anticipó García, ya piensan en un sistema similar al PreViaje, de asistencia a las agencias, “para comercializar el destino y captar los pasajeros que no pudimos vender para el 2022 y que, por los meses que quedan, será muy difícil que puedan pagar las cuotas con el financiamiento que necesitan”.

SR

Etiquetas