Ordenan a OSDE reafiliar a una mujer trans a la que querían cobrarle 800% extra por su identidad de género

OSDE

elDiarioAR

0

Cuando se inscribió en la obra social, Quimey Sol Ramos completó una extensa serie de preguntas e indicó que es una mujer trans (lo que valga la redundancia no es ninguna enfermedad). Seis meses después de afiliarse, en febrero de este año, recibió una carta documento de OSDE donde le informaron que estaba desafiliada, a menos que acepte pagar 800% más en sus cuotas. ¿El motivo? La acusaron de no haber declarado como “preexistencia” que deseaba hacerse una feminización facial, en línea con su identidad de género. Tras demandar a la obra social por incumplimiento de sus servicios, hoy Quimey recibió una respuesta favorable: el Juzgado Civil y Comercial N°7 ordenó a OSDE reafiliarla con las mismas condiciones que contaba hasta el momento de su rescisión, sin tener que abonar monto alguno por preexistencia.

El camino de adecuación física a su identidad de género comenzó hace 6 años, cuando Quimey cumplió 21 y pudo realizar el cambio de nombre. Tras eso decidió comenzar un Tratamiento de Reemplazo Hormonal (TRH) en el Hospital Gutiérrez, pero debido a situaciones discriminatorias y violentas en dicha institución no pudo continuar con el mismo, terminando en un tratamiento autoadministrado, según relató.

En la carta documento de OSDE, fechada el 21 de febrero de 2022, le informaron que del análisis comparativo que realizó la gerencia médica se advertía una sustancial diferencia que les lleva a creer que existió “una voluntaria actitud de reticencia y ocultamiento de esa verdadera situación de salud”. Dos días después le avisaron que el nuevo monto por el plan básico NEO 2-210 sería de $76.705 por mes: un aumento del 800% frente a lo que venía pagando.

El intercambio de cartas documento siguió y OSDE la acusó de falsear alevosamente la declaración jurada de salud, “al contestar el punto 14 en el que se pregunta si tiene planeado realizar algún tratamiento, práctica o intervención en los próximos 6 meses, y la accionante contesta un rotundo y cerrado no, lo que claramente no era cierto”. Cabe aclarar que al momento de solicitar la feminización facial Quimey ya había cumplido los seis meses de afiliada, por lo cual la obra social no tendría que haberla desafiliado en ningún momento, explicaron sus abogados.

La negativa de OSDE a dar asistencia a personas trans tiene larga data. Uno de los casos más conocidos se dio en 2013, cuando le negaron una cirugía a la performer Elizabeth Chorubczyck, también conocida como Effy Beth, y recién hicieron el reintegro por el tratamiento cuando la joven estaba fallecida.

Según los últimos datos del ReNaPer, 12.655 personas modificaron su DNI por la ley de Identidad de Género, a lo que hay que sumarle aquellas que sienten su identidad por fuera del binarismo pero no desean expresarlo en los documentos. El artículo 11 de la ley 26.743 indica que “todas las personas mayores de 18 años podrán acceder a intervenciones quirúrgicas totales y parciales y/o tratamientos integrales hormonales para adecuar su cuerpo, incluida su genitalidad, a su identidad de género autopercibida, sin necesidad de requerir autorización judicial o administrativa”. Desde la sanción de esta ley, que cumplió 10 años el pasado 9 de mayo, las prestaciones que apunten a la salud integral de personas trans están incluidas en el Plan Médico Obligatorio, por lo que ninguna obra social debería negarse a ofrecer sus servicios. 

MM

Etiquetas
stats