Qatar 2022, el fútbol y su política por otros medios - Análisis

El primer Mundial que se juega por streaming

El DT de la Selección Nacional masculina de Fútbol de España, Luis Enrique, en una rueda de prensa en Doha, capital de Qatar. El  entrenador también es streamer.

0

Comenzó el Mundial de fútbol en Qatar y, entre otras particularidades, es el primero en el que las transmisiones virtuales, particularmente en Twitch y Youtube, tienen un rol protagónico. Conocidas popularmente como streamings, hay una diversidad enorme de emisiones con contenido vinculado al evento futbolístico global: entrevistas, análisis, predicciones. Directores técnicos, ex jugadores, periodistas y streamers/influenciadores sociales crean contenido cada día para una audiencia que no para de crecer. Los medios convencionales ven con recelo como ha surgido una veta alternativa para comunicar el devenir del Mundial.

El 18 de noviembre, dos días antes de que empiece el campeonato, el técnico de la Selección Española, Luis Enrique, transmitió en directo por Twitch. Esta emisión constituye un hito: es la primera vez que un entrenador ha elegido esta plataforma para comunicarse directamente con los aficionados. Más de 150.000 personas siguieron el stream de Luis Enrique, una charla amena y distendida que incluyó, además de cuestiones futbolísticas, reflexiones vinculadas a cómo descubrió la importancia de estas nuevas formas de comunicación: “Veía a mi hijo disfrutar con muchos streamers. Empezó como una broma con él, pero al pasar el tiempo hemos decidido hacerlo”. Entre las opiniones que compartió el técnico español, destacaba una vinculada a los medios convencionales: “”Espero que tampoco se enfade la prensa, las cosas importantes que competen a lo profesional no serán tratadas aquí, pero los temas personales y de más confianza sí que estarán“.

Medios convencionales versus plataformas de streaming

Los resquemores de Luis Enrique no son infundados. Hace tiempo que las relaciones entre la prensa y el streaming son tirantes. El 25 de abril de 2021, en su programa de radio La Red, el periodista argentino Gustavo López fustigó vehementemente al streamer español Ibai Llanos a raíz de las entrevistas que este había logrado con jugadores de primer nivel como Sergio Agüero y Paulo Dybala. López vociferó al aire: “Me molesta que ya sea algo recurrente esto de hablar con Ibai. ¿Quién es? ¿6 millones de seguidores tiene? ¿Y a mí qué me importa?”. Las declaraciones se volvieron virales en Latinoamérica e Ibai respondió en un video de Youtube. Al final, la polémica se zanjó parcialmente con una entrevista conjunta donde el periodista le pidió disculpas al streamer.

Este evento expresa bien la pugna contemporánea entre la televisión y los streamings por la transmisión del fútbol real y virtual. Los streamers tienen prácticamente el “monopolio” de la transmisión de los esports, pero a la vez ingresan cada vez más a los campos del periodismo convencional.

Pugna que se cruza también con debates contemporáneos sobre el cambio de las audiencias en el fútbol. De un lado, posiciones que afirman sin ambages que los jóvenes ven mucho menos fútbol que antes -un ejemplo es el estudio de la European Club Association (ECA), según el cual, entre los 16 y 24 años, dos de cada cinco jóvenes no “tienen ningún interés en el fútbol”-. De otro lado, posiciones más cautas que propugnan una dispersión en las formas de consumir contenidos futbolísticos a lo largo del globo. Andres Mohorte afirma en un artículo: “los jóvenes prefieren consumir contenido en redes sociales o en streaming antes que en las plataformas televisivas; también tienen más interés en productos audiovisuales extra-deportivos, como lo que sucede entre bambalinas, y en interactuar directamente con sus ídolos. También invierten muchísimo en videojuegos”. En medio de estos cambios en las audiencias juveniles en el mundo, las plataformas de streaming, y sus principales referentes, han adquirido rápidamente cada vez más importancia.

El mundo virtual no es solo escenario de la nueva transmisión, la pugna con los medios conocidos y la aparición de nuevas celebridades.También es un lugar para fabular sobre el devenir del campeonato: FIFA 23 fabula que en Qatar 22 gana Argentina.

Streamers

El auge de las nuevas plataformas de streaming tiene como uno de sus resultados el surgimiento de inéditas celebridades mundiales. Los streamers más famosos del mundo tienen audiencias masivas y facturan millones de dólares al año. Para Latinoamérica y España dos casos emblemáticos son los del mencionado Ibai y DjMariio. El primero es una de las grandes celebridades de Twitch, con más de 10 millones de seguidores, e incursiona simultáneamente en diversos campos, uno de los más importantes: el fútbol; no solo emprende entrevistas con los mejores jugadores del mundo, también transmite partidos de ligas nacionales oficiales en vivo y forma parte de la reciente iniciativa de Gerard Pique, la Kings League, una liga conformada por famosos streamers. El segundo transmite en Youtube, donde tiene más de 8 millones de suscriptores y se concentra en el fútbol, particularmente en seguimiento del fútbol profesional y del videojuego FIFA.

El 19 de noviembre, un día antes del Mundial, Djmariio organizó, junto a Mematue -uno de los más importantes streamers franceses-, un partido de fútbol entre los creadores de contenido más famosos de España y Francia. En el estadio Jean-Bouin, contiguo al Parc des Princes, en el oeste de París, 20.000 aficionados llenaron las graderías y siguieron el partido con frenético entusiasmo. Con una realización profesional de primer nivel, el partido se transmitió por las cuentas de Djmariio y Mematue; el primero registró más de 600.000 espectadores en Youtube y el segundo, más de un millón en Twich, un pico de 1.130.156 espectadores simultáneos, rompiendo el récord en lengua francesa. El partido, más que un show, se convirtió en una tensa contienda que se extendió en Twitter, continuando la larga pugna que se vive en internet entre franceses y españoles.

Otra de las celebridades de Twitch es el ex jugador Sergio 'Kun' Aquero. Retirado del fútbol profesional a finales de 2021 por una afección cardiaca, concentra buena parte de su tiempo en transmisiones en Twitch que cuentan con una fiel audiencia. En estos momentos está cubriendo el Mundial desde Qatar pero además ha emprendido geniales entrevistas con muchos jugadores y ex jugadores de primer nivel, entre las que destacan las de jugadores como Sergio Busquets, Mario Ballotelli o Carlos Tevez.

Videojuego y simulación experimental de victorias fabuladas

Pero el mundo virtual no es solo escenario de nuevas formas de transmisión, pugnas con los medios convencionales y apariciones de celebridades globales. También es un lugar para fabular sobre el devenir y los resultados del campeonato.

Hace unos días, el videojuego FIFA 23, desarrollado por EA Sports, continuó la tradición que inauguró para el Mundial de 2010: simular todos los partidos y predecir al ganador. En esta primera versión, la simulación tuvo como resultado el campeonato para España –como sucedió, poco después, en el mundo real-. Desde ese año, se ha efectuado el mismo ejercicio cada cinco años. Los resultados: el 2014, triunfo virtual de Alemania y, el 2018, de Francia; en ambos casos también coincidieron con el resultado final en el mundo real. La simulación de este año predijo que el campeón será Argentina. Los videojuegos son jugados (si no son retardados) : el lunes todavía seguían prediciendo Argentina, a pesar de su inaudita derrota saudita.

AGB

Etiquetas
stats