El desempleo bajó y fue de 10,2% en el primer trimestre del año

La rama de construcción emplea al 8,7% de la población ocupada

0

La desocupación bajó levemente en el primer trimestre de 2021 y se ubicó en niveles similares a los anteriores a la pandemia. Según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) fue de 10,2%, 0,2 puntos porcentuales más baja que el mismo trimestre de 2020 (10,4%), en el que llegó el Covid-19 al país, y 0,8 puntos por debajo que el trimestre anterior (11%). Así, la cantidad de personas que no tienen ocupación, están disponibles para trabajar y buscan empleo activamente es de más de 2,1 millones en la Argentina. 

La baja de 0,2 puntos porcentuales en la desocupación respecto del mismo período de 2020 se relaciona con un descenso en la cantidad de personas que salieron a buscar trabajo. Esto se lee en el dato de la tasa de actividad (que incluye personas que trabajan o buscan trabajo), que bajó de 47,1% en el primer trimestre de 2020 a 46,3% un año después; casi un punto. 

Si se diferencia por género se advierte que la tasa de desocupación es mucho más alta para las mujeres: 12,3% contra el dato de 8,5% para los varones. De hecho, el informe refleja que el grupo con mayor problema de desocupación es el de las mujeres de hasta 29 años, que asciende a 24,9%. Este dato empeoró respecto del mismo período de 2020 (23,9%), pero mejoró en comparación con el 26% del trimestre anterior. Es decir, la situación comenzó a estabilizarse, pero las mujeres todavía no pudieron recuperar los niveles de empleo previos a la pandemia, que las obligó a asumir mayores responsabilidades domésticas y de cuidado.

La desocupación había escalado a 13,1% en el segundo trimestre de 2020, luego de la explosión del Covid-19 en la Argentina, y fue reduciéndose luego gradualmente: marcó 11,7% en el tercer trimestre de 2020 y 11% en el cuarto trimestre del mismo año, hasta ubicarse en el 10,2% actual. 

Si se mira por región geográfica, de los 18 aglomerados urbanos que mide el Indec el que mayor incidencia de la desocupación tiene es Gran Córdoba (14,8%), seguido de Gran Tucumán-Tafí Viejo (14,4%), Ushuaia-Río Grande (12,3%) y el Gran Buenos Aires (11,9%). 

Si a los desocupados se suman los ocupados demandantes de empleo (16,5%), las personas con problemas de empleo ascienden al 26,7% de la población. El resto de la población económica activa (compuesta por los ocupados y los desocupados) está integrada por un 5,7% de subocupados no demandantes (5,7%) y ocupados no demandantes ni disponibles (67,6%). 

En el primer trimestre de 2021 la tasa de actividad –que mide la población económicamente activa (PEA) sobre el total de la población– alcanzó el 46,3%, 1,3 puntos porcentuales por encima del trimestre anterior, cuando la tasa había sido de 45%, y 0,8 puntos por debajo del mismo trimestre de 2020 (47,1%). Al analizar las poblaciones específicas por sexo y edad, se observó que entre las mujeres de 14 a 29 años esta tasa fue de 39%, mientras que la tasa de varones en este mismo rango de edad fue 53,7%.

Por otro lado, la tasa de empleo –que mide la proporción de personas ocupadas con relación a la población total– se ubicó en 41,6%. Con respecto del trimestre anterior, aumentó 1,5 puntos porcentuales (40,1%) y bajó 0,6 en relación con el primer trimestre de 2020 (42,2%). La tasa de empleo de las mujeres fue de 43% y la de los varones, 63,8%.

El informe muestra que, del total de ocupados en el período, el 71,8% son asalariados, de los cuales el 32,4% no tiene descuento jubilatorio, dato que se redujo respecto de un año atrás (35,8%). Por su parte, el 24,4% de los ocupados son trabajadores por cuenta propia; el 3,1%, patrones; y solo 0,7% corresponden a trabajadores familiares sin remuneración. Entre los asalariados ocupados, el 11,5% utilizó sus propios equipos para realizar su trabajo en el primer trimestre, lo que muestra una baja respecto del pico de 16,1% del tercer trimestre de 2020, lo que podría indicar una reducción de la modalidad de trabajo remoto. 

A su vez, del total de ocupados, el 17,1% realizó sus tareas desde la vivienda. Cuando se analiza la composición de la tasa de empleo por nivel educativo, el 58,2% de los ocupados cuenta con hasta secundaria completa, mientras que el 41,8% posee estudio superior y universitario (completo o incompleto). 

En cuanto al análisis de las características de la población ocupada según rama de la ocupación principal, el 50,9% del total de la población ocupada se concentró en cuatro ramas de actividad: el 18,1% trabaja en comercio; el 12%, en la industria manufacturera; el 11,4%, en actividades de servicios financieros, de alquiler y empresariales; y el 9,4% en administración pública y defensa. Además, la rama de construcción emplea al 8,7% de la población ocupada y la de Enseñanza, al 8,0%.

DTC

Etiquetas
stats