La desocupación bajó a 8,2% en el tercer trimestre y se ubica en los niveles prepandemia

La tasa de actividad todavía no volvió a los niveles de inicios de 2021

0

La tasa de desocupación fue de 8,2% de la población económicamente activa en el tercer trimestre del año, lo que representa una baja de 1,4 puntos porcentuales respecto del segundo trimestre de 2021, en el que había marcado 9,6%. El dato, publicado este martes por el Indec, muestra que hay un menor porcentaje de personas que buscan empleo activamente sin encontrarlo que al inicio de la crisis de Covid-19 (era 10,4% en el primer trimestre de 2021) y también está debajo de los promedios de 2019 (9,8%), 2018 (9,2%) y 2017 (8,4%). 

El empleo registrado recupera los niveles prepandemia, pero con puestos de peor calidad

El empleo registrado recupera los niveles prepandemia, pero con puestos de peor calidad

“Estamos experimentando una muy fuerte recuperación del empleo, que en el tercer trimestre estuvo plenamente explicada por su crecimiento en el sector privado. Se crearon 422.000 puestos de trabajo en el trimestre”, expresó el ministro de Economía, Martín Guzmán, sobre los datos. Además, los consideró consistentes “con lo vibrante que están resultando la recuperación de la producción y de la inversión”.

Los registros del tercer trimestre se comparan contra pisos que contribuyen a mostrar un rebote. Por un lado, se oponen interanualmente al peor año de la pandemia y, por otro, al segundo semestre de 2021 (abril-junio), momento en que se sufrieron nuevos cierres por la segunda ola. 

En el tercer trimestre la tasa de actividad –que mide la población económicamente activa (PEA) sobre el total de la población– subió al 46,7% de la población, un aumento 0,8 puntos porcentuales respecto del segundo trimestre de 2021 (45,9%), y se ubicó en niveles normales de la serie histórica del indicador. La tasa de empleo en las mujeres se recuperó más rápido; en el tercer trimestre de 2021 fue de 45,9%, 6,5 puntos porcentuales más que mismo periodo de 2020.

En la comparación interanual la tasa de actividad creció 4,4 puntos por baja base de comparación (42,3% en el tercer trimestre de 2020) y todavía se ubica por debajo del nivel pre-covid (47,1% en el primer trimestre de 2020). 

La tasa de empleo –que mide la proporción de personas ocupadas con relación a la población total– se ubicó en el 42,9% y creció 1,4 puntos respecto al segundo trimestre de 2021 (41,5%). Así, se ubicó cerca del máximo de 43% que se registró en cuarto trimestre de 2017 y 2019. La tasa de empleo de las mujeres fue de 45,9% en el tercer trimestre, por encima del 39,4% del mismo trimestre de 2020. La de los hombres alcanzó el 63,7% versus el 57,7% del mismo momento del año anterior. 

De acuerdo con los registros oficiales, entre la población ocupada el 72% son asalariados, de los cuales un tercio no cuenta con descuento jubilatorio y está bajo un contrato informal. Por otra parte, el 23,3% trabajan por cuenta propia, el 4% son patrones y el 0,7% son trabajadores familiares sin remuneración.

Algunas semanas atrás la portavoz del Gobierno, Gabriela Cerruti, había celebrado que, en términos absolutos, el empleo registrado ya estaba por encima de los niveles de la prepandemia. Sin embargo, si se miran los datos se advierte que la composición de ese trabajo es diferente; es más precario. El mayor impulso está dado por los monotributistas, mientras que en el sector de asalariados registrados privados, que suele tomarse como el parámetro del “empleo genuino”, los datos continúan en rojo y el Gobierno admite que resta recuperar un 25%. 

DT

Etiquetas
stats