Análisis

El dólar blue sube por quinta jornada consecutiva y acumula un alza del 10%

El blue, un mercado ilegal de dólares en efectivo.

El dólar blue subió hoy por quinta jornada consecutiva y acumula un alza en estos días del 10%, al cerrar el año en $ 166. Se trata del mayor nivel desde el 13 de noviembre pasado, cuando estaba a 172. Aún está lejos de los 195 récord que tocó el 23 de octubre, en medio de una tensión cambiaria que amenazaba con desencadenar una mayor crisis económica con impactos político y social. Pero la brecha con el dólar oficial (vigente para exportaciones e importaciones, y el que más influye en la inflación) se ha ampliado hasta el 86%, un nivel insostenible a largo plazo y que el ministro de Economía, Martín Guzmán, pretende acotar.

Pero mientras sube la divisa en el mercado ilegal de las cuevas, el Gobierno mantiene a raya las cotizaciones paralelas legales: el dólar Bolsa o MEP (Mercado Electrónico de Pago), por el que se triangulan bonos y acciones para cambiar monedas; y el contado con liquidación, o liqui o CCL, que es similar pero para girar divisas al exterior. Ambos cotizan a $ 140. Es decir, cuestan más baratos que los 147 a los que cotiza el dólar solidario (el oficial más los impuestos PAIS y a las ganancias, que rige para compras con tarjeta en el extranjero y para los pocos ciudadanos que pueden acceder al cupo de US$ 200 para ahorro). Claro, el Ejecutivo y el Banco Central intervienen comprando y vendiendo bonos en ambos mercados paralelos, que a su vez influyen en el blue.

El dólar de las cuevas se disparó por diversos motivos: desde los trabajadores que cobraron su aguinaldo y lo invirtieron en dólares, los que compraron para veranear en el exterior, hasta los que empeoraron sus expectativas económicas ante la posibilidad de un rebrote del coronavirus o señales de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner para acotar el ajuste del déficit fiscal planeado por Guzmán para 2021. En el Ministerio de Economía consideran que la cotización del blue es "relevante", no lo niegan para nada, pero señalan que se trata de un mercado "más pequeño que el MEP y el CCL y, por tanto, más volátil, que se mueve con poco". Atribuyen el alza del blue al "marco macroeconómico, a las duras restricciones sobre el mercado de capitales". ¿La solución? "Acumular reservas en el Central para poder después suavizar esas restricciones y así lograr la convergencia de los mercados cambiarios", responden.

Después de meses de pérdidas, la autoridad monetaria logró embolsar en diciembre más de lo esperado, unos US$ 460 millones. Claro que en enero, por causas estacionales, el Central prevé volver a ceder. No obstante, confía en llegar sin sobresaltos a la cosecha gruesa de marzo y abril, cuando comience la fuerte liquidación de divisas del agro. Veremos.

A.R.

Etiquetas
stats