Kulfas convoca a una "mesa de litio" con gobernadores y aspira a multiplicar las explotaciones en el NOA

La Argentina es la tercera productora de litio y la tercera reserva del mundo.

Pese a la tensión que genera con los sectores del ambientalismo, exacerbada recientemente en Chubut por el intento oficialista de avanzar con una resistida ley para dar luz verde a la explotación de plata en la provincia, el Gobierno nacional deposita grandes esperanzas en la minería como motor del desarrollo a largo plazo. El litio es uno de los minerales que mayor ilusión genera, dado el interés mundial que existe en las reservas del Noroeste y el punto de conciliación que ofrece con los detractores de la actividad; el litio, utilizado para el desarrollo de baterías de dispositivos móviles y vehículos eléctricos, es una pieza clave en la transición hacia un modelo basado en energías limpias.

“La industria del litio representa una gran oportunidad para el desarrollo de energías renovables y la movilidad sustentable a nivel mundial y Argentina puede tener un rol estratégico en este escenario global: es la tercera productora de litio y la tercera reserva del mundo, característica que transforma a nuestro país en un destino muy atractivo para concretar inversiones”, señaló el Ministerio de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, en un documento oficial que hizo circular en las últimas horas.  

La cartera que conduce Kulfas trabaja en una agenda para desarrollar el sector y realizará mañana la Mesa Sectorial del Litio con los gobernadores de Jujuy, Gerardo Morales; de Catamarca, Raúl Jalil, y de Salta, Gustavo Sáenz, las tres provincias que albergan el recurso en sus salares. Además, el miércoles Kulfas participará de un encuentro virtual organizado por el Wilson Center de los Estados Unidos y copatrocinado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en el que se discutirá puntualmente el papel de la Argentina en la industria del litio. 

Según datos de la Secretaría de Minería del Ministerio de Desarrollo Productivo, hoy en la Argentina hay dos minas de litio en operación, una en construcción y 17 proyectos avanzados. En ese total de 21 proyectos de extracción posee recursos por 93 millones de toneladas, pero una vez desarrollados también los proyectos que actualmente se encuentran en investigación se estima que se pueden llegar a extraer 350.000 toneladas anuales.

“En el sector de litio las inversiones acumuladas entre 2017 y 2020 totalizaron U$S1.118 millones y el empleo se ha duplicado en los últimos tres años. A junio 2020 se registraban 1.474 empleos directos y casi 3.000 indirectos”, informó el ministerio. De acuerdo con la mirada oficial, los proyectos de inversión de litio a nivel local pueden representar un aporte relevante para las provincias de Catamarca, Jujuy y Salta y consolidar la estructura exportadora de esta región.

El Gobierno informó que en las últimas semanas se anunciaron una serie de inversiones y proyectos productivos para integrarse con actores locales y desarrollar en el país toda la cadena de valor. Por un lado, el fabricante alemán de automóviles y motocicletas de alta gama y lujo Grupo BMW anunció que realizará una inversión de más de US$300 millones para la extracción de litio en Catamarca para luego producir baterías para los vehículos eléctricos. Lo hará mediante la minera estadounidense Livent. 

Por otro lado, el Gobierno nacional firmó un memorándum de entendimiento con directivos de la empresa china Jiankang Automobile Co para promover la instalación de una fábrica de baterías de litio en Argentina y una planta de fabricación de colectivos urbanos eléctricos.

“Argentina y China son socios estratégicos y esto es parte de la estrategia de nuestro Gobierno de integrar totalmente la cadena de valor del litio en Argentina, desde los salares, pasando por las baterías hasta la producción de vehículos eléctricos”, afirmó Kulfas tras la firma del convenio, y resaltó que este proyecto apunta a integrarse con la industria nacional y las redes locales de ciencia y tecnología, para generar más desarrollo tecnológico y empleo en el país.

Kulfas se encargó de aclarar que promoverán “la explotación sustentable y medioambientalmente sostenible de este tipo de actividades extractivas”. "Tenemos que desarrollar energías renovables como proyecto industrial. Tiene que ser sustentable, y la manera de que sea sustentable es con industria nacional, con empleo nacional y al mismo tiempo trabajando en una agenda federal de industrialización verde”, detalló.

La explotación del litio no genera la misma reacción entre los sectores ambientalistas que otras explotaciones como la de combustibles fósiles, oro o plata, dado que ese mineral se entiende como una pieza clave en la transición hacia un modelo basado en energías limpias. Sin embargo, el punto central está en los mecanismos que se utilizan para su extracción, en la integración de la actividad a las comunidades locales y en el destino de los recursos obtenidos.

Maristella Svampa y Enrique Viale, expertos en ecología política y autores de un documento de adhesión masiva que plantea un Gran Pacto Ecosocial y Económico, consideran central dar el debate para fomentar métodos de extracción que no sean contaminantes y consultar a las comunidades que habitan los territorios donde se encuentra el recurso. “Si no pensamos cómo implementarlo acá, lo que haremos, que ya está pasando, es destruir nuestros territorios, atropellar a las comunidades que viven allí y facilitarles la transición energética a los países más poderosos como China, Japón y Alemania”, decía Svampa en una entrevista con Página/12. 

DT

Etiquetas