1788 productos, congelados

Massa advirtió a las empresas que decidan no sumarse a Precios Justos: “Van a perder mercado”

Sergio Massa, en la presentación de Precios Justos

El ministro de Economía, Sergio Massa, lanzó este viernes en el Centro Cultural Kirchner el programa Precios Justos, que apunta a mantener una canasta de productos básicos a precios fijos durante los próximos cuatro meses. El funcionario destacó la colaboración de las empresas de consumo masivo, cuyos representantes lo acompañaron en la presentación, pero instó a que se sumen más. “A las empresas que aún están dudando les digo: van a perder mercado”, lanzó. 

Marcas nuevas, promesa de dólares libres para insumos y control de intendentes: el programa que reemplaza a Precios Cuidados

Marcas nuevas, promesa de dólares libres para insumos y control de intendentes: el programa que reemplaza a Precios Cuidados

El funcionario explicó que ya se sumaron 102 empresas de consumo masivo y esperan que sean 114 al final del día y 125 la semana próxima, cuando se termine de cerrar el convenio. Respecto de la lista de productos, Massa había anticipado primero que serían 1.400, pero ayer la Secretaría de Comercio confirmó que eran 1.500 y hoy, durante el acto, Matías Tombolini elevó el número a 1.788. El ministro de Economía, de todos modos, aspira a que el cierre definitivo sea con “un poquito más de 2.000” ítems. 

Desde el atril, y ante la mirada atenta de referentes del supermercadismo y la producción de bienes de consumo masivo, aseguró que los argentinos y argentinas “van a elegir pagar precios que sepan”, es decir, que tengan en mente y no varíen. El programa absorbe y reemplaza a Precios Cuidados, vigente en la Argentina desde 2014. 

El ministro ratificó que el acuerdo implica que el Estado le otorgue a las empresas garantía y certidumbre en el proceso de importación de bienes intermedios y bienes terminados, como una manera de evitar el desabastecimiento. “Siéntanse en la libertad de denunciarnos si el Gobierno incumple con su parte de los compromisos”, dijo.  

En una línea discursiva que se desmarca del kirchnerismo más duro, Massa señaló que Precios Justos “es un programa que resuelve uno de los problemas que tenemos en materia inflacionaria, pero no la inflación”. “La inflación se resuelve con política fiscal ordenada, con política de acumulación de reservas, con un trabajo coordinado con las cadenas de insumos difundidos”, sostuvo, y anticipó que la semana próxima empezará a trabajar en un entendimiento específico con ese segmento. 

En su discurso, el ministro ponderó que se llegue a un acuerdo voluntario en un país en el que “todo parece que se resuelve con peleas” y detalló los esfuerzos que deberán hacer cada una de las partes. “Nosotros podemos hacer un esfuerzo y achicar nuestra meta de acumulación de reservas. Los empresarios, buscar un poco de rentabilidad; nuestros trabajadores, hacen un esfuerzo. Pero el esfuerzo más grande los están haciendo millones de argentinos y argentinas para llegar a fin de mes y que esperan que recorramos un camino sin chasquido de dedos, porque es mentira que se baja así la inflación”, señaló. “Lo de los chasquidos lo digo por alguien que alguna vez nos dijo ‘La inflación la bajo así nomás’ y así nos dejó”, dijo en referencia al expresidente Mauricio Macri. 

El primero en acercarse a abrazarlo una vez cerrado el acto fue el supermercadista Francisco De Narvaez que, sin embargo, no participó de la firma simbólica del acuerdo. Sí plasmaron su firma en representación del sector empresario Alfredo Coto, de supermercados Coto; Walter López de Queruclor y Victor Fera, de Maxiconsumo. 

Matías Tombolini precisó que el programa estará activo en alrededor de 2.500 puntos de todo el país entre los próximos 7 y 10 días e insistió con la necesidad de que las empresas cumplan con el abastecimiento, lo que consideró la falla de las iniciativas de este tipo implementadas hasta el momento. “Necesitamos que cuando lleguemos a la góndola la mercadería esté, bien señalizada y al precio que establecimos”, apuntó. 

También dio precisiones sobre el sistema de fiscalización, que implicará una aplicación disponible para todos los consumidores y el compromiso de los intendentes e intendentas para avanzar con controles presenciales. De hecho, podrán quedarse con el 25% de las multas labradas en sus distritos. 

Por otra parte, Tombolini dijo que la norma incluirá herramientas para evitar la “sustitución o transformación de productos”, es decir, que las empresas lancen productos casi idénticos a los existentes pero con un precio distinto para evadir el congelamiento. 

 

DT

Etiquetas
stats