Cambios a partir del 1 de julio

Monotributistas y autónomos: presentaron un proyecto para modificar las escalas y aliviar el pago de Ganancias

Sergio Massa el viernes pasado, en Casa Rosada

Tras el anuncio de la suba del piso salarial a partir del que se paga el impuesto a las ganancias, que será de $280.792 brutos una vez que se publique el decreto anticipado, el Gobierno avanzó con medidas similares para monotributistas y autónomos.

Sergio Massa: "Ahora vamos por el alivio a autónomos y monotributistas"

Sergio Massa: "Ahora vamos por el alivio a autónomos y monotributistas"

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, junto a otros legisladores oficialistas y opositores, presentó esta noche un proyecto de ley por el cual busca generar alivio fiscal a los trabajadores autónomos y adelantar la actualización de las escalas del Monotributo.

Leandro Santoro y Mónica Litza, del Frente de Todos; Margarita Stolbizer, de Encuentro Federal-Juntos por el Cambio, y Alejandro 'Topo' Rodríguez, de Identidad Bonaerense-Consenso Federal, acompañaron con su firma al texto impulsado por el titular de la Cámara baja.

La iniciativa elaborada por Massa y su equipo técnico apunta a que un porcentaje similar al 29,1% de suba que registraron en el primer semestre de este año las jubilaciones y demás prestaciones que paga la ANSES se utilice para actualizar las escalas de facturación de las distintas categorías del Monotributo desde el 1° de julio de 2022. De acuerdo con la ley vigente, esa actualización se haría recién en enero de 2023, lo que generaría un retraso muy fuerte en un contexto de inflación acelerada. 

Alivio Fiscal by elDiarioAR

La suba impulsada es de 29,1%, que es el coeficiente de movilidad (el mismo que se aplica para las jubilaciones) acumulado a junio de 2022. Se busca que la actualización de la escala coincida con la instancia de recategorización –que se hace, reglamentariamente, dos veces al año: en enero y en julio– y evitará que millones de monotributistas suban un peldaño y tributen más solo por haber tenido incrementos asociados a la inflación, que no necesariamente generaron una mejora en su poder adquisitivo. Incluso algunos evitarán pasar del régimen simplificado (el monotributo) al régimen general (el de autónomos). 

Por otro lado, se proyecta mantener los valores de las cuotas mensuales. Según el Gobierno, esta decisión impactará positivamente en los alrededor de 4,5 millones de monotributistas y el costo fiscal es “cero”. “Solo se actualizan las escalas por las variaciones macroeconómicas”, detallan los lineamientos del proyecto.  

El equipo de Massa consideró que no es recomendable avanzar con una modificación más profunda del régimen este año, porque sería la segunda propuesta de monotributo desde 2020 a la fecha (ya se avanzó con el esquema de “puente” y con la desactivación de deudas retroactivas), más aun teniendo en cuenta las dificultades de implementación en los sistemas de AFIP que se verificaron en 2021. 

Con el incremento del 29,12% el límite de la categoría más baja del monotributo (la A) pasaría de los $466.201,59 ingresos brutos anuales actuales a $601.959,49. En el otro extremo, la más alta (la K) pasaría de $4.662.015,87 a $6.019.594,89. 

Impuesto a las ganancias Autonomos by elDiarioAR

Con relación a los autónomos que están alcanzados por el Impuestos a las Ganancias y que en la actualidad deben pagar el tributo con ingresos mensuales superiores a $63.000, la solución que contempla el proyecto es actualizar las escalas y deducciones a fin de que el mínimo no imponible quede en línea o cercano a los empleados en relación de dependencia, que desde el mes que viene será de $289.792.

El paso siguiente sería establecer un mecanismo de ajuste que se aplique por la evolución salarial o la fórmula de movilidad, que hasta ahora determina los montos que esos contribuyentes deben pagar mensualmente como aporte jubilatorio.

“Es verdad que siempre la ley del impuesto a las ganancias le dio una protección adicional al empleado en relación de dependencia frente a la situación del que trabaja autónomo, que es una situación que se puede cuestionar pero que también hay varias formas de defenderlo”, apuntó la tributarista Florencia Fernández Sabella, del estudio Laiún, Fernández Sabella & Smudt. “El tema es que en los últimos años, con los parches que fueron haciendo, esa diferencia original se volvió casi ridícula en términos de pago de impuestos”, completó. 

Según sus cálculos, con el nuevo piso para Ganancias, un empleado que perciba un sueldo de $225.000 por mes hasta mayo y a partir de entonces de $280.000 no pagará ese impuesto. Si, en cambio, un profesional independiente quisiera facturar esos mismos $3.365.000 anuales (el número final se construye con los salarios más el aguinaldo que le correspondería al empleado) “ni siquiera tendría disponible el régimen de monotributo” porque la categoría máxima para prestar servicios es la H, que actualmente llega hasta $3.276.011. Así, debería tributar como autónomo, lo que implica mayores cargas tributarias y complejidad burocrática. 

Según Fernández Sabella, mientras que a un empleado con ese nivel de ingresos no le corresponde pagar Ganancias, un trabajador autónomo con el mismo nivel de facturación terminaría pagando al final del año fiscal $724.974 por ese concepto, suma equivalente al 22% de los ingresos facturados. Es mucha diferencia, más allá de que es habitual que los monotributistas o autónomos subfacturen sus ingresos, lo que hace que en realidad tengan mayor capacidad contributiva que la que declaran. 

Fernández Sabella cuestionó que se intenten saldar los problemas del sistema tributario argentino con modificaciones parciales en vez de corregir las deficiencias de base. “Esto es lo que provoca que al darle un beneficio a los empleados en relación de dependencia se ponga en una situación de desventaja a personas que siendo autónomas o monotributistas no tienen a fin de cuentas una capacidad contributiva tan diferente a la del empleado”, precisó. 

Actualización Monotributo by elDiarioAR

DT

Etiquetas
stats