Opinión - Economías

El mundial de la inflación: ranking de precios en Argentina

El último dato de inflación correspondiente al mes de octubre arrojó un aumento mensual de 6,3%

0

Crece el clima mundialista, en línea con el último dato de inflación. En Argentina, muchas miradas están puestas en el torneo deportivo, pero no se pierde de vista el constante aumento de los precios que no da respiro, aunque muestra signos de alivio. El último dato de inflación correspondiente al mes de octubre arrojó un aumento mensual de 6,3%, por debajo del rango de 6,5 a 7% que estimaban las consultoras privadas, pero apenas por encima del dato de septiembre que había marcado una desaceleración. 

De esta manera, acumuló un incremento de 66,1% en los diez meses de este año y registró un aumento de 88% en términos interanuales. En línea con lo proyectado por las expectativas de mercado relevadas mensualmente por el Banco Central (REM), se espera que el 2022 cierre con una inflación del 99,6%. Desde el gobierno también se ilusionan con cerrar en dos cifras si la suba de precios se mantiene en torno al 6% en noviembre y diciembre.

La inflación en el mundo: equipos que ganan y que pierden

Bajo el escenario actual, el salto en la dinámica de precios es un problema que persiste a nivel mundial y no solo preocupa a la Argentina. Sin embargo, hay países más golpeados que otros en los que la marcha inflacionaria parece haberse acomodado a los designios de la política económica y también a cierta desaceleración de los precios internacionales a partir de junio. Las expectativas de los mercados varían en cada región.

Estados Unidos viene mostrando logros --si bien moderados-- en su batalla contra la inflación de la mano de una persistente suba de las tasas de interés de referencia. Estas pasaron de 0% a comienzos de año a 3,1% en octubre, y la inflación se desaceleró en los últimos cuatro meses: pasó de 9% interanual en junio a 7,7% en octubre. Y si bien se mantiene alta respecto del objetivo del 2% anual, el gobierno se muestra optimista en que la ubicará en torno a 5% el año próximo y cumplirá la meta en 2024.

Por el contrario, la Eurozona mantiene elevados niveles de inflación y las cifras muestran un incremento cada vez mayor al ritmo de los conflictos vinculados a la guerra en Ucrania. En octubre, la inflación interanual marcó un nuevo récord trepando al 10,7%. Los aumentos de los precios de la energía y los alimentos no ceden en la región y a esto se le suma la llegada del invierno que tensará aún más los problemas de abastecimiento de combustibles presionando al alza los precios. 

Polonia tiene la inflación más alta de Europa, con una tasa de 17,9% interanual en octubre, y le siguen los Países Bajos con un 14,3%, Croacia con 12,8% y Bélgica con 12,3%; entre los países que han clasificado al mundial. En tanto, Alemania, Inglaterra y Portugal registraron tasas de inflación cercanas al 10% interanual en el décimo mes del año. Por su parte, Francia, el último campeón de la copa del mundo, mantiene tasas que rondan el 6% interanual en los últimos cinco meses. La gran sorpresa de este ranking es España, donde la inflación bajó desde el pico inflacionario del 10,8% en julio a 7,3% en octubre, mostrando una desaceleración por tercer mes consecutivo.

En cuanto a los países vecinos, en octubre la inflación de Brasil computó un aumento de 6,5% respecto de igual mes del año pasado y así el clásico rival del fútbol argentino mantuvo una desaceleración marcada luego del registro del 11,9% de junio y pese al clima electoral de los últimos meses. Por su parte, Uruguay también anotó una merma en el ritmo de aumento de los precios respecto a los meses anteriores y presentó una variación del 9% interanual en octubre, y apenas un aumento de 0,21% en comparación con el mes anterior.

¿Qué pasa en Argentina?

El ítem que más preocupa en Argentina es el de los precios de alimentos y bebidas dado que tiene una incidencia mayoritaria sobre el índice general y además determina la evolución de la canasta básica total y alimentaria, que se utiliza para estimar la pobreza y la indigencia. Este ítem presentó un alza mensual de 6,2% en octubre, se ubicó debajo del promedio general y exhibió una desaceleración respecto de los dos meses anteriores. Las frutas y verduras frescas treparon en torno a 10% mensual. El ítem acumuló un aumento de 80,0% en los primeros diez meses del año. 

Los rubros que tuvieron mayores aumentos de precios en octubre fueron los servicios. La comunicación registró una suba de 12,1% en octubre respecto al mes anterior, un aumento explicado principalmente por el ajuste en los servicios de telefonía e internet. También el rubro de vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles presentó un incremento de 7,5% mensual, explicado por la aplicación de la segmentación tarifaria de los servicios de electricidad y gas a partir del mes pasado. En tercer y cuarto lugar se encontraron los precios de los hoteles y restaurantes, con un alza de 7,4%, y los servicios de salud y educación, ambas con un 7,1% respecto de los niveles de agosto.

Las últimas medidas para controlar la inflación

El pasado viernes el ministro de economía, Sergio Massa, presentó públicamente el programa Precios Justos ante un público plagado de empresarios del rubro supermercadista, alimentación y otros. El programa plantea un esquema de congelamiento de precios de unos 1.700 productos de consumo masivo por cuatro meses al tiempo que en el resto de los productos que fabrican las empresas que se adhirieron al programa se autorizará un aumento del 4% mensual. A cambio las empresas obtienen autorización para traer importaciones al tipo de cambio oficial. Desde el gobierno confían en que podrán consolidar el programa avanzando en un acuerdo con los eslabones de fabricación de insumos difundidos necesarios para la producción. 

Es un esquema que tiene sentido en un marco de estabilización de un conjunto de variables macroeconómicas (el dólar fundamentalmente), reconocen los funcionarios del ministerio de Economía. Esto también daría la pauta de una mayor efectividad de la política, si bien es difícil augurar que la pax cambiaria se conserve en los últimos meses del año que suelen recalentar la demanda de divisas.

YB

Etiquetas
stats