NARCOTRÁFICO Y VIOLENCIA

La advertencia de un juez federal de Misiones a la Corte: “En diez años vamos a tener un problema muchísimo más grave que el que vive Rosario”

El juez federal Miguel Ángel Guerrero, de Eldorado, solicitó a la Corte poner atención a la Triple Frontera.

0

La localidad de Eldorado es la tercera ciudad más grande de la provincia de Misiones. Limita al norte con Brasil y al oeste con Paraguay. Un tramo de 100 de kilómetros de la ruta nacional número 12 la conecta, al norte, con Puerto Iguazú, el punto argentino de la Triple Frontera con Ciudad del Este (Paraguay) y Foz de Iguazú (Brasil). El jueves último, el único juez federal de Eldorado, Miguel Angel Guerrero, subió al estrado que ocupaban los cuatro ministros de la Corte Suprema -Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz, Ricardo Lorenzetti y Juan Carlos Maqueda- en el encuentro realizado en Rosario sobre el juzgamiento del narcotráfico y dio un mensaje sin rodeos: “Si no tomamos en cuenta lo que está sucediendo en la jurisdicción donde yo trabajo, creo que en diez años vamos a tener un problema muchísimo más grave que el que en este momento vive la ciudad de Rosario”.

Faltan al menos 64 jueces federales en cuatro zonas clave atravesadas por el narcotráfico

Faltan al menos 64 jueces federales en cuatro zonas clave atravesadas por el narcotráfico

Es “un llamado de atención para el poder Judicial”, dijo el juez de Eldorado frente a 120 jueces federales de todo el país y el máximo tribunal, reunidos por la Asociación de Jueces Federales (AJUFE) en un encuentro inédito. Guerrero trabajaba codo a codo con el fiscal antidrogas paraguayo Marcelo Pecci, asesinado la última semana por sicarios en una playa de Colombia mientras se encontraba de luna de miel. Les habló a los jueces de la Corte de la causa que investigaba junto a su par de Paraguay, el caso Barakat, y afirmó: “Esa causa jamás mereció la atención del Poder Judicial”. “La seguridad física de todos los jueces y fiscales debe ser responsabilidad del Estado”, advirtió.

El caso Barakat es una investigación transnacional entre Paraguay, Brasil y Argentina -por participación activa de los Estados Unidos- por supuesto lavado de dinero y presunta financiación de la organización Hezbollah, acusada por la Justicia argentina de la autoría del atentado a la AMIA en 1994, desde la Triple Frontera. Hezbollah nunca reconoció su autoría en el ataque a la mutual judía. 

Assad Ahmad Barakat es el supuesto líder del “clan Barakat” que habría utilizado cifras millonarias en fichas de un casino de Puerto Iguazú, Misiones, para las maniobras de lavado, con numerosos movimientos migratorios en Argentina. Es libanés naturalizado paraguayo y fue detenido en Brasil en 2018, pero la investigación se extendió a otros comerciantes libaneses de la Triple Frontera.

Argentina tiene actualmente tres focos donde se concentra la mayor actividad de narcotráfico y narcocriminalidad: Rosario, el Conurbano bonaerense y Misiones, por la frontera con Paraguay y Brasil, según el último informe de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar). En estos tres puntos geográficos, el narco desarrolló presencia local, rutas nacionales e internacionales del tráfico de cocaína, marihuana y, en menor medida, drogas de diseño.

La ciudad Eldorado es un poco más extensa que Rosario pero menos populosa: cien mil habitantes versus poco más de un millón. Sin embargo, el municipio que encabeza, que lleva el mismo nombre que la ciudad misionera, es mucho más extenso y el departamento de Eldorado tiene más de 63.000 habitantes.

Jueces de frontera

El juzgado federal de Eldorado es multifuero (civil, penal y fiscal), pero además absorbe las causas de Puerto Iguazú porque el juzgado federal de esa ciudad misionera no está habilitado y en marzo último el Consejo de la Magistratura volvió a aplazar el nombramiento de su juez titular. Por eso, el juez Guerrero tiene a su cargo ambos juzgados: Eldorado y Puerto Iguazú, ambos en distintos puntos de las fronteras con Brasil y Paraguay, explicó en el estrado de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario ante sus superiores. 

La invitación a Guerrero como orador no fue causalidad. Los jueces federales de Misiones vienen insistiendo en foros y presentaciones sobre el exponencial crecimiento del tráfico y drogas en la zona y de la instalación de bandas y jefes de grupos con fuerte presencia en Brasil y Paraguay que se mueven por Misiones. El principal temor es que la disputa por el territorio replique la principal problemática de Rosario: la violencia. La ciudad santafesina tuvo 33 homicidios sólo en abril último, afirmó su fiscal general, Jorge Baclini, ante la consulta de elDiarioAR.

La hipótesis de que Eldorado y Puerto Iguazú podrían mutar en un territorio en disputa que siembre la consecuente violencia se basa en un marcado crecimiento de la actividad de bandas internacionales pero también en el perfeccionamiento de su capacidad económica y logística. Los jueces y fiscales de la frontera lo resumen con un dato que parece anecdótico pero no lo es, aseguran: los camiones que usan las bandas para pasar la droga camuflada ya no son camiones de segunda mano, son vehículos extremadamente costosos, nuevos.

Datos

Guerrero explicó en Rosario que durante “los tres primeros meses de 2022 se secuestraron más de 45 toneladas de marihuana; 10.000 pastillas de MDMA; 180 kilogramos de cocaína; el secuestro de más de 335 millones de pesos en mercadería en infracción al Código Aduanero constitutiva de delitos, no infracciones. Todo ese caudal de causas es gestionado por una estructura que se diseñó y se planificó para una realidad del año 1985”, año en el que se creó el juzgado que encabeza.

El juez de Eldorado aseguró que sus investigaciones confirman “la abrupta irrupción de organizaciones violentas con trágicas historias en los Estados vecinos, asociadas a grupos locales vinculados al narcotráfico, tráfico y trata de personas, el lavado de activos con el fin de financiar el terrorismo”. Un dato concreto resume el panorama: “En los últimos 45 días, (tuvimos) 9 detenciones con alertas rojas y pedidos de captura de Brasil vinculados a la delincuencia organizada transnacional”. Se trata de miembros de las principales bandas de ese país que se encontraban viviendo en Misiones: el Primer Comando de la Frontera (PCF), Primer Comando de la Capital (PCC), el Comando Vermelho y Bala Na Cara, aseguró Guerrero. “La presencia no es hipotética. Las alertas rojas vinculan a esas organizaciones a los nueve sujetos a extradición internacional”, afirmó. 

En 2020, una investigación realizada por la Procunar y la justicia federal de Posadas permitió establecer que el Primer Comando de Frontera en Misiones era comandado por un detenido en el Complejo Penitenciario Nº 1 de Ezeiza, acusado de tres casos de homicidio, maniobras de narcotráfico y planes para atentar contra la vida de un juez de instrucción de Posadas que lo investiga por uno de esos hechos. “La organización tenía su centro de operación en Misiones, montó una estructura en la zona oeste de la provincia de Buenos Aires y contaba con operadores en la República del Paraguay y el Estado Federativo de Brasil”, informó el informe anual de la Procunar. 

Barakat y Pecci

“Guerrero es nuestro enlace con la AJUFE de Brasil, la asociación de jueces federales brasileños que incluye a los magistrados de la megacausa Lava Jato y los que trabajan las causas de narcotráfico. También tiene a su cargo una de las causas por las que se cree que asesinaron al fiscal paraguayo en Colombia”, explicó a elDiarioAR uno de los jueces federales que organizó el encuentro en Rosario. Se refiere al caso Barakat, 

En Rosario, Guerrero pidió rendir homenaje al fiscal paraguayo Pecci y contó que habían tenido una reunión “muy productiva hace un mes” y que su colega “aportó información muy valiosa en la causa de Barakat sin la que no hubiésemos podido llegar a algunos lugares”.

El juzgado de Eldorado tiene un plantel técnico de 22 personas y 13.000 causas, sólo en la secretaría penal. Cuando se habilitó el juzgado en 1988 tenía 300 expedientes al año entre las tres secretarías, dijo Guerrero. Actualmente, ingresan 1.300 expedientes penales por año, además de otros miles de las secretarías civil y fiscal. “Ese equipo tramita causas de una complejidad como la famosa causa del clan Barakat -una organización vinculada a la organización Hezbollah- sobre financiamiento del terrorismo, lavado de activos para el financiamiento del terrorismo en una casa de juegos de azar en la triple Frontera. Esa causa jamás mereció la atención del Poder Judicial como para asignar un equipo de especialistas que ayude a los generalistas que somos todos los integrantes de un juzgado multifuero”, afirmó el juez de Eldorado a sus superiores, quienes lo escuchaban atentamente.

“En 2016, se acreditaron en la causa 2.700 transacciones que importaron más de 3.000 millones de dólares, con un 99% de esas transacciones desde una sola ciudad a puntos controlados a un Estado extranjero por la organización terrorista a la que reportarían”, agregó. Se refería a Hezbollah.

ED

Etiquetas
stats