PARQUES EÓLICOS

El juez Martínez De Giorgi pidió que se investigue a Gianfranco Macri por presunta evasión impositiva

Gianfranco Macri, en la despedida a su padre, Franco. El empresario está a cargo de los negocios familiares.

El juez federal Marcelo Martínez De Giorgi solicitó este miércoles que se investigue si Gianfranco Macri, hermano del expresidente Mauricio Macri, cometió el presunto delito de evasión tributaria por la operación de los parques eólicos de Sideco, según el documento al que accedió elDiarioAR

Un juez federal citó a Mariano Macri y a Mariana Nannis como testigos en la causa Parques Eólicos

Un juez federal citó a Mariano Macri y a Mariana Nannis como testigos en la causa Parques Eólicos

El magistrado investiga si el gobierno de Cambiemos benefició a empresas del Grupo Macri entre 2016 y 2017 por la compra-venta de seis parques eólicos en la provincia de Chubut y en Miramar, provincia de Buenos Aires. Sideco adquirió los proyectos de energía renovable en nombre de otras compañías (Usir Argentina, Sideli y Sidsel) por US$ 25,8 millones. Los compró a la empresa española Isolux y los revendió meses después por US$ 95 millones, según la investigación de Perfil. 

El diputado Rodolfo Tailhade realizó esta semana una nueva presentación solicitando al magistrado que investigue el rol de una compañía en Luxemburgo, Lares Corporation SPF, que Gianfranco Macri, a cargo de los negocios de la familia, no había informado a la Justicia como parte de la cadena de sociedades que intervinieron en el negocio eólico, según explicó una fuente judicial del expediente. 

La existencia de esta sociedad offshore de Luxemburgo y la sospecha de una posible evasión surgió luego de que el consorcio de periodistas OCCRP reveló que detrás del entramado de sociedades creadas para comprar y vender los parques eólicos se encuentra Lares Corporation SPF y que su beneficiario final es Gianfranco Macri, según publicó La Nación, que accedió a los registros comerciales del país europeo.

Esta firma se usó para controlar la estructura de empresas armada por Sideco para actuar en la industria de las energías renovables. Lares invirtió en los parques eólicos a través de Rainbow Finance, un fondo de inversión que también tiene sede en Luxemburgo y en el que otros inversionistas habrían aportado fondos, según explicaron desde Socma.

Socma también dijo a La Nación que la tributación en Argentina por la operación de los parques eólicos “corrió por parte de las sociedades locales Sidsel SA, Sideli SA y Usir Argentina”. Sin embargo, Lares canalizó el dinero de la compra-venta, según las últimas revelaciones.

Por eso, el juez Martínez De Giorgi ordenó que se remita la denuncia de Tailhade al fuero Penal Económico, “advirtiendo que en la presentación bajo estudio se hace mención a la comisión de una serie de conductas que podrían constituir delitos tributarios”.

De acuerdo a las declaraciones juradas de Gianfranco, el empresario no había identificado a Lares Corporation hasta después de la investigación periodística de Perfil que sacó a la luz el caso en 2018 y la posterior denuncia penal, explicó una fuente directa de la investigación judicial.

Este viernes, la defensa del contador Mariano Payaslián, quien figuraba como titular de las compañías de Sideco y sus socios, presentó un descargo por escrito ante el juzgado en el que sostuvo que Gianfranco no habría estado obligado a declarar la offshore de Luxemburgo antes de 2019. Ese año, por una nueva disposición de la AFIP, el empresario declaró su participación en la sociedad extranjera Lares Corporation, sostuvo su contador, según informó una fuente judicial del caso.

Otras medidas

El juez Martínez De Giorgi también citó a Mariano Macri, hermano menor del expresidente, a prestar declaración testimonial en la causa. Además, dispuso la citación en los mismos términos a Mariana Nannis para que aporte documentación vinculada con la supuesta participación de su exmarido, Claudio Paul Caniggia, en el negocio de la familia Macri.

Tailhade había solicitado ambas testimoniales, luego de la publicación del libro “Hermano” del periodista Santiago O’Donnell, en el que Mariano Macri afirmó que, “en el caso de los parques eólicos, Gianfranco hizo de testaferro de Mauricio”.

El caso salió a la luz en enero de 2018, cuando Perfil reveló que durante 2016, mientras Macri promocionaba la inversión en energías renovables y la transparencia en los procesos públicos de su gobierno, la empresa insignia de su familia, Sideco, armó una estrategia para ingresar en el negocio sin pasar por licitaciones públicas. El diputado Rodolfo Tailhade (Frente de Todos) denunció el caso ante la Justicia.

Sideco creó cuatro empresas a nombre de un contador, Mariano Payaslián: Usir Argentina, Sideli, Sidsel y Parques Eólicos Miramar SA, junto a un grupo de socios. A través de estas compañías, adquirieron seis parques eólicos en la provincia de Chubut y en Miramar, provincia de Buenos Aires: compraron contratos con el Estado a la española Isolux, que estaba en retirada de la Argentina, sumida en una futura quiebra y denuncias por corrupción. 

Para septiembre de 2017, las empresas creadas por Sideco y sus socios terminaron revendiendo los seis parques que habían comprado a US$ 25,8 millones por US$ 95 millones. La ganancia neta ascendería a US$ 69,2 millones.

ED

Etiquetas