EXCLUSIVO CONSORCIO INTERNACIONAL DE PERIODISTAS DE INVESTIGACIÓN

Los Garbarino resguardaron su patrimonio en dos paraísos fiscales luego de quedar en la mira de la AFIP

Los exaccionistas de Garbarino SA son investigados en la Justicia federal por una denuncia de AFIP de 2017 por presunto lavado. En 2014, el organismo también había tenido en la mira a la empresa como usuaria de supuestas facturas truchas.

0

Los hermanos Omar y Daniel Garbarino, investigados en la Justicia por presunto lavado de dinero, recurrieron a sociedades y fideicomisos en paraísos fiscales para resguardar millones de dólares en bienes y dinero, según surge de Pandora Papers. El histórico CEO de la compañía, Carlos Eduardo García, quien dejó el cargo en septiembre, también recurrió a la misma estrategia para ocultar durante años parte de su patrimonio. Incluso, los tres fueron identificados con nombres en clave por los ejecutivos de los estudios que realizaron los trámites, de acuerdo a los documentos y correos electrónicos que obtuvo el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) y que integra elDiarioAR junto con La Nación e Infobae*. 

Garbarino SA pasó de ser la principal cadena de venta de electrodomésticos del país a venderse por el simbólico valor de un peso, en junio de 2020, cuando la familia que dio nombre a la empresa vendió sus acciones a Carlos Rosales, un exfuncionario del gobierno de Daniel Scioli y protesorero del club San Lorenzo. La compañía afronta dificultades económicas y financieras, está al borde de un concurso de acreedores y con una conciliación obligatoria para detener los numerosos despidos de sus trabajadores.

Los hermanos Omar Carlos (69) y Daniel Carlos Garbarino (65) han sabido custodiar al máximo su bajo perfil. A pesar del éxito de su compañía previo a la debacle, una empresa que creció especialmente durante el kirchnerismo, gracias a las facilidades de crédito y el incentivo al consumo, sus rostros son desconocidos para el público. 

Al menos entre 2011 y 2014, ambos empresarios montaron sociedades y fideicomisos en Islas Vírgenes Británicas y Bahamas para resguardar parte de su patrimonio. A través de su abogado, los Garbarino rechazaron responder las preguntas del equipo argentino de ICIJ y dijeron que "todo se ajusta a sus declaraciones a los organismos fiscales". Ante el pedido para acceder a sus declaraciones juradas, respondieron con una negativa.

Su otrora CEO, Carlos García, también afirmó que todo está en regla con la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), tras regularizar su situación, blanqueando los activos que permanecían ocultos, en uno de los últimos procedimientos de exteriorización de depósitos que se habilitó en Argentina. No dio mayores precisiones y tampoco dio acceso a sus declaraciones juradas.

Diez días antes de ordenar la formación de estas estructuras en paraísos fiscales, en 2014, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) dio a conocer un listado de 1.200 empresas investigadas por la supuesta utilización de facturas apócrifas para evadir impuestos. Garbarino SA integraba la nómina. No hay registros de que haya avanzado una causa por este caso en contra de la compañía.

En 2016, Panama Papers sacó a la luz otra estructura offshore de los hermanos Garbarino: habían utilizado a dos compañías suizas de papel, Helvetic Services Group y Swisser AG, y una offshore panameña para traspasar todas las acciones de la compañía, como informó La Nación. La revelación terminó en una inspección de la AFIP y una denuncia penal del organismo por presunto lavado de activos contra los responsables de la compañía, que aún permanece abierta en el juzgado federal de Julián Ercolini, como informó elDiarioAR en julio último. 

El primer entramado offshore de Garbarino permitió sacar de la empresa unos US$30 millones con destino desconocido, según la denuncia de la AFIP. En el expediente, ni los Garbarino ni ningún representante de la empresa han sido imputados ni citados. El fiscal Carlos Rívolo rechazó la denuncia del organismo, pero la AFIP continúo como querellante. 

Pandora Papers revela ahora otra estructura offshore de los empresarios que lideraron el mercado de electrodomésticos durante años. 

Clientes apurados

El 30 de octubre de 2014, una ejecutiva del proveedor Integritas, una compañía de Trident Trust Group que presta servicios a clientes para operar offshore, envió un correo electrónico a una colega desde la sede de Miami: “¿Podrías enviarme una lista de nuestras compañías de papel (shelf companies) en Islas Vírgenes Británicas?”. 

Al día siguiente, tras recibir la lista de su colega de Trident, otro gran proveedor de servicios offshore, la ejecutiva respondió: “¿Podemos reservar el uso de Tokitada Worldwide Limited y Seawater International Limited? La semana que viene enviaremos los documentos relacionados con los accionistas y directores”.

Seawater International Limited y Tokitada Worldwide Limited estaban radicadas en Islas Vírgenes Británicas. Los ejecutivos las vincularon a otras dos compañías offshore –esta vez de Bahamas-, como directores: Stagrintie Limited y Rintiegast Limited.

Según surge de los correos electrónicos que integran Pandora Papers, él o los clientes estaban apurados. Los empleados de Integritas pidieron acelerar el intercambio de documentación para terminarlo rápido. “Es extremadamente urgente”, le comunicó uno de ellos a sus colegas unos días más tarde, el 10 de noviembre de 2014.

Ese mismo 10 de noviembre de 2014, dos fideicomisos radicados en Islas Vírgenes Británicas se hicieron cada uno con el 100% de las acciones de esas compañías offshore. El fideicomiso “802153 Trust” absorbió la sociedad Seawater International Limited. Su mellizo, el fideicomiso “802154 Trust”, se hizo con Tokitada Worldwide Limited. 

Al día siguiente, el 11 de noviembre de 2014, Omar y Daniel Garbarino firmaron sus respectivos contratos con los fideicomisos y se convirtieron en sus controlantes, beneficiarios principales y protectores. A través de esos fideicomisos, controlan a Tokidata y Seawater, las dueñas de sus activos.

Daniel Garbarino se quedó con Seawater International Limited: es su beneficiario final, según consta en un formulario del proveedor offshore Trident Trust. En junio de 2017, la offshore tenía una cuenta en el Banco Santander Miami con US$8 millones, según declaró en un formulario del proveedor.

Herederos

Si bien los fideicomisos son controlados por ambos empresarios, tanto Omar como Daniel establecieron cómo se distribuirán sus bienes después de su muerte. En distintos documentos, dejaron instrucciones a los proveedores offshore. Los activos de Omar, controlados a través de esta estructura, se distribuirían entre sus cuatro hijas (23% cada una) y el 8% restante, entre otras dos mujeres.

Daniel Garbarino estableció que luego de su muerte, los beneficiarios del fideicomiso serían su esposa y los tres hijos del empresario.

Las sociedades offshore Tokitada Worldwide Limited y Seawater International Limited cumplieron su ciclo y fueron disueltas el 22 de diciembre de 2017. Pero los documentos no explican por qué se tomó esa decisión.

Sin embargo, los hermanos Garbarino continuaron siendo clientes de Trident e Integritas, al menos hasta principios de 2019, según un formulario que completaron con sus datos personales y copia de sus pasaportes argentinos. El documento de enero de ese año conecta a los hermanos con otras dos sociedades con reminiscencias futboleras: Platte River Management y Platte River Management II. Ambas son sociedades radicadas en Bahamas, igual que sus predecesoras.

"Escorpio, Airies y Fonfria"

De los documentos también surge que tanto Daniel como Omar Garbarino ya habrían tenido este tipo de estructuras offshore antes de 2014, no sólo en Islas Vírgenes sino también en Bahamas. La misma operatoria fue realizada por su CEO y hombre de mayor confianza en la estructura de Garbarino, Carlos García. Los tres acudieron a los mismos proveedores, mismas estructuras y mismas jurisdicciones. 

Daniel Garbarino es el principal beneficiario de un segundo fideicomiso, The Edenberg Trust, radicado en 2011 en Islas Vírgenes Británicas, y sobre el cual el empresario tenía control total, según los documentos que firmó puño y letra y surgen de Pandora Papers. 

El fideicomiso offshore de 2011 se creó para administrar especialmente propiedades inmuebles, según uno de los documentos, pero no detallan de qué bienes se trata y los montos de los activos en cuestión. En caso de muerte del empresario, los beneficiarios serían su esposa y tres hijos, los mismos beneficiarios del fideicomiso de 2014.

Una cadena de e-mails que intercambiaron los ejecutivos de Trident e Integritas sugiere que habría más estructuras offshore. Entre finales de 2012 y mediados de 2013, los tres hombres clave de Garbarino decidieron mudar unos fideicomisos de Bahamas a Islas Vírgenes Británicas, según un intercambio de correos electrónicos. En Integritas, los tres argentinos eran identificados con apodos: “Escorpio, Airies y Fonfria”, según surge de los e-mails, aunque no especifican en los mensajes quién recibía cada sobrenombre. 

“Esto deberá enviarse por correo electrónico a Gabriel Patrich, quien verá a los clientes (Escorpio, Airies y Fonfria) la próxima semana en Buenos Aires”, escribió uno ellos. Patrich es el ejecutivo del banco Santander en Miami que hizo de intermediario con Integritas y que certificó las identidades de los Garbarino y a Carlos García.

“Continúe con el proceso para convertir las escrituras de los fideicomisos de Bahamas a fideicomisos de BVI (British Virgin Islands) para Scorpio, Airies y Fronfria”, ordenó otro ejecutivo.

“Cada uno de los negocios de servicios corporativos y fiduciarios de Trident está regulado en la jurisdicción en la que opera y está totalmente comprometido con el cumplimiento de todas las regulaciones aplicables. Trident coopera habitualmente con cualquier autoridad competente que solicite información. Trident no habla de sus clientes con los medios”, respondió el proveedor a ICIJ.

El exCEO

Carlos Eduardo García, histórico CEO de Garbarino durante las últimas dos décadas, dejó la compañía en septiembre último. En 2012, formó un fideicomiso en Bahamas para atesorar activos por más de US$6 millones con el objetivo expreso, escrito de puño y letra por quien completó el formulario, de “evitar la sucesión de bienes en su país natal y para proteger sus activos de potenciales acreedores”, según consta en un documento del proveedor Trident Trust Company. 

Los fondos provenían de la entidad PHC Fonfria Guarantee Limited, por lo que se infiere que su apodo dentro de Integritas era Fonfria, aunque su fideicomiso se denominó “301-638 Trust (Escorpio Management SA)”. “No tuve ni tengo relación alguna con Escorpio Management SA", respondió García ante la consulta. 

El intermediario entre García y Trident es la misma compañía que utilizan los hermanos Garbarino: Integritas Trust Company Limited, oficina de Bahamas, y el mismo ejecutivo del banco Santander de Miami, quien acreditó la identidad del ex CEO. Los activos resguardados en el fideicomiso offshore incluyen dinero en efectivo, acciones o bonos y “otros activos” no identificados en el formulario.

En diciembre de 2012, el ejecutivo del banco Santander de Miami firmó una carta dirigida al proveedor Trident Trust en la que dejaba constancia certificada de la identidad de García y su rol en Garbarino, además de su dirección en Buenos Aires, la que, según el ejecutivo bancario, visitó personalmente.

El 27 de enero de 2014, una ejecutiva de Trident informó en un correo electrónico que el cliente no deseaba continuar con el fideicomiso. En 2013, habían informado la intención de trasladarlo a Islas Vírgenes Británicas, de acuerdo con los intercambios de correos electrónicos entre los integrantes de Trident.

*El equipo argentino de Pandora Papers está integrado por Hugo Alconada Mon, Maia Jastreblansky y Ricardo Brom (La Nación); Mariel Fitz Patrick, Sandra Crucianelli e Iván Ruiz (Infobae); y Emilia Delfino (elDiarioAR).

Pandora Papers es una colaboración global entre @elDiarioAR y el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (@ICIJorg) sin fines de lucro. Si te gusta el periodismo como este, haz una donación al ICIJ para apoyarlo.

En elDiarioAR creemos que la sociedad necesita información confiable guiada por el interés público. Por eso nos comprometemos a publicar artículos elaborados con rigurosidad y profesionalismo, para sostenerlo necesitamos el apoyo económico de las y los lectores. Para apoyarnos, podés asociarte en este link.

ED

Etiquetas
stats