Juntos reclama al Gobierno “un acuerdo serio y sin improvisaciones” con el FMI

De local en la UCR, Morales saluda a Larreta

0

La suspensión de la reunión entre Martín Guzmán y la oposición facilitó el clima consensual. En el encuentro de la mesa nacional de Juntos por el Cambio abundaron las coincidencias. ¿Cuál fue el acuerdo? Criticar al Gobierno por los zigzagueos en relación a la negociación con el FMI. Se trató de una continuación privada de la ola de cuestionamientos que los dirigentes cambiemitas habían difundido el lunes. “Necesitamos un acuerdo serio y sin improvisaciones”, reclamaron este martes por la tarde.

De haberse mantenido en pie la convocatoria del gobierno, en la que Guzmán iba a exponer ante los gobernadores y jefes parlamentarios de la oposición, la conducción de JxC habría tenido motivos para mostrar diferencias y matices. Pero cancelada la invitación, o al menos postergada sin fecha a la vista, hubo show de afinidad entre los macristas, los radicales y los lilitos.

La cita fue mitad presencial, mitad por Zoom. Duró casi una hora y media, y se concretó este martes al mediodía en el comité nacional de la UCR. Ahí Gerardo Morales jugó de local. El gobernador jujeño es a su vez el nuevo presidente del radicalismo. Y desde hace semanas despliega una estrategia audaz y a varias bandas: primerear a Horacio Rodríguez Larreta, despegarse de Mauricio Macri y mostrarse como la vía centrista de JxC rumbo al 2023. Y lo intenta sin romper su línea de diálogo con Alberto Fernández y Sergio Massa.

“Guzmán no quiere dar cuenta del ajuste que pactó con el Fondo”, se quejó el lunes el gobernador Morales.

Además de Morales, los otros jefes cambiemitas que estuvieron en la base de la UCR este martes fueron el gobernador correntino Gustavo Valdés y el alcalde porteño Horacio Rodríguez Larreta. También, los radicales Mario Negri y Luis Naidenoff, más los lilitos Maximiliano Ferraro, Juan Manuel López y Maricel Etchecoin. El resto de la conducción del frente opositor se conectó por zoom. ¿Quiénes? Por el partido amarillo, Mauricio Macri, Patricia Bullrich, el diputado Cristian Ritondo y el senador Humberto Schiavoni. Los radicales Alfredo Cornejo y Martín Lousteau, más el líbero peronista Miguel Ángel Pichetto, se sumaron de forma remota.

Una vez terminada la juntada, la alianza opositora reafirmó “la necesidad de que el Gobierno tenga un plan que resuelva los graves problemas de desarrollo de los sectores de la economía, que favorezca la inversión productiva, el trabajo; y dé solución a la inflación, pobreza y fuga de talentos que golpea al conjunto de la sociedad argentina”.

Respecto al curso de las renegociaciones con el Fondo Monetario Internacional, los cambiemitas se envalentonaron. “Necesitamos un acuerdo serio y sin improvisaciones por el bien de toda la Argentina”, aseguraron.

“Cuando exista una carta de intención con el FMI, su tratamiento en el Congreso debe ser transparente con todas las fuerzas políticas y de cara a la gente. Juntos por el Cambio ha dado siempre muestras de colaboración y responsabilidad para el logro de acuerdos financieros internacionales”, concluyeron.

Así, cada error no forzado del Gobierno, cada titubeo y cada interna a cielo abierto que exhibe el Frente de Todos, es oxígeno para las pujas que existen dentro de la coalición opositora. Y la dilatada negociación del oficialismo con el FMI se convirtió en una fuente inagotable de aire para JxC. Paradojalmente, se trata de un problema que podría exponer la responsabilidad casi excluyente de la gestión de Macri.

“Hubo un muy buen clima”, coincidieron dos protagonistas de JxC que suelen rivalizar entre sí. “Clima excelente. El centro fue la ausencia de un plan del gobierno”, agregó un diputado que estuvo en el comité radical. 

AF

Etiquetas
stats