Vacunas Covid

Estudio sobre la Sputnik V: con una dosis, personas previamente infectadas generan una respuesta inmune similar a vacunados con dos dosis

La Sputnik V, desarrollada por el Instituto Gamaleya

Un estudio realizado por iniciativa del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires y liderado por investigadores del CONICET sobre el efecto de la vacuna Sputnik V contra el Covid-19 demostró que en personas infectadas previamente con coronavirus una sola dosis genera una respuesta inmune similar o mayor a la que se produce en un vacunado con las dos dosis.

El trabajo, difundido este jueves, sugiere por lo tanto revisar el esquema de vacunación para quienes ya estuvieron expuestos al SARS-Cov-2. En ese grupo, bastaría con una sola dosis, lo que liberaría dosis para otros usos prioritarios.

El estudio se realizó sobre 142 individuos vacunados con la Sputnik V, hasta ahora la vacuna mayoritaria en nuestro país, que consta de un régimen de dos dosis con un intervalo de al menos 21 días entre ambas. Por eso, se tomaron muestras de suero antes de la primera dosis, a los 21 días de esa primera inoculación y a los 21 días de la segunda.

Los participantes, de edades comprendidas entre los 18 y los 59 años, pertenecen al personal de Salud del subsector público de la Provincia de Buenos Aires.

Los resultados obtenidos indican que a los 21 días de la primera dosis, el 89 % de los individuos desarrolló anticuerpos detectables, mientras que a los 21 días de la segunda dosis el 100 % desarrolló esos anticuerpos.

Por otro lado, el aumento en la cantidad de anticuerpos en individuos con previa exposición al virus que recibieron una dosis de la vacuna fue superior a la observada en individuos que nunca se habían infectado y recibieron las dos dosis.

“Los resultados del estudio muestran que las personas previamente expuestas al virus, que mostraron tener anticuerpos antes del inicio de la vacunación, generan una respuesta inmune humoral rápida al recibir una dosis de la vacuna Sputnik V, produciendo niveles de anticuerpos similares e incluso superiores a los producidos por personas no infectadas que recibieron dos dosis de la vacuna”, afirmó la jefa del Laboratorio de Virología Molecular de la Fundación Instituto Leloir (FIL), investigadora superior del CONICET y miembro del equipo que realizó el estudio, Andrea Gamarnik.

Se trata del primer estudio de este tipo que se realiza sobre la vacuna Sputnik V y este es un primer informe.

Informe Sputnik_Buenos Aires 3.03.2021v1 by on Scribd

"Estos resultados eran esperables porque una persona que ya fue infectada tiene una inmunización natural. Entonces cuando se le aplica una vacuna, en la cual el antígeno es el mismo que en la infección, funciona como un booster, como un refuerzo. Por eso las personas que ya estuvieron infectadas, con una dosis enseguida levantan un título de anticuerpos muy alto", explicó a elDiarioAR Andrés Rossi, uno de los bioquímicos que participó en el estudio.

Para Rossi, estos resultados invitan al optimismo. "Una cosa es teorizarlo, hipotetizarlo y pensarlo y otra cosa es, con la vacuna ya producida y con una población en plena pandemia, empezar a vacunar y empezar a evaluar los resultados".

"Los resultados son muy alentadores porque permiten reorganizar recursos. Si en función de estos informes se toman políticas de salud, se van a poder redireccionar recursos como vacunas, tiempo, gente, instalaciones, etc", añadió.

Los responsables del estudio indicaron que están recibiendo muestras de otras cohortes para un próximo análisis y que continuarán tomando muestras a los tres y seis meses luego de aplicada la primera dosis.

"Este es el primer informe. Se va a hacer un seguimiento a estas personas que ya tienen inmunidad para ir viendo si esa inmunidad se mantiene, si tienen un título de anticuerpos más bajo o más alto o si se mantiene igual. Son datos muy interesantes porque no se saben. Esto es todo nuevo", señala Rossi.

En su conclusión, los responsables del estudio también señalan que, teniendo en cuenta la eficacia de la administración temprana de plasma de convaleciente con altos títulos de anticuerpos, "se podría evaluar la posibilidad de considerar como donantes a aquellas personas que hayan tenido un diagnóstico de COVID-19 y estén vacunadas con una o dos dosis".

Según un comunicado del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, "recientes trabajos con las vacunas de Pfizer/BioNTech y Moderna han mostrado que la respuesta humoral luego de una dosis en personas con exposición previa al virus es de tal magnitud que sería posible no aplicar una segunda dosis. De hecho, países como Francia y España adoptaron esa política en ciertas franjas etarias para optimizar recursos".

Sin embargo, añade el texto citando a Gamarnik, "no había estudios hasta el momento con la vacuna Sputnik V que comparasen los niveles de respuesta inmune de individuos vacunados con dos dosis con individuos vacunados con una dosis con exposición previa a SARS-CoV-2".

Participaron en el estudio el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, la Fundación Instituto Leloir, el Instituto de Investigaciones Biomédicas en Retrovirus y SIDA (INBIRS/CONICET) y Instituto de Estudios Inmunológicos y Fisiopatológicos de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata.

En Argentina, la campaña nacional de vacunación comenzó el 29 de diciembre y ya fueron vacunadas casi un millón de personas con al menos la primera dosis.

Hasta el momento, el país recibió ya más de cuatro millones de dosis de diferentes vacunas: la Sputnik V, la que desarrolló el laboratorio chino Sinopharm y la Covishield, desarrollada por la Universidad de Oxford y el laboratorio AstraZeneca.

Desde el inicio de la pandemia, el país registra ya más de 2,1 millones de infectados y más de 52.000 muertos por coronavirus.

CRM

Etiquetas
stats