Nuevas cepas: Fernández "blinda" las fronteras por temor a una segunda ola más agresiva de Covid

El presidente Fernández y la ministra Vizzotti, en la reunión del Comité de Vacunación, el miércoles.

elDiarioAR

0

Detrás del episodio de los 44 jóvenes que el jueves llegaron a Ezeiza desde Cancún en un vuelo de Aerolíneas Argentinas y dieron positivo de Covid-19 hay una pregunta incómoda. ¿Cómo embarcaron en origen si, en teoría, debían presentar certificados PCR que los autorizaran a viajar? La respuesta correcta es que pudieron hacerse el hisopado 72 horas antes y que, en esos tres días, se les declaró la positividad. A los 44, en simultáneo.

El caso reactivó una duda latente sobre el mecanismo de control luego de que en diciembre se inició una investigación interna, que derivó más tarde en una denuncia judicial, sobre PCR truchos en las declaraciones juradas de los viajeros. Un "atajo" para ingresar o regresar al país desde el exterior sin hacerse un hisopado que exige la ley. Casos insólitos: en algunos expedientes, se encontraron imágenes que no eran ni siquiera un PCR sino archivos JPG, de imágenes, de cualquier otra cosa.

El alerta tardó horas en saltar, período en que los jóvenes estuvieron en sus lugares de residencia -son dos contingentes de egresados, uno de CABA y otro de una ciudad bonaerense- en teoría con aislamiento obligatorio de diez días, tal como indica el protocolo sanitario, incluso con PCR negativo. Coincidió con la decisión del gobierno nacional de reducir la cantidad de vuelos, de Brasil y de México entre otros destinos, un "blindaje" de las fronteras contra las nuevas cepas de Covid-19.

En medio de una ráfaga de crisis, Alberto Fernández volvió el viernes a ponerse en clave pandemia y encabezó un encuentro del Comité de Vacunación, uno de los ítems del plan oficial para ganarle a la segunda ola: la aceleración del operativo de inmunización, que pretenden que la semana próxima logre una velocidad crucero de un millón de dosis aplicadas por semana.

El otro punto se eslabonó en las últimas 72 horas y supone, en la práctica, potenciar el "blindaje" para reducir al mínimo la circulación de viajeros. Con la extensión del DISPO, se acordó disminuir la frecuencia de vuelos a Brasil, Colombia, México y Perú, entre otros países, además de extender la prohibición de vuelos desde el Reino Unido y de restringir vuelos desde Europa.

El viernes, con una Decisión Administrativa, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero validó el procedimiento de la Dirección de Migraciones para que haya menos viajes al exterior. Será paulatino y no se descarta que la semana que viene se disponga un nuevo ajuste en la cantidad de vuelos autorizados. "Si la situación se sigue agravando, parece inevitable seguir cerrando", confió a elDiarioAR una fuente oficial.

El viernes, Fernández compartió con la ministra de Salud Carla Vizzotti el Comité de Vacunación y acordaron un nuevo encuentro para esta semana donde se analizará, en particular, la cuestión fronteriza. No sólo vuelos sino también tránsito comercial terrestre.

Límites

En el Gobierno analizan hasta donde puede afectar el funcionamiento interno un cierre más estricto de fronteras. Un dato frío: en promedio, por día hay 200 pedidos de excepciones para ingresar al país de profesionales, técnicos que viajan para realizar controles o reparaciones, extranjeros con familia en el país o, entre otros rubros, estudiantes. A diario, ingresan cientos de personas por razones de trabajo: un rubro que genera alta demanda son las competencias deportivas.

Como contó este medio el viernes, solo en Brasil hay 7.500 argentinos "en tránsito", es decir que viajaron en las últimas semanas con plan de regreso en poco tiempo.

Este sábado, la Cancillería oficializó que por orden de Fernández, luego de consultas con los demás integrantes del bloque, se suspendió la cumbre presencial planificada para el 26 de marzo en Buenos Aires para celebrar los 30 años desde la creación del Mercosur. Será el mismo día pero virtual. "Hubo consultas con Brasil y estuvieron de acuerdo", confió un funcionario.

No es un detalle cualquiera: en Brasil se anudan récords de casos y de muertos, con estados donde el sistema de salud colapsó y circula la cepa de Manaos, una de las tres cepas que según el Ministerio de Salud encabezan la preocupación en el mundo. Se trata de la cepa P1, originalmente detectada en Manaos, de la cual se detectó circulación comunitaria en varios países del continente. Las otras dos son la B.1.1.7, llamada la cepa inglesa, y la variante 501Y.V2, detectada en Sudáfrica.

Por eso, Salud recomienda directamente evitar los viajes al exterior "por motivos no esenciales". El Gobierno prepara una campaña en la que además de sugerir no viajar al exterior incentivará los movimientos turísticos dentro del país. Es un razonamiento en clave económica: evitar, en lo posible, fijar restricciones internas que puedan afectar a más sectores del comercio o, en este caso, el turismo.

PI

Etiquetas
stats