Escándalo en Entre Ríos: Un ex funcionario de Patricia Bullrich fue echado de una sesión de Diputados

Martín Klix y su esposa, Ayelén Acosta, diputado provincial del PRO.

En plena sesión de este miércoles, y luego que se descubriera una placa de homenaje a las mujeres por los 75 años de la sanción del voto femenino, se produjo una situación de violencia política y de género hacia una diputada del PRO en la Cámara de Diputados de Entre Ríos.

Fue a partir de un duro cruce entre dos diputadas del PRO, Lucía Varisco y Ayelén Acosta, en relación a las denuncias que Patricia Bullrich, presidenta del PRO, sostiene contra el fallecido ex intendente, Sergio Varisco, a quien comparó con integrantes de la banda Los Monos.

Además del entredicho que abre las aguas en la interna del PRO, el marido de Acosta, Walter Klix, presente en el recinto, fue expulsado por amedrentar a Varisco desde el inicio de la sesión. Ex funcionario en el área Seguridad en la gestión del ex presidente de la Nación, Maurcio Macri y allegado a Bullrich, Klix estuvo de manera permanente tomándole fotografías y filmando a la legisladora mientras ésta se refería en duros términos a dirigentes del PRO.

Varisco hizo una semblanza sobre la vida de Hipólito Yrigoyen, sobre el golpe de estado del 30, sobre el martirio, la persecución y la cárcel que padeció el líder del radicalismo, para señalar que fue “brutalmente atacado por una corporación judicial, política y mediática” y trajo a colación la situación que vivió su padre, Sergio Varisco.

“Hace poco vimos como nuevamente el ex presidente se refirió en términos agraviantes hacia Yrigoyen, un síntoma claro del desprecio que tienen estos sectores hacia los valores y principios democráticos, hacia la voluntad popular y las conquistas sociales” comenzó a referir la diputada para agregar que al igual que en la época de Yrigoyen “hoy vemos esos personajes con un accionar repudiable, sin escrúpulos, que atacan y buscan seguir haciendo daño”.  

Concretamente, Varisco señaló a la presidenta del PRO como responsable de las nuevas embestidas contra la figura de su padre y de su espacio político. “Patricia Bullrich no tiene ética, ni moral, para hablar de quien fuera un dirigente intachable, ungido por la voluntad popular dos veces intendente de la ciudad de Paraná” dijo la legisladora entrerriana para denunciar maniobras delictivas y antidemocráticas y la utilización de los mecanismos del Estado en la era macrista, para sacar del escenario político a Sergio Varisco. También nombró a Rogelio Frigerio y a Néstor Roncaglia entre otros responsables, e incluso apuntó contra los resortes del Estado y el poder judicial en el armado de una causa que buscaba desinstalar a su padre de la política.

La respuesta a la denuncia formulada por Lucía Varisco provino dentro de su mismo bloque, por parte de la diputada Acosta, quien defendió a los dirigentes del PRO, diciendo que se trató de una interpretación errónea de las declaraciones formuladas en las últimas semanas por Macri y Bullrich en distintos medios de comunicación.

Mientras esto transcurría, el marido de Acosta, Walter Klix, instalado a un costado del recinto, tomaba fotografías y filmaba a Varisco, lo que fue denunciado por la legisladora como un acto de intimidación. Fue recién minutos después, que la representante del Frente de Todos, Stefanía Cora volvió a advertir sobre lo que estaba sucediendo. “Veo con mucha preocupación que, hace escasos minutos hemos colocado una placa enalteciendo que las mujeres estemos en la política, y aquí en esta Cámara, acaba de decir una diputada, elegida por el pueblo, que se siente incómoda, que le están sacando fotos y nadie de su bloque se ha solidarizado para pedir que quien está al costado de la diputada, se retire o se lo saque del recinto. Nadie puede expresarse en un contexto de amedrentamiento” dijo Cora en señal de solidaridad al presentar la moción que hizo que finalmente Klix fuera retirado del recinto, escoltado por guardias de seguridad. 

La situación, inédita en la Legislatura entrerriana, se alinea con la postura que viene sosteniendo Acosta, única legisladora que no firmó la carta de repudio por el atentado hacia la vicepresidenta de la Nación y cuyo esposo calificó a este hecho como un “chasco”. 

Al igual que todas las diputadas entrerrianas, Acosta integra la Comisión de Mujeres, Género y Diversidad, espacio en el que permanentemente se trata la problemática de las violencias de género en sus múltiples formas, en particular la violencia política, y toda forma de vulneración de los derechos de las mujeres.

¿Quién es Klix?

Walter Klix, vive desde hace pocos meses en Paraná, es el marido de la diputada Acosta con quien tiene una hija. Se define como su armador político, ya que Acosta aspira a la intendencia de la capital entrerriana. Ocupó cargos en el área de Seguridad en las dos gestiones de Mauricio Macri en Buenos Aires y con el arribo del dirigente del PRO a la Presidencia de la Nación en 2015, pasó a ser director nacional de Lucha contra el Narcotráfico, bajo la órbita de Patricia Bullrich. Actualmente dice formar parte de la mesa chica del diputado nacional y precandidato a gobernador de Entre Ríos de Juntos Por el Cambio, Rogelio Frigerio.

Recientemente en sus publicaciones en las redes sociales, Klix manifestó su apoyo a las opiniones de Tetaz y Amalia Granata, al sostener que el atentado contra la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner y dijo que Juntos por el Cambio se estaba comprando “un buzón” del oficialismo

Etiquetas
stats