Sobre la tragedia de 2001 y las cuentas regresivas

Una de las clásicas placas de alto impacto de Crónica TV

0

Me encanta la manera de reírse de esa repetida costumbre humana de ponerse un relojito para todo que suele parodiar Crónica TV con sus placas-contadores-de-días. “Faltan 185 días para el verano”, “faltan 1902 días para el Mundial” y así. Creo que me gusta por esa caricatura doble: por un lado, porque abraza con cariño a las personas ansiosas (un bienvenidos al tren del que el canal no se excluye: impacientes somos todos). Y, por el otro, porque pone de manifiesto esa insistencia del periodismo por la efeméride y la fecha redonda. Entonces, con una nobleza que siempre le agradeceremos, Crónica elige números absurdos y eventos muchas veces disparatados.

En tiempos pandémicos –¿qué vino primero: la peste o la espera?–, parece medio inevitable sentirse en una especie de cuenta regresiva constante (hasta el momento en que le toque la vacuna a los de mi edad, hasta que llegue ese reencuentro; hasta que llegue ese mail, sí, es que debería estar llegando por estas semanas). 

Esta edición de Mil lianas pretende ser una compañía ante cualquier tipo de zozobra, un catalizador módico de ansiedades, un mientras tanto. ¡Pasen!

1. Cuentos completos de Leonora Carrington. “Hay escritores que describen lo desconocido (como el proceso de descuartizar ballenas para extraer su grasa subcutánea) y logran volverlo familiar; hay escritores que describen lo ordinario (un día en Dublín) y consiguen revestirlo de novedad. La capacidad de hacer dos cosas a la vez, de unir elementos que parecen estar en conflicto para crear algo sorprendente, es una de las funciones de lo maravilloso”, señala la escritora Kathryn Davis a propósito de la prosa de Leonora Carrington, una de las figuras más representativas del movimiento surrealista en las artes plásticas y un personaje a esta altura mítico (sobre su asombrosa vida y su obra, les dejo esta nota que escribieron nuestros colegas en elDiarioES).

Lo maravilloso que apunta Davis en su prólogo es, justamente, lo que aparece en los cuentos de Carrington, que ahora se pueden leer todos juntos y en un solo tomo en la edición que acaba de lanzar en español Fondo de Cultura Económica. 

En estos relatos, que incluyen cuentos de los libros La casa del miedo, El séptimo caballo y tres textos de la artista británica que hasta ahora permanecían inéditos, esa convivencia entre lo misterioso y lo cotidiano fluye entre animales que ocupan el lugar de los humanos, casas aparentemente góticas en las que puede pasar cualquier cosa, niñas que no quieren estar entre adultos y entablan vínculos con algunas bestias.

A veces con un tono que produce espanto, a veces con una liviandad tramposa, en cada historia, detrás de oraciones despojadas y en apariencia simples, hay una fuerza narrativa de enorme vigor que no deja jamás de sorprender.

Cuentos completos de Leonora Carrington acaba de ser editado en español por Fondo de Cultura Económica.

2. Inspiraciones en el AGN. En Mil Lianas somos fans incondicionales de los archivos y nuestro amor más grande es el Archivo General de la Nación (a propósito, se está mudando por estos días y tiene varias novedades en su página web, que se pueden leer por acá). Ya hablamos alguna vez de una interesante muestra fotográfica online que hace un recorrido por imágenes impactantes de lo que hoy se llama “tareas de cuidado” y ahora lanzaron un ciclo que me llamó particularmente la atención.

Se llama Inspiraciones: pensamientos desde archivos y se trata, según cuentan sus responsables, de “una propuesta cultural y celebratoria de la diversidad de lecturas de nuestra historia”. Para esto, los organizadores convocan a referentes de diversas disciplinas y de la cultura en general (cineastas, periodistas, músicos, entre muchos otros) quienes, a partir de algún material del enorme acervo del AGN, escriben una reflexión o algún tipo de análisis que se puede leer en la página web.

A mí me interesó en particular lo que escribió la investigadora Carolina Barry, que analizó un docudrama del llamado Noticiario Panamericano de 1951, bajo el nombre de “La mujer puede y debe votar”. El material en sí mismo es una de las tantas joyas que conserva el AGN sobre el sufragio femenino en el país y la idea de convocar a expertos a analizar este tipo de materiales, disponibles para todos en la web y en las distintas plataformas del archivo, resulta una tarea de curaduría más que interesante.

Toda la información sobre Inspiraciones: pensamientos desde archivos se puede leer por acá. El texto de Carolina Barry está aquí.

3. Soy el 2001. De un seguimiento diario del riesgo país, a los estrenos de la televisión (Friends estaba en su apogeo, en la televisión local se lucían Diego Capusotto y Fabio Alberti con Todo por dos pesos), las noticias internacionales y la omnipresente rosca política local.

La cuenta de Twitter @soyel2001, a cargo del colectivo de difusión histórica Marcha Atrás, se propuso hacer un repaso de ese año indeleble para el país. Y lo viene consiguiendo, a fuerza de recorrer cada día de aquel tiempo inolvidable y feroz a partir de notas en los medios, la selección de videos y distintos materiales de archivo.

“El 2020 fue un año que marcó y continuará marcando nuestras vidas. Cuando transitábamos el final de ese histórico año, como colectivo de divulgación histórica nos propusimos recorrer, revisitar, rememorar otro año singular para nuestra historia e identidad. De ese impulso nació @Soyel2001. Además de los acontecimientos de diciembre, que permanecen de manera constante en la memoria social argentina, nos interesa recuperar lo cotidiano, habitual, ordinario de ese año -justamente- tan extraordinario”, explica el grupo, que además de difundir sus rescates en las redes sociales también tiene un programa de radio en FM La Patriada los sábados a las 18.

Dos décadas después, cuando todavía son varios los que intentan analizar las cicatrices de aquel estallido, que terminó con al menos 39 personas asesinadas en las calles en manos de las fuerzas estatales por orden del Poder Ejecutivo del gobierno de Fernando de la Rúa, hacer este recorrido resulta tan necesario como perturbador.

El proyecto Soy el 2001 es una creación de Marcha Atrás, un colectivo de historiadoras e historiadores que desde hace una década lleva adelante proyectos de divulgación en distintas plataformas. Además de su trabajo en las redes realizan el programa radial Poné marcha atrás los sábados a las 18 en FM La Patriada.

4. Line of Duty. Volvemos (¡otra vez!) a esta serie, de la que hablamos hace poco porque estremeció a los ingleses y el episodio final de la sexta temporada fue visto por 12.8 millones de espectadores británicos.

Después de algunos tiempos en los que no estuvo disponible completa en nuestro país, las primeras cinco temporadas de Line of Duty , una producción excelente de la BBC, volvieron por estos días a la plataforma de Netflix. Una fiesta total para aquellos que estén buscando un policial clásico y varios episodios para ver en plan de maratón.

Vamos con un repaso, por si se distrajeron. El eje de Line of Duty es la unidad de asuntos internos de la policía británica, es decir que se trata de agentes –ninguno de ellos con un carisma particular, todos, sí, con algún problema en sus vidas privadas– que investigan a miembros de su propia fuerza. Es, además, del primer gran éxito del guionista Jed Mercurio, que luego sorprendió con otros hits, como Bodyguard (también está disponible en Netflix).

Con persecuciones de gran impacto, casos que se van entrecruzando y acción en cada episodio Line of Duty combina un relato sobrio con grandes dosis de adrenalina.

Las primeras cinco temporadas de Line of Duty volvieron a estar disponibles en Netflix.

¡Hasta la próxima!

Mil lianas también se puede leer como newsletter. Para recibirlo por correo electrónico cada viernes pueden suscribirse por acá.

AL

Etiquetas
stats