Qatar ya llegó

La milanesa a la napolitana de Messi, el yoga de “Dibu”, el disco de oro de “Papu” Gómez y otras historias de los 26 mundialistas

Los 26 elegidos de Scaloni.

0

Emiliano “El Dibu” Martínez practica yoga antes de arrancar a entrenar. Agarra la pelota, cierra sus ojos y está algunos minutos en una suerte de meditación. Ese tiempo es clave para después estar totalmente concentrado durante el partido. Él mismo lo contó en sus redes: “Yoga es la clave para mantener tu cuerpo fuerte”.

El abuelo de Franco Armani era utilero de un club de barrio en Casilda, Santa Fe. Desde los 6 años vestía a su nieto de arquero. “¿De qué te reís?” Le preguntaba el ahora jugador de River y su abuelo le respondía que era por lo que tenía puesto. Franco lo miraba bien serio y respondía: “No te rías, yo voy a ser arquero de verdad, ¡ya vas a ver!”. 

En 2017 Gerónimo Rulli no pasaba un buen momento en su carrera. “Estoy frustrado, todos me dicen que saldré adelante” decía el arquero en ese momento de bajón. A fin de ese año vino a pasar las fiestas a Argentina y en la visita se reunió con “El Brujo” Manuel. Según cuenta Rulli esa charla fue un quiebre. Recuperó su buen nivel, pasó de La Real Sociedad al Villarreal, salió campeón de La Europa League y fue el arquero con la valla invicta en más partidos de La Copa.

Una lesión casi deja afuera a Cristian “El Cuti” Romero de la final de la Copa América. Cuando tenía 17 años y jugaba en Belgrano de Córdoba casi se retira del fútbol. Según el mismo contó los dirigentes del club le dijeron que en tres meses iba a estar buscando trabajo. Fue cuando lo habían venido a buscar del Genoa de Italia. A la distancia, él agradece estas palabras porque cree que lo hicieron más fuerte. 

Nicolás Otamendi se destacó en el último tiempo además de por sus actuaciones dentro de la cancha por sus imitaciones en TikTok. El repertorio incluye entre las más destacadas “al Coco” Basile tomándose un whisky y José Chatruc imitando a “Mostaza” Merlo en el período del Racing campeón del 2001. 

Las cábalas no pueden faltar. Marcos “El Huevo” Acuña tiene la suya con Gabriel Rouret, uno de sus primeros entrenadores en Zapala, Neuquén y hoy convertido en amigo. Antes de cada partido de Acuña, Rouret le hacía una carga de crédito en su celular – algo que dejaron de hacer cuando “El Huevo” dejó Racing – y después lo llamaba. Esa comunicación sí sigue vigente hoy en día.

En octubre de 2017 Germán Pezella fue convocado para jugar en la Selección por primera vez. El DT era Jorge Sampaoli. Cuando llegó al predio de Ezeiza la seguridad le pidió su DNI para dejarlo entrar ya que no lo conocían. Recién una vez que constataron que efectivamente era el defensor lo dejaron pasar.

El debut de Leandro Paredes en primera fue el 6 de noviembre de 2010 con la camiseta de Boca. El técnico de de Boca, Claudio Borghi, le había dicho que la condición para el debut es que terminara el colegio.

La historia de Rodrigo De Paul con el fútbol empezó en 1997. Cuando Rodrigo tenía 3 años ya quería jugar a la pelota. Menor entre tres hermanos, siguió los pasos del mayor, Damián, y enseguida su familia lo anotó en el Club Deportivo Belgrano de Sarandí. Cómo era más chico que el resto lo mandaban al arco y por su corta edad también cortaban el partido cuando De Paul quería ir al baño. 

En noviembre de 2017  Alejandro “El Papu” Gómez ganó un disco de oro. “No tendré un balón de oro pero al menos me gané un disco de oro”, dijo. El reconocimiento fue por su hit “Baila cómo El Papu” junto al trío Gli Autogol. El tema, que hoy tiene más de 47 millones de visualizaciones en Youtube, muestra a Gómez haciendo su clásico baile con el que festeja los goles. Todo lo recaudado por el tema va a una fundación de chicos discapacitados que juegan al fútbol en Bergamo.  

Angel Di María trabajó hasta los 14 años en la carbonería de su papá. Su mamá Diana lo llevaba en ese momento a entrenarse en bicicleta y pasaban por el Gigante de Arroyito, la cancha de Rosario Central. Cada vez que cruzaban por el estadio, Diana le decía a Ángel: “Hijo, vos vas a jugar ahí”.

Nico Gonzaléz es el único futbolista en marcar goles en los dos estadios que llevan el nombre de Diego Armando Maradona. En La Paternal, en la cancha de Argentinos Juniors, marcó 6 goles jugando para ese club. En Italia, con la camiseta de la Fiorentina, le hizo uno al Napoli en la victoria de su equipo por 3 a 2 en Napoles.

El plato favorito de Lionel Messi es la milanesa napolitana. Y no cualquier milanesa. Su preferida es la que hace Celia, su mamá. “Comí muchas muy buenas, pero para mí el secreto es la salsa” dice Lio, que asegura que otras personas que probaron las milanesas de su mamá también encuentran en la salsa algo especial. Tanto le gustan a Leo que su plato favorito fue en avión varias veces en Barcelona para que el 10 se sintiera más cerca de Rosario. Y tan famosas se hicieron las milanesas de Celia que le ofrecieron ir a Masterchef Celebrity, pero ella lo rechazó.

Julián Álvarez nació en Calchín, Córdoba y dio sus primeros pasos en el fútbol en el club que llevaba el nombre de la localidad. Ya desde chico se cansaba de tirar caños y hacer goles en entrenamientos y partidos. Ya se veía que era distinto y según cuenta un compañero de “La Araña” de ese momento, Julián empezó a firmar autógrafos a los 10 años. Cuando terminaban los partidos, los chicos de otros lugares de la zona ya sabían quién era y cada vez que viajaban a otro pueblo, lo esperaban al final para llevarse su firma. 

Nacido en Bahía Blanca, Lautaro Martínez quiso dedicarse al básquet. A pesar de su estatura ( mide 1,74) el sueño del “Toro” era jugar en la NBA. Admirador de Ginóbili, el delantero del Inter soñaba con encestar en lugar de romper redes. No pudor ser.

IU 

Etiquetas
stats