En la audiencia pública por el gas, el Enargas planteó “actualizar la tarifa para mejorar el servicio”

El gerente general del Enargas, Osvaldo Pitrau.

El año pasado, el interventor del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), Federico Bernal, hacía énfasis en que las tarifas debían ser “justas y razonables”, como indica la legislación, y es así que terminó aumentándolas sólo 6%. Pero 2022 es distinto. En la audiencia pública virtual que comenzó este miércoles para definir lo que cobrarán distribuidoras y transportadoras de gas, Bernal estuvo ausente por ser contacto estrecho, pero el gerente general del Enargas, Osvaldo Pitrau, abogó por “actualizar la tarifa para mejorar el servicio”. Después cedió la palabra a los 108 oradores inscriptos, incluidos representantes de empresas y clientes. “Es oportuno y conveniente escuchar a los usuarios y usuarias del servicio público. La oportunidad de participar es un acto central para nuestra democracia. Esta intervención le otorga una garantía de razonabilidad a las decisiones”, expuso Pitrau.

El secretario de Energía anunció un aumento del 20% en las tarifas de luz y gas para el 2022

El secretario de Energía anunció un aumento del 20% en las tarifas de luz y gas para el 2022

Aunque el Enargas espera las exposiciones de las partes antes de determinar cuánto aumentarán las tarifas, a fin de 2021 el secretario de Energía, Darío Martínez, habló de un alza del 20% para la luz y el gas. Las compañías piden mucho más, pero saben que no lo conseguirán. Metrogas, que está controlada por la estatal YPF, reclama un alza del 76% en la tarifa de distribución que implicaría un incremento del 33% en la factura. Otra distribuidora, la española Naturgy, pide un 82%, que repercutiría 29% en el precio que pagan los usuarios. “Serían unos 500 pesos promedio por factura”, comentan en Naturgy y aclaran que este incremento implicaría sólo una recomposición parcial e inicial de sus números.

Las transportadoras de gas del Norte (TGN, del grupo Techint) y del Sur (TGS) no se quedan atrás con los reclamos. TGS, propiedad de Pampa Energía, el grupo de Marcelo Mindlin, quiere un 80% en marzo y otro 25% en septiembre. Ese 80% inicial implicaría una suba del 20% al 30% en la factura. El alza solicitada por TGN repercutiría en un 10%. Es decir, si se suman los pedidos de distribuidoras y transportadoras, el gas se debería encarecer el 60%, pero a eso habría que agregar además lo que reclaman las petroleras por el precio del gas en boca de pozo. Este valor se definirá en otra audiencia que convoque, ya no el Enargas, sino la Secretaría de Energía. También está pendiente la convocatoria de la reunión pública para discutir sobre el precio de la electricidad, pero los cortes de suministro de los últimos días demoraron la definición.

AR

Etiquetas
stats