Elecciones en Francia 2022

La protesta anti Macron contra la violencia policial moviliza el voto joven y de izquierda en las legislativas de hoy

Protesta en París contra la violencia policial en vispera de las legislativas

elDiarioAR


1

Centenares de personas organizaron este sábado en París una manifestación en repudio del gatillo fácil legalizado de facto por el oficialismo del presidente Emmanuel Macron. En la práctica, el uso discrecional del poder de fuego de sus armas letales por la policía se ve justificado y desincriminado. La izquierda espera que el recuerdo fresco de un crimen policial de una semana atrás, cometido por la represión en nombre de la seguridad, movilice el voto joven (de menores de 35 años), gran ausente en las elecciones de abril que consagraron la reelección del centro derechista Macron y le aseguraron cinco años más en la presidencia de la República. A diferencia de las presidenciales, en las legislativas de hoy la izquierda se presenta unida. Una coalición única, nacida de un consenso nunca antes conseguido, presenta una coalición electoral única: Nueva Unión Popular Ecologista y Social (NUPES). Y un liderazgo unificado, el del ex-troskista Jean-Luc Mélanchon, que en la primvera vuelta presidencial había llegado, solo, a un tercer lugar, con casi tantos votos como la candidata que llegó segunda, la ultranacionalista Marine Le Pen, derrotada por Macron en segunda vuelta.

La alianza de fuerzas de izquierda de Mélenchon pone en jaque la mayoría de Macron en el Parlamento francés

La alianza de fuerzas de izquierda de Mélenchon pone en jaque la mayoría de Macron en el Parlamento francés

El primer domingo de junio, una mujer fue muerta a los tiros porque el conductor del auto en el que viajaba no se detuvo al instante cuando un agente se lo indicó. Había desobecido una orden de las fuerzas del orden. Hoy, segundo domingo de junio, es la primera vuelta de las elecciones legislativas francesas: en el país que inventó el ballottage, también para elegir representantes en la Asamblea Nacional hay segunda vuelta.

Si Mélenchon obtiene la mayoría, sería primer ministro. Habría un jefe de gobierno de izquierda y un jefe de Estado de derecha, el presidente Macron. Esta coyuntura de 'cohabitación' se dio tres veces en los 65 años de la V República creada por De Gaulle.

El colectivo Policía Asesina, de familiares de personas que han muerto o resultado heridas en acciones de la policía, fue uno de los que organizó esta protesta en la plaza de la República para exigir la derogación de un artículo de la ley de 2017 sobre la seguridad interior. A unos cientos de metros de la convocatoria, que se desarrolló sin incidentes, había al menos una decena de furgones de policías, que no intervinieron.

“Estamos aquí porque una joven, que era pasajera en un coche, que la policía dijo que no quiso pararse en un control y que fue objeto de los disparos de tres policías. La mujer ha muerto y el conductor está herido”, señaló a la agencia española Efe una responsable de un “comité por la verdad y la justicia de Lamin Dieng”, muerto en 2007 después de ser arrestado por la policía. Otro de los manifestantes señaló, en la misma línea, que se trataba de denunciar “la violencia policial” y “el hecho de que la policía pueda matar impunemente sin tener que rendir cuentas ante la Justicia, que la policía pueda disparar a los civiles así de forma gratuita”. Una de las organizadoras quiso que se aproveche el contexto de las legislativas que se celebran este domingo en Francia para que “los partidos que están del lado de la justicia, que luchan contra el racismo de Estado, puedan como mínimo derogar el artículo L435-1”.

Detrás de esta convocatoria está la muerte de una mujer el pasado domingo 5 por los disparos de unos agentes en el distrito XVIII de París, al norte de la capital francesa, un barrio popular. El conductor no tenía registro, y también fue herido en el tórax. Ha sido imputado por tentativa de homicidio de los policías, entre otros cargos, y se encuentra detenido. Los agentes, después de ser interrogados, quedaron libres sin cargos mientras avanza la investigación.

Mélenchon desencadenó una polémica política en plena campaña, primero al publicar un mensaje en su cuenta de Twitter el pasado martes en el que denunciaba en términos muy duros esa actuación policial y responsabilizaba al Gobierno. Y luego en una entrevista el líder de la izquierda unida deploró “otro abuso de poder inaceptable” que en la práctica supone “pena de muerte por no obedecer”. Afirmó que “la policía mata” y que hay un “uso desproporcionado de la violencia”.

Eso desencadenó una respuesta severa de varios miembros del Gobierno y de la extrema derecha. Mélenchon fue acusado en particular de denigrar a la policía.

Si el frente de izquierda obtiene 577 bancas, Macron debería convocar a su líder, Mélenchon, y designarlo primer ministro. En la práctica, habría así un jefe de Gobierno de izquierda sin adjetivos atenuantes, y un jefe de Estado centro derechista. Esta coyuntura, de convivencia de oficialismo y oposición, a la que se denomina en Francia 'cohabitación', sólo se ha dado tres veces en los 65 años de la V República creada por el general Charles de Gaulle después de su golpe de Estado de 1958. Podría repetirse, con la consecuencia circunstancial de que esta vez tendría mayores consecuencias políticas globales inmediatas: en este semestre, tocó a Francia la presidencia rotativa de la Unión Europea.

AGB con información de agencias, diarios y fuentes

Etiquetas
stats