Bullrich y Larreta se verán las caras para acordar una mecánica electoral en el PRO

Larreta, Vidal, Macri, Bullrich y Tetaz, en Costa Salguero.

En el partido amarillo es temporada de reuniones. El PRO busca llegar a fin de año con un panorama electoral definido, antes de entrar en el clima de competencia contra sus aliados de Juntos por el Cambio. Este martes la cita fue organizada por el Consejo Directivo Nacional del macrismo. Se concretará en el Novotel, ubicado en el microcentro. La reunión fue convocada por la presidenta del PRO Patricia Bullrich, quien invitó especialmente a Horacio Rodríguez Larreta. 

El alcalde porteño no tiene cargo en la estructura partidaria. En parte por eso dudó en aceptar, aunque finalmente accedió. Rodríguez Larreta sigue al detalle la hoja de ruta electoral diseñada por su equipo. El primer mandamiento de ese plan es evitar la sobreexposición. A un año y medio para las PASO, el alcalde administra a cuentagotas sus palabras. El riesgo es desgastarse prematuramente. Corrido por derecha desde dentro y fuera de JxC, tanto por Bullrich como por el libertario Javier Milei, Larreta sólo levanta el perfil para mostrarse combativo. El lunes lo hizo nuevamente. Aprovechó la inminencia del anuncio oficial sobre una suerte de impuesto a la renta extraordinaria. 

Casi siete horas antes de que Martín Guzmán anticipara el proyecto desde la Casa Rosada, el alcalde dejó asentado su rechazo. “LA ARGENTINA NO SOPORTA UN IMPUESTO MÁS”, tuiteó como si gritara. Su objetivo es eludir el mote de tibio, fogoneado por Bullrich, su adversaria en la interna amarilla.   

La agenda en el Novotel será ambiciosa. Los delegados macristas, de la mesa directiva más los representantes provinciales del partido, seguramente no alcancen una conclusión. Bullrich pretende definir cómo resolver las candidaturas en los distritos en los que no haya PASO. Y a la pasada machaca con una idea: que las primarias del 2023 ordenen y dejen fuera de carrera a alguno de los dos postulantes. “La Piba” apuesta a que el núcleo duro PRO la premie en una primaria. O mejor dicho: que castigue la presunta tibieza de su rival.

El lunes pasado, la exministra de Seguridad insistió con su preferencia por las PASO durante una cena organizada por Mauricio Macri. El expresidente convocó a Bullrich y a Rodríguez Larreta en el restaurante Happening, en la Costanera norte. La jefa del PRO eligió ir acompañada por el ex senador Federico Pinedo, quien la asesora en política internacional. El alcalde porteño llegó con la diputada María Eugenia Vidal.

“La postura nuestra con Patricia es que el que decide candidatos es el pueblo en las primarias, en las PASO. Es una regla potente”, le confirma Pinedo a elDiarioAr.

Rodríguez Larreta, en cambio, prefiere que se defina un presidenciable por consenso. Y que además la definición lo beneficie. Su argumento es que la competencia entre aspirantes macristas podría partir el voto amarillo, favoreciendo al precandidato de la UCR. Así busca disuadir a Bullrich. A esa razón pretende sumarle otras explicaciones, desde hoy y hasta fin de año. ¿Cuáles? Exhibir encuestas que lo señalen como el postulante más potente y con mayores respaldos (materiales) dentro del círculo rojo. 

La hipótesis de zanjar el choque de ambiciones con una interna partidaria perdió impulso en las últimas semanas. “Tenemos un padrón de afiliados real bajo, no superó los 60 mil afiliados. Nunca lo hicimos crecer para poder manejarlo más fácilmente”, admite un armador porteño. 

En el encuentro de este martes se verán las caras las principales figuras del PRO. Tanto larretistas, como bullrichistas y mauricistas. Estará el secretario general del espacio es Eduardo Macchiavelli, quien integra la mesa del armado presidencial del alcalde. También, el diputado Cristian Ritondo, el macrista Fernando de Andreis, el santafesino Federico Angelini y el ministro de gobierno porteño Jorge Macri, quien enfila a pelear por la sucesión de Larreta en la Capital. El cordobés Pedro Roulet asumirá formalmente la conducción de los Jóvenes PRO. 

Etiquetas
stats