La interna del Frente de Todos

Los ministros se abroquelan detrás de Alberto y preparan una foto conjunta del gabinete

Gabriel Katopodis, Eli Gómez Alcorta, Juan Manzur y Wado de Pedro estuvieron este martes con Alberto Fernández en General Pico, La Pampa, donde los recibieron la intendente local, Fernanda Alonso, y el gobernador Sergio Ziliotto.

Las ácidas palabras de Andrés “Cuervo” Larroque contra Alberto Fernández le sumaron tensión a la crisis que habita en el Frente de Todos, y su embestida contra tres funcionarios puntuales –Martín Guzmán, de Economía; Matías Kulfas, de Desarrollo Productivo, y Claudio Moroni, de Trabajo– le agregó un condimento extra a la anunciada reunión de hoy de todo el Gabinete, el primer encuentro que tendrán todas las carteras juntas en seis meses.

Reunión de Gabinete: Una imagen de unidad con ausencias

Reunión de Gabinete: Una imagen de unidad con ausencias

Pero lejos del golpe discursivo del secretario general de La Cámpora, la plana de ministros de la Nación se abroqueló detrás del Presidente, tanto en declaraciones públicas como fuera de micrófono. El más llamativo fue quizás Eduardo “Wado” de Pedro, ministro del Interior y el más cristinista del gabinete, que este martes acompañó a Fernández en un acto en La Pampa y no evitó dedicarle elogios: “Venimos a reafirmar la palabra del Presidente de la Nación, que dijo que este Gobierno iba a ser un gobierno federal”, soltó en el marco del proyecto Capitales Alternas, en General Pico. 

La comunicación oficial se encargó de difundir una foto de Fernández con Wado, conversando animadamente en una de las recorridas por las instalaciones de la fábrica de silobolsas de la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) y en la inauguración del Centro de Transferencia Sur. La sintonía viene desde este lunes, cuando el Presidente recibió al ministro en su despacho para interiorizarse sobre su gira por Israel, adonde viajó la semana pasada acompañado de un grupo de gobernadores.

El primer mandatario también llevó a tierra pampeana a dos leales: Gabriel Katopodis, ministro de Obras Públicas, y Eli Gómez Alcorta, ministra de las Mujeres y Género. Completó la comitiva Juan Manzur –referente de los gobernadores en el FdT–, el encargado de organizar la reunión que comenzará a las 7.30 en la Rosada. 

Así como el Presidente pareció responderle a Larroque con su “yo no soy dueño del Gobierno”, los demás discursos que se escucharon en La Pampa tiraron agua para el molino albertista. “Tenemos dificultades, sí; y muchas”, admitió Manzur, y completó: “Tenemos claro adónde vamos, sabemos lo que queremos. Todos los días tenemos que trabajar y no tenemos que llevar a nadie por delante”.

Recoger el guante en silencio y madrugar

Lejos de las cámaras y los micrófonos, la agenda de este martes de los ministros marcados por Larroque continuó con su cronograma habitual, evitando salir a contestarle. En el despacho de Guzmán prefirieron el silencio y confiaron a elDiarioAR que el funcionario se ocupó el martes en el Palacio de Hacienda “con la agenda que tenía diagramada”. Luego del mediodía mantenía un encuentro con Martín Abeles, director de la oficina de la CEPAL en Buenos Aires.

Tras haber asistido el lunes por la noche a la cena de CIPPEC en el Centro de Convenciones, Moroni tenía previsto este martes participar del Seminario Internacional de Producción, Educación, Trabajo y Desarrollo, organizado por la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI). 

Kulfas, a su vez, después de un intenso comienzo de semana con la presentación de la Mesa Nacional sobre Minería Abierta a la Comunidad y luego de haber estado también en la gala anual del influyente think tank –donde dijo que “el diálogo es un evento central de la construcción política”–, continuó su agenda en Desarrollo Productivo.

Además de Moroni y Kulfas, del evento de CIPPEC dieron el presente los otros ministros albertistas Juan Zabaleta, de Desarrollo Social, y Carla Vizzoti, de Salud. Y se quedó hasta casi el final del ágape Gustavo Beliz, secretario de Asuntos Estratégicos del jefe de Estado. La interna con el kirchnerismo duro y la inhabitual reunión de Gabinete fueron parte de la comidilla por lo bajo.

“Siempre es bueno juntarse, lo que también es bueno es tener continuidad. Está claro que hay dificultades en el Gobierno, por eso me parece que es bueno que 22 ministros estén reuniéndose habitualmente e interactuando sobre la gestión”, recogió elDiarioAR de uno de los jefes de las carteras con mayor presupuesto, que por retirarse temprano del Centro de Convenciones la noche del lunes no llegó a disfrutar el cóctel que incluía en su menú principal bife extracotto con puré de humita, chutney de tomates ahumados y papa con cremolata de hierbas y arvejas, y de postre una creme brulé de dulce de leche y helado de banana con teja de coco y salsa inglesa. 

En su lugar, el ministro eligió compartir pizzas y empanadas en otro cónclave político que tenía agendado antes de cerrar el primer día de la semana, aunque tuvo tiempo de responder sobre los ataques de Larroque y de Máximo Kirchner –del pasado sábado–: “Son expresiones de un sector del Frente que entienden que Guzmán no funciona. Yo estoy convencido de que funciona y que es un buen ministro”, concluyó.

Con la interna en el aire y el pedido puntual desde el kirchnerismo de que Fernández mueva fichas en el Gabinete, la reunión programada por Manzur para este martes no tiene una orden del día o temas puntuales a tratar, según confiaron a elDiarioAR desde distintos despachos oficiales. ¿Servirá como una foto de apoyo cerrado al Presidente? “Siempre son útiles. No hacemos consideraciones, acompañamos lo que disponga el jefe de Gabinete”, contestaron cerca de uno de los ministros acusados por el “Cuervo”. Lejos de la lectura política, uno de los invitados se quejó por el horario: “​​Habrá que levantarse temprano”.

Etiquetas
stats