CONSORCIO INTERNACIONAL DE PERIODISTAS DE INVESTIGACIÓN

Los empresarios Vila y Manzano aparecen en Pandora Papers vinculados a un misterio panameño y un fideicomiso offshore

Manzano, durante su participación en el Foro Económico Internacional de las Américas, a principios de octubre.

0

Los dueños de Edenor y accionistas de medios de comunicación del Grupo América, José Luis Manzano y Daniel Vila, aparecen vinculados a un fideicomiso neozelandés y un misterio panameño en los documentos que surgen de Pandora Papers, según reconstruyó el equipo argentino del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), que integra elDiarioAR.

Manzano, exministro de Interior de Carlos Menem, figura como controlante de un fideicomiso constituido en Nueva Zelanda que lleva su apellido: “The Manzano Trust”, de acuerdo con los registros internos de Asiaciti, una firma especializada en la creación y gestión de compañías y entramados offshore en Oceanía y Asia que fue multada por Singapur debido a las fallas en sus controles antilavado.

En esos registros de la firma Asiaciti, Manzano aparece con su nombre completo e identificado como “beneficiario final o fideicomitente” del fideicomiso, junto a una solicitud para recibir un pago de US$200.000. En marzo de 2017, se registró un formulario oficial del gobierno de Nueva Zelanda donde consta el supuesto pago en el “calendario de liquidación y distribución de fideicomisos extranjeros”. No hay movimientos adicionales sobre esa estructura offshore en los documentos. 

Consultado por el equipo local de ICIJ, un abogado de Manzano confirmó que “el trust [por el fideicomiso] se constituyó en 2017”, aunque indicó que ya “no está activo”. Sin embargo, sostuvo que el empresario mendocino “no es el beneficiario del trust, como así tampoco realizó ningún retiro” de fondos.

De acuerdo con la facturación de Asiaciti en Pandora Papers, en septiembre de 2017, Asiaciti también emitió una factura para "The Manzano Trust" por "la transferencia de un fideicomiso de Nueva Zelanda". En enero de 2018, Asiaciti registró otro remito por US$1.725 por el mantenimiento anual del fideicomiso y los servicios a sus beneficiarios más impuestos para todo 2018. Existe un tercer remito por el mismo monto con fecha enero de 2019.

Las jurisdicciones de las Islas del Pacífico, como Nueva Zelanda, cuentan con algunas de las leyes de protección de activos más estrictas del mundo, que protegen a los propietarios de fideicomisos y empresas ficticias de los acreedores, reguladores e incluso órdenes judiciales extranjeras. 

En una declaración enviada por correo electrónico a ICIJ, Asiaciti dijo que la firma cumple con las leyes y regulaciones de las jurisdicciones en las que opera y que mantienen un programa de cumplimiento "sólido". "Sin embargo, ningún programa de cumplimiento es infalible, y cuando se identifica un problema, tomamos las medidas necesarias con respecto a la participación del cliente y hacemos las notificaciones correspondientes a las agencias reguladoras", agregó la firma.

Manzano divide sus días entre Argentina y Ginebra, Suiza, donde reside temporalmente. A través de su abogado, evitó precisar si “The Manzano Trust” estaba declarado –o si debía hacerlo- ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) u otro organismo tributario. Es dueño de Integra Capital, a través de la cual mantiene inversiones en petróleo, gas, generación y distribución eléctrica, litio y uranio.

A mediados de 2020, Manzano y Vila compraron Edenor, la mayor distribuidora de energía eléctrica del país, que hasta entonces era propiedad de Marcelo Mindlin. En el consorcio, se sumaron Mauricio Filiberti y Global Income Fund Limited, un fondo de inversión radicado en Bahamas. “Siempre es un buen momento para invertir en la Argentina, esta­mos en el sector energético hace catorce años y esta es una buena oportunidad de crecimiento. Creemos en la Argentina”, dijo Manzano en aquel momento a elDiarioAR.

Este año, la dupla empresaria, de excelente relación con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y con el kirchnerismo más puro, amplió también sus inversiones en medios al adquirir El Cronista a Francisco De Narváez.

El misterio panameño

En Pandora Papers, Daniel Vila está vinculado a un documento fechado el 10 de julio de 2015 pero el nexo es incierto. El empresario aparece junto a sus hijos con un poder general para controlar a la sociedad Mayburg International SA, radicada en Panamá. El poder les fue concedido por un abogado del estudio Alemán, Cordero, Galindo & Lee (Alcogal), especializado en la gestión offshore. Sin embargo, Vila dijo al equipo argentino que desconoce por completo la sociedad y que nunca estuvo en contacto con ese bufete panameño.

Tengo una sociedad de este tipo que utilicé para adquirir una propiedad en Miami y que está declarada ante la AFIP.

Daniel Vila.

Tras una primera consulta, Vila pidió tiempo para consultar a sus asesores legales y contables, tanto internos como externos, para determinar si habían tramitado esta sociedad a su nombre o si tenían registros de ella. La respuesta fue negativa, según el empresario. “Averigüé con todos los asesores que llevan mi contabilidad porque no la recordaba, ni la tenía presente y no encontraron nada. Mi hijo -Agustín, de excelente relación con La Cámpora- la buscó en internet y encontró que actualmente la sociedad está en venta por unos US$40”, sostuvo.

En diálogo con el equipo argentino de ICIJ, Vila ofreció el nombre de otra compañía con la que controló activos en el exterior. “Tengo una sociedad de este tipo que utilicé para adquirir una propiedad en Miami y que está declarada ante la AFIP”, detalló. Se llama Isidris Corp. y en los registros públicos del estado de Florida Vila figura como su agente y director.

A mediados de 2015, cuando se redactó el documento de Alcogal con su nombre, Vila intentaba tomar el control de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), tras la muerte de Julio Grondona, y mantenía un contrapunto con la familia Vignatti y Cristóbal López por el diario Ámbito Financiero, cautelar judicial incluida.

De acuerdo a ese documento, tanto el empresario como sus hijos Barbarita, Agustín y María Noel quedaron autorizados “para que actúen individualmente” en relación a Mayburg International SA, “en su nombre y representación en cualquiera y todos los países y partes del mundo en relación con sus negocios” y que “lleven a cabo todos o cualquier acto o cosa que pueda realizar la compañía”, incluyendo el manejo de bienes y cuentas bancarias. Tanto Vila como sus hijos, mayores de edad, figuran con sus nombres completos y los números correctos de sus documentos de identidad. Sin embargo, el documento no está firmado.

De acuerdo con el registro mercantil de Panamá, la sociedad Mayburg International SA se creó el 26 de mayo de 2015, un mes y medio antes de que se redactara el documento de Alcogal. El capital inicial de la compañía, según los documentos públicos, fue de US$10.000 y el domicilio “oficial” de la firma en ese país es el del estudio.

En el registro mercantil de Panamá existen dos documentos públicos de la sociedad, su inscripción legal y su estatuto. En ninguno de ellos figuran los Vila relacionados con la compañía.

En una resolución del Ministerio de Economía panameño de agosto de 2018, subida a la Gaceta Oficial Digital de ese país, Mayburg International SA figura dentro de una lista de sociedades y personas jurídicas a las que les suspendieron sus derechos corporativos por adeudar la tasa única.

Pandora Papers es una colaboración global entre @elDiarioAR y el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (@ICIJorg) sin fines de lucro. Si te gusta el periodismo como este, haz una donación al ICIJ para apoyarlo.

En elDiarioAR creemos que la sociedad necesita información confiable guiada por el interés público. Por eso nos comprometemos a publicar artículos elaborados con rigurosidad y profesionalismo, para sostenerlo necesitamos el apoyo económico de las y los lectores. Para apoyarnos, podés asociarte en este link.

ED

Etiquetas
stats