La pelea por el ajuste

Presionado por los gobernadores, Massa aumenta los subsidios al transporte en el Presupuesto 2023

Foto de familia entre Massa y los gobernadores del Norte Grande, luego de la cumbre en la que los mandatarios lograron que Economía amplíe los subsidios en el transporte para las provincias

0

Una piedra en el zapato de Sergio Massa. En la recta final del tratamiento del Presupuesto 2023 en la Cámara de Diputados, el ministro de Economía enfrentó este martes en una cumbre en Santiago del Estero al bloque de los gobernadores del Norte Grande, que le exigieron ampliar el subsidio que reciben las provincias para el transporte, en claro reclamo a la situación de privilegio que tiene el área metropolitana de Buenos Aires.

La discusión fue clave para el derrotero de la Ley de Leyes en el Congreso, porque atraviesa transversalmente a todas las fuerzas políticas, sobre todo a los diputados que dependen directamente de los jefes provinciales. Además, tiene un condimento a la interna oficialista: de los diez gobernadores de la región, ocho son peronistas e integran el Frente de Todos, apenas dos –Gerardo Morales, de Jujuy, y Gustavo Valdés, de Corrientes– son opositores, de Juntos por el Cambio. 

Los mandatarios provinciales concretamente le exigieron al ministro actualizar el subsidio al transporte público de pasajeros a 113.700 millones de pesos –el doble de lo pautado en el Presupuesto 2023–, o bien generar un criterio equitativo de distribución para todo el país. Tras una reunión de más de dos horas que se extendió hasta después de las 21, el ministro y los gobernadores acordaron un punto medio: la partida para subsidiar el transporte en las provincias finalmente será de 85 mil millones de pesos. 

Además del local, Gerardo Zamora, y de Morales –Valdés no pudo viajar–, se encontraron con Massa los gobernadores Jorge Capitanich (Chaco), Gustavo Sáenz (Salta), Oscar Herrera Ahuad (Misiones), Gildo Insfrán (Formosa), Ricardo Quintela (La Rioja), Osvaldo Jaldo (Tucumán) y Raúl Jalil (Catamarca). 

“Este aumento de recursos no implicará aumento en el gasto público nominal sino reasignación de partidas previstas en el proyecto enviado al Congreso”, se aclaró tras el cónclave en un comunicado de prensa. En la reunión también se propuso crear un Consejo Federal de Administración como órgano de aplicación de los subsidios por jurisdicción y para que implemente la tarjeta SUBE en todos los sistemas de colectivo. 

Massa tiene directa influencia en el área de Transporte, no solo por manejar la billetera estatal, sino porque el ministro del área, Alexis Guerrera, es un hombre de su propio riñón. “Estimo que nos podremos de acuerdo en todo lo que podamos”, había avisado, entre risas, el tigrense en la previa a encontrarse cara a cara con todos los mandatarios, durante un acto que compartió por la tarde con Zamora. Según supo elDiarioAR, el ministro viajó en un avión rentado por la provincia y fue acompañado por el secretario de Industria, José Ignacio De Mendiguren; el viceministro de Medio Ambiente, Sergio Federovisky; la secretaria de Energía, Flavia Royón y el subsecretario de Energía Eléctrica, Santiago Yanotti. Tenía previsto pasar la noche en la capital santiagueña hospedado en el hotel NH, luego de asistir al partido de Central Córdoba-Tigre, que justo se disputaba en el Estadio Único.

Otra de las demandas planteadas por los gobernadores a Massa tuvo que ver con la tarifa energética diferencial, además del proyecto de provisión de 1.000 megavatios de energía limpia comprometido por el Gobierno. Se acordó que las jurisdicciones tendrán una segmentación con proyección diferencial por altas temperaturas en el marco de la eliminación de subsidios programados. Aunque no se detalló cómo quedará el cuadro tarifario, el planteo original era extender los límites de los subsidios a usuarios residenciales entre los meses de abril a octubre a 550 kw mes/hora, y desde noviembre a marzo a 750 kw mes/hora.

Los mandatarios lograron también articular un modelo de financiamiento para el llamado corredor bioceánico del norte para los próximos 15 años. Y se avanzó en un programa de amortización de las deudas de las empresas energéticas provinciales con Cammesa, la distribuidora de energía.

“Estamos muy contentos con la reunión, ya que recibimos una excelente predisposición por parte del ministro en todos los puntos que charlamos”, dijo Zamora tras la reunión.

La pelea por los subsidios en el Presupuesto 2023

La piedra en el zapato de los subsidios al transporte era de tal magnitud para Massa que este martes trabó la discusión del Presupuesto en la comisión a cargo de su tratamiento. Ayer se reanudó el debate entre los legisladores, pero luego de tres horas sin acuerdo se pasó a un cuarto intermedio para el jueves a las 10. El oficialismo habilitó liberar la agenda de este miércoles para tener tiempo a negociar sobre ese tema, entre otros cuestionamientos que planteó la oposición sobre el proyecto de ley. 

Fueron los propios oficialistas quienes expusieron el desafío que tienen para lograr el mayor acuerdo político. La intención es a toda costa evitar el fracaso del año pasado, cuando no hubo ley y el Gobierno tuvo que prorrogar el Presupuesto 2021. El propio Massa, que entonces oficiaba de presidente de la Cámara, dijo que lleva ese hecho “como una cruz”

“El tema del transporte corta a todos los bloques”, admitió el diputado Eduardo Fernández. “Estamos viendo qué podemos acercar posiciones, creo que hay un espíritu de tratar de ver en qué cosas podemos construir acuerdos que achiquen las diferencias que tenemos”, dijo a su vez Carlos Heller, presidente de la comisión de Presupuesto. “Trataremos de traer para el jueves una redacción de las modificaciones que se incluirán al proyecto de presupuesto enviado por el Ejecutivo que generarán el dictamen o los dictámenes”, completó.

Con el acuerdo salomónico al que arribaron Massa y los gobernadores, se habría liberado parte de la presión de los diputados que dependen de los jefes provinciales para acompañar el Presupuesto 2023. “Haber acordado con el ministro Massa es realmente importante para nosotros porque el Presupuesto está a punto de tratarse, lo que hace esencial el tratamiento de estos temas”, agregó Zamora tras su reunión con el ministro, dando por sentado, de alguna manera, que sus legisladores finalmente acompañarán la iniciativa.

Los cuestionamientos opositores

Además del tema del transporte, otro punto de discusión es la pauta inflación y su impacto en la recaudación. JxC quiere incluir una especie de “cláusula gatillo”, para que si es superior el aumento de precios al 60% y por ende la recaudación, que se envíe una corrección sobre cómo será la distribución como se hizo en el 2020. 

El bloque opositor también plantea eliminar el artículo 96 de la iniciativa, que habilita al Gobierno a aumentar las retenciones agrarias. JxC quiere establecer cuáles serán las alícuotas y sólo autorizar si hay una rebaja.

Además hay reclamos para que haya un aumento de las partidas para las universidades, la ley de Bosques Nativos y la inclusión de determinadas obras públicas. También advirtieron sobre el costo de CAMMESA, la distribuidora de energía. En el PRO, el diputado Luciano Laspina –referente del macrismo en temas económicos–, puso como condición para acompañar la votación que se congele por ley la incorporación de empleados en todos los niveles del Estado (organismos y empresas públicas). 

Sin embargo, los cuestionamientos de la coalición opositora no están consensuados. Elisa Carrió abrió un frente interno con su propuesta de derogación progresiva de los alcances de la ley 19.640, sobre beneficios fiscales para la radicación de industrias en Tierra del Fuego. La Coalición Cívica encontró argumentos en una de las “separatas” del Presupuesto de Massa: el tigrense señala que las exenciones o reducciones impositivas representarían el 2,49% del PIB en el 2023.

La UCR le salió el cruce a sus socios políticos. “La 19.640 surgió como una estrategia geopolítica de integración nacional para dotar de herramientas a Tierra del Fuego para que, por un lado, pudiese desarrollarse y, por otro, lograra integrarse al territorio nacional debido a que está ubicada a 3000 kilómetros de los grandes centros urbanos y de consumo”, señaló el partido presidido por Morales. Y le pasaron la pelota a Massa: “Instamos al Ministro de Economía, Sergio Massa, a que se haga cargo de su responsabilidad e implemente los recortes presupuestarios que considere necesarios para reducir el déficit fiscal sin afectar al federalismo, a la soberanía nacional ni procurando atentar contra la unidad de Juntos por el Cambio”.

Ante el comunicado de la UCR, el diputado nacional de la CC, Maximiliano Ferraro, respondió a través de sus redes sociales: “La Coalición Cívica dará todos los debates necesarios para terminar con los privilegios que se financian con el dinero de todos los argentinos”.

El Presupuesto de Massa estima para el 2023 un crecimiento de la economía del 2%, una pauta inflacionaria del 60% y un descenso del déficit fiscal del 2,5% al 1,9%, en línea con lo acordado con el FMI. Estima un gasto total de casi $ 29 billones, con una recaudación aproximada de $ 22,5 billones y un déficit primario de $ 6,3 billones. Si el jueves avanza la firma de un dictamen, la intención del oficialismo es que la iniciativa se discuta en el recinto la semana próxima: se convocaría a una sesión para el 25 o 26 de octubre.

MC

Etiquetas
stats