Escuela de yoga de buenos aires

“Las chicas se autocastigaban, salían con moretones”, declaró un testigo sobre la secta investigada por trata

Escuela de Yoga de Buenos Aires.

Durante la investigación preliminar que derivó en más de 50 allanamiento, declararon testigos de identidad reservada ante la Protex. Ahora el Juzgado en lo Correccional y Criminal N°4 investiga a la Escuela de Yoga de Buenos Aires por trata de personas, ejercicio ilegal de la medicina y lavado de activos, entre otros delitos. A Juan Percowicz, el líder y fundador de la organización, le otorgaron la prisión domiciliaria ayer. Hasta que dirigió la Escuela, que funcionaba en Estado de Israel al 4400, “llegaba al edificio y era como si llegara Dios: todos acudían a él, había abrazos, besos y toqueteos”, según un testigo. A Percowicz le otorgaron la prisión domiciliaria ayer.

El líder de la secta investigada por trata consiguió la prisión domiciliaria

El líder de la secta investigada por trata consiguió la prisión domiciliaria

Según una información difundida por la agencia Noticias Argentinas, el juez Ariel Lijo, al frente del Juzgado en lo Criminal y Correccional N°4, y la fiscal que entiende en la causa, Alejandra Magnano, tomaron las declaraciones. Pero tanto la defensa de los 19 imputados, la secretaría del Juzgado y el mismo Juzgado, afirmaron que esas declaraciones surgieron durante la investigación previa, es decir, antes de que se formalizara la denuncia. Luego de las detenciones, ocurridas hace unos diez días, ningún testigo declaró en el expediente.

La Protex reunió testimonios y pruebas durante el último años y medio. Entre las declaraciones, un testigo de identidad reservada dijo que en el “noveno piso había fotos de hombres desnudos con chicas de la escuela, y con Juan en la misma situación”. El testigo agregó: “Había un encargado que llevaba a distintas chicas al edificio de la calle Paraguay , allí las chicas se auto castigaban. Las chicas se autocastigaban, salían con moretones”. El chofer que trasladaba a las mujeres está identificado.

Plácido Domingo, “amigo” de la organización

El testigo recuerda que al edificio “venían hombres de 60 o 70 años, con mujeres de 25 y 28”. Confirma una de las conjeturas que manejan los investigadores, que a las “alumnas” de la secta de Escuela las obligaban a tener relaciones sexuales con personas del Poder, que esos encuentros se filmaban y se usaban, llegado el caso, para extorsionar. De esa manera la organización habría conseguido encubrimientos para funcionar ininterrumpidamente por treinta años. El testigo confirmó las “curas de sueños”, una práctica que realizaban en la Clínica Medicina Integral Abasto y consistía en administrar sustancias para que los miembros de la organización durmieran entre dos y tres días. El mismo testigo contó que el cantante Plácido Domingo era “amigo” de la organización. Su nombre aparece en escuchas telefónicas y los rebotes de la noticia hicieron suspender un show programado en Chile al artista.

Otro testigo de identidad reservada que trabajó en el lugar, describió el edificio de Estado de Israel, la sede central de la organización, que tenía nueves pisos y varios departamentos, todos ocupados por integrantes de las organización. El noveno piso funcionaba como lugar de citas. “En la planta baja había un café que le llamaban Arata, también una peluquería, y un lugar donde hacían masajes. Más atrás la cocina y luego el patio. Había consultorios y creo un gimnasio y una farmacia”.

VDM/MG - Con información de NA.

La versión original de esta nota, publicada a las 11.38, fue modificada a las 17.33 dado que las declaraciones de los testigos de identidad reservado fueron durante la investigación preliminar y no luego de las detenciones ordenadas por la Justicia el día 12 de agosto.

Etiquetas
stats