Largas filas y demoras en el tránsito por controles en los accesos a la Ciudad en el primer día hábil de los tres en los que rige el aislamiento estricto

Nuevas restricciones en el AMBA.

elDiarioAR

0

El aislamiento estricto decretado por nueve días para bajar la curva de contagios de coronavirus en el marco de la segunda ola de la enfermedad, que incluye la suspensión de todas las actividades no esenciales en las zonas del país de alto riesgo o alarma epidemiológica, atraviesa este miércoles su primer día hábil.en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) con demoras en el tránsito vehícular por los controles apostados en los accesos a la ciudad de Buenos Aires.

En el peor momento de la pandemia, Argentina tiene un promedio de casi 500 muertes diarias en la última semana

En el peor momento de la pandemia, Argentina tiene un promedio de casi 500 muertes diarias en la última semana

Las fuerzas de seguridad nacionales, provinciales y porteñas realizaban esta mañana controles en los distintos accesos a la Ciudad de Buenos Aires, lo que generaba largas filas de vehículos y una importante demora en el tránsito en los ingresos de la Capital Federal.

Estos controles, que incluyen a particulares y el transporte público, son para verificar que quienes transiten tengan su correspondiente permiso de circulación por ser trabajadores esenciales o por alguna razón de fuerza mayor.

Desde esta madrugada, los efectivos de las distintas fuerzas de seguridad comenzaron los controles en los accesos por debajo de la avenida General Paz, y en los otros cruces que hay entre la provincia de Buenos Aires y la Ciudad de Buenos Aires.

Cerca de las 9 se podían observar aún largas filas de vehículos en el ingreso a la Ciudad de Buenos Aires desde la zona sur, por el puente Pueyrredón; desde la zona oeste; en la bajada de Liniers; y desde la zona norte, donde se registraban demoras en la autopista Panamericana.

También se podía observar congestión de tránsito en el límite entre el distrito porteño y el bonaerense en el barrio porteño de Liniers, en la zona del Parque Sarmiento; y en la zona de los bosques de Palermo.

El jueves pasado, el presidente Alberto Fernández dispuso un cierre de las actividades productivas y sociales por nueve días, a partir del sábado 22 de mayo, salvo las esenciales, debido al aumento exponencial de casos de coronavirus, que saturó o dejó al borde de la saturación la capacidad sanitaria de internaciones.

Las medidas consisten en la restricción de la circulación en todas las zonas del país que se encuadren en "alto riesgo" o en "alarma epidemiológica", hasta el domingo 30 de mayo inclusive.

El decreto de necesidad y urgencia determinó que quedan suspendidas las actividades sociales, económicas, educativas, religiosas y deportivas en forma presencial, y sólo están habilitados los comercios esenciales, los comercios con envío a domicilio y para llevar.

La norma estableció que sólo se podrá circular en las cercanías del domicilio, entre las 6 de la mañana y las 18 de cada día, o por razones especialmente autorizadas.

Debido al fin de semana largo, por el feriado puente del 25 de mayo, la medida dura 9 días pero solo involucra tres días hábiles, el primero de los cuales rige hoy.

De acuerdo con el anuncio del presidente Fernández, el fin de semana correspondiente al 5 y 6 de junio se volverá a este esquema de aislamiento estricto, en tanto desde el lunes próximo serán retomadas las restricciones que rigieron entre el 1 y el 21 de mayo.

AB.