Encuentro con empresarios

Método Larreta: promesas de shock al círculo rojo y cooptación de halcones PRO

Larreta, con Santilli y Omar de Marchi, el halcón mendocino que se suma como armador nacional

0

Con traje de presidenciable, Horacio Rodríguez Larreta rindió un nuevo examen ante el círculo rojo. Fue en el Alvear Icon Hotel, en Puerto Madero, frente a la conducción del Consejo Interamericano de Comercio y Producción (CICyP). Tras una breve exposición, el alcalde porteño respondió preguntas de los empresarios presentes. El papel de moderador lo cumplió el presidente de la UIA y de la COPAL Daniel Funes de Rioja.

Este jueves al mediodía, Rodríguez Larreta se aferró a su guión. Se diferenció de “los extremos populistas”, prometió estabilizar la economía y alcanzar el equilibrio fiscal, propuso modificar las políticas sociales y proyectó un crecimiento sostenido de tres puntos por año, en lugar de saltos excepcionales a tasas chinas. Y le agregó su toque personal. El único punto que lo separa de Patricia Bullrich y Mauricio Macri. ¿Cuál? Conseguir el respaldo del 70% del sistema político.

Porque si Macri no supo o no quiso ampliar su coalición de gobierno, Patricia Bullrich ni siquiera se lo propone. “El consenso es difícil, pero la alternativa es fracaso. En la Ciudad lo pudimos hacer”, se jactó Larreta. Los empresarios lo escuchaban mientras almorzaban en el salón de Puerto Madero. “El único camino es el diálogo y el consenso. Probemos algo diferente por una vez”, rogó el alcalde. 

El aspirante a la presidencia sueña con un respaldo amplio en su hipotética presidencia. Proyecta una alianza nacional con radicales, lilitos, socialistas y peronistas no kirchneristas, replicando su modelo de seducción y cooptación porteño.

Esa hoja de ruta lo separa de sus socios amarillos. Además genera cierta desconfianza en Macri y la exministra de Seguridad. El contrapunto quedó en evidencia hace tres semanas. Fue durante la cena organizada por la Fundación Libertad, a 34 años de la creación de la usina de ideas ultraliberales. En el salón del Golden Center de la Costanera, Bullrich contradijo casi sin sutilezas a su adversario de la interna PRO.

“No hay medias tintas. No podemos jugar al medio. El medio es la continuidad de la decadencia. La grieta no es un invento de esta coalición, sino una construcción cultural de quienes hoy dominan el poder del gobierno para generar la idea transversal de un enemigo”, dictaminó. La Piba concluyó que “hay un solo camino: el camino del cambio profundo, valiente, cojonudo de una Argentina que necesita salir”.

Este jueves, Larreta machacó con su speech centrista, en favor del consenso amplio y en contra de la polarización. Frente a la consulta sobre si competiría contra Macri en una PASO, afirmó: “Las primarias funcionaron muy bien, gracias a eso ganamos la elección en la provincia de Buenos Aires, en una elección muy visible y respetuosa”. Y concluyó, sin siquiera mencionar al expresidente: “Los candidatos, desde el presidente hasta los concejales van a salir de las PASO. Yo no voy a dejar de competir porque otro lo haga”.

Respecto a su modelo económico, el alcalde planteó que la “estabilización dependerá de la situación de partida. El Plan Austral pulverizó la inflación sin pegarse a otra moneda. Todo depende del escenario el 10 de diciembre, con qué reservas, nivel de inflación, acuerdo con otros países, precio de los commodities y nivel de energía nos encontremos. Lo que no se negocia es la convicción política”. Y le prometió al establishment contar con un plan, un método y un consenso amplio.

El nuevo armador nacional, halcón y federalista

Para alcanzar el nivel de apertura con el que fantasea, Larreta empezó a sumar figuritas de álbumes ajenos. En febrero pasado, sedujo a una bullrichista. La dirigente bonaerense y especialista en seguridad Florencia Arietto pasó a la escudería de Diego Santilli. Ese cambio de camiseta potenció la fricción con Patricia Bullrich.

“Me parece mal, no es juego limpio que una fuerza política haga ofrecimientos a personas que están trabajando en otros equipos. No me gusta, se lo dije a Larreta y se lo dije a Santilli, que no son prácticas adecuadas”, se quejó por aquellos días la presidenta del PRO.

La semana pasada, Bullrich advirtió sobre el uso de los recursos del Estado porteño en beneficio de la postulación nacional de Larreta. “La caja de la Ciudad no se usa para la campaña”, se quejó.

La carrera entre ambos es desigual. Rodríguez Larreta cuenta con más recursos, apoyos del establishment y despliegue territorial que Bullrich. Y está decidido a profundizar la brecha, hasta imponerse por peso específico contra la exministra aliancista. El alcalde piensa ganar por walk over, sin necesidad de ir a una PASO. Con ese objetivo, el martes pasado formalizó otra incorporación al team Horacio 2023. Se trata del diputado nacional Omar De Marchi, quien ya asumió como coordinador de la campaña y el armado nacional del alcalde. 

La elección apunta a dar un gesto federal, corriéndose del AMBA. Al momento, el papel de estratega nacional del larretismo lo cumplía el diputado Diego Santilli. Pero El Colo ya está rumbeado a competir por la gobernación bonaerense. 

De Marchi es diputado por Mendoza y vicepresidente primero de la Cámara. Además fue intendente del departamento de Luján de Cuyo. En lo ideológico, De Marchi integra el club de los halcones. Es mauricista, coqueteó con Bullrich y se opuso férreamente al comunicado que le sacó bolilla negra a Javier Milei. “Fue prematuro tomar esa decisión”, señaló entonces ante elDiarioAr.

Antes de entrar al PRO, De Marchi militó en el conservador Partido Demócrata de su provincia. En búsqueda de recuperar el protagonismo perdido, ahora los llamados “gansos” mendocinos se aliaron al espacio La Libertad Avanza de Milei. 

Aspirante a la gobernación local, De Marchi todavía se ilusiona con contar con el apoyo de Milei. Las elecciones mendocinas se realizarán antes de la presidencial. 

AF

Etiquetas
stats