Asesinatos en Rosario sin freno: matan a balazos a una chica de 15 años y ya son 6 en agosto

Fachada del hospital de Emergencias Clemente Álvarez, en Rosario, donde fueron trasladadas las víctimas.

elDiarioAR

0

Una adolescente de 15 años y un hombre de 58 fueron asesinados de múltiples balazos en dos ataques cometidos por personas armadas que dispararon desde motos contra sus viviendas de los barrios Moderno y Ludueña, de la ciudad de Rosario, informaron fuentes policiales y judiciales.

Se profundiza la violencia letal en Rosario: 163 asesinatos en siete meses

Se profundiza la violencia letal en Rosario: 163 asesinatos en siete meses

Con estos dos nuevos ataques, se eleva a 171 la cifra de víctimas de asesinatos cometidos en el Departamento Rosario en lo que va de 2022.

El primero de los hechos se registró este miércoles, alrededor de las 21.30, en la calle Garzón al 3.800, del barrio Moderno, ubicado en la zona Oeste de Rosario.

Según la investigación, una adolescente identificada como Zoe Romero, de 15 años, salió a la puerta de su casa respondiendo a un llamado del timbre y fue acribillada a balazos a quemarropa por hombres que se movilizaban en una moto, que escaparon a alta velocidad.

La víctima fue trasladada malherida por sus familiares al hospital de Emergencias, donde los médicos constataron que presentaba cinco impactos de bala, dos de ellos en el tórax, otro en el abdomen y dos en la zona dorsal, detallaron los voceros.

Alrededor de las 22.10 los médicos de ese centro asistencial informaron el fallecimiento de la adolescente debido a la gravedad de las lesiones sufridas.

Los peritos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) encontraron evidencias de al menos 10 impactos de bala que quedaron incrustados en las paredes de esa vivienda y la lindera.

El hecho es investigado por la fiscal de homicidios dolosos de turno en Rosario, Gisela Paolicelli.

El segundo homicidio se registró casi a la misma hora, alrededor de las 21.35, sobre la calle Bielsa al 6400, y Cullen, del barrio Ludueña, ubicado en la zona noroeste de Rosario.

En la vereda de su vivienda se encontraba un hombre identificado como Julio Alberto Sosa, de 58 años, quien fue atacado a balazos por dos hombres que le dispararon desde una moto y huyeron.

Sosa cayó malherido y fue trasladado por familiares y vecinos al hospital de Emergencias, donde los médicos constataron que presentaba múltiples heridas de arma de fuego que le originaron la muerte a poco de su ingreso al centro asistencial.

De la escena del crimen los peritos secuestraron varias vainas servidas que fueron enviadas a peritar.

El cuerpo de la víctima fue trasladado al Instituto Médico Legal de la Unidad Regional II de Rosario para la autopsia de rigor.

El hecho es investigado por el fiscal de homicidios dolosos de turno en Rosario, Adrián Spelta, quien ordenó una serie de medidas que apuntan a determinar la mecánica del ataque e identificar a los tiradores.

Con los crímenes de Romero y Sosa, ascienden a 171 los homicidios registrados en lo que va del año en el Departamento Rosario, seis de los cuales se registraron en lo que va de agosto.

Más asesinatos en los últimos días

Un jugador de fútbol de las inferiores de Rosario Central, de 13 años, fue asesinado a tiros en Rosario en una de las tres balaceras cometidas en un lapso de cuatro horas entre la noche del lunes y la madrugada del martes en distintos barrios de esa ciudad, en las que hubo otras dos víctimas de homicidio y cuatro heridos, informaron fuentes judiciales y policiales.

Lucas Vega Caballero, de 13 años, fue atacado a tiros cerca de las 23 del lunes en las calles Génova y González del Solar, del barrio Fisherton, en la zona oeste de Rosario, cuando personas a bordo de un auto blanco pasaron y dispararon contra un grupo de cuatro adolescentes de entre 13 y 15 años, detallaron las fuentes.

Tras el ataque, personal del servicio público de emergencias Sies trasladó a los heridos a distintos centros asistenciales, entre ellos al futbolista de las inferiores de Rosario Central, quien murió en el hospital Alberdi debido a las graves lesiones de arma de fuego que presentaba en distintas partes de su cuerpo, añadieron los voceros.

También quedó herido a raíz del ataque un hermano del fallecido, de 15 años, quien sufrió un impacto de bala en la pierna izquierda.

“El Club Atlético Rosario Central lamenta profundamente el fallecimiento de Lucas Vega, a sus 13 años, quien fuera jugador de nuestras divisiones infantiles”, publicó el club en sus redes sociales.

Una hora antes, en otro ataque a tiros en la calle Ayacucho al 4100, del barrio La Tablada, ubicado en la zona sur de Rosario, fue asesinada de múltiples disparos una mujer identificada como Gabriela Melina Gallo, de 34 años, mientras que su hijo de 16 resultó herido de gravedad.

Efectivos de la policía rosarina y de Gendarmería Nacional llegaron al lugar alertados por un llamado al 911 y encontraron a la mujer tendida en la calle ya fallecida a raíz de los impactos de bala recibidos.

En tanto su hijo, de 16 años, presentaba múltiples heridas de arma de fuego en el cráneo, el tórax y la mano izquierda, por lo que fue trasladado al hospital de Emergencias, donde esta mañana permanecía internado en la Unidad de Terapia Intensiva en estado grave, añadieron los voceros.

De la escena del hecho los peritos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) secuestraron múltiples vainas servidas, al tiempo que dispusieron el traslado del cuerpo de la mujer al Instituto Médico Legal de la Unidad Regional II de la policía para la autopsia de rigor.

El tercer crimen cometido en el lapso de cuatro horas ocurrió alrededor de las 0.30 de esta madrugada en la avenida Francia y a calle Lácar, de la zona sudoeste de Rosario.

Allí fue encontrado herido a balazos Emanuel Gastón Frutos, de 31 años, quien fue trasladado a un centro asistencial donde una hora más tarde murió, añadieron los voceros.

Los tres asesinatos son investigados por la fiscal de homicidios dolosos de turno en Rosario, Gisela Paolicelli, quien ordenó varias medidas que apuntan a determinar la mecánica de los hechos e identificar a los atacantes.

Con los crímenes de Gallo, Vega Caballero y Frutos ascienden a 168 los homicidios registrados en lo que va del año en el Departamento Rosario.

El dolor de los amigos de Lucas Vega Caballero

Dos amigos de Lucas Vega Caballero, el adolescente de 13 años que jugaba al fútbol en las inferiores de Rosario Central y que fue asesinado a tiros en una balacera ocurrida el lunes a la noche en Rosario, dijeron que fue “una masacre” y que los asesinos se “confundieron de objetivo”.

“Escuché los disparos. Estaba comiendo en mi casa y se escuchó un rafagazo increíble. Después fui a la esquina a ver qué había pasado y mi hermano estaba parado, agarrándose el pie y lleno de sangre. Después, lo vi a Lucas en el piso, fue horrible. Me marcó para toda la vida. Fue una masacre total”, dijo al canal de noticias C5N Matías, amigo del futbolista Lucas Giovani Vega Caballero (13), y hermano de otro adolescente que fue herido en una pierna durante la balacera.

El ataque se registró la noche del pasado lunes cuando, cerca de las 23, en las calles Génova y González del Solar, del barrio Fisherton, en la zona oeste de Rosario, personas a bordo de un auto blanco pasaron y dispararon contra un grupo de cuatro adolescentes de entre 13 y 15 años, según informaron fuentes policiales.

Al respecto, Matías afirmó que vio al auto blanco instantes después del ataque, pero que no llegó a ver la patente ya que “estaba muy preocupado” por su hermano y “tenía miedo”.

“Para mí fue por el dominio del territorio por el tema del narcotráfico y se confundieron. Ninguno tenía nada que ver”, declaró.

A su vez, el adolescente precisó que su hermano está “fuera de peligro”, aunque se lamentó ya que otro de sus amigos “está al borde de morir” producto de un impacto de bala.

“Me parte el corazón. Espero que se recuperen y que volvamos a estar juntos como antes”, expresó Matías, al borde del llanto.

En tanto, otro amigo de Vega, Agustín, manifestó tener “un dolor tremendo” por el fallecimiento del futbolista de 13 años y lo recordó como “un chico al que todos querían”.

Que pase esto nos provoca un dolor tremendo. Era un buen pibe, se cuidaba, jugaba a la pelota. Compartimos muchos momentos juntos. Quería ser futbolista, jugar en primera y jugar en la cancha de Central. Quería sacar a la mamá del barrio, ese era su mayor sueño. Messi, Neymar eran sus ídolos. Se inspiraba con ellos”, detalló Agustín.

En ese sentido, Matías agregó: “Lucas era un crack jugando al futbol, siempre andaba con su pelota, lo amábamos. Fue una pérdida que hizo que nuestro corazón toque fondo”.

Otro asesinato, Gabriel Ariante

Un joven de 25 años fue asesinado de un disparo en la cabeza durante una discusión con otro en la zona noroeste de Rosario, informaron este miércoles fuentes judiciales.

La víctima fue identificada como Gabriel Jesús Ariante, quien el martes por la noche, cerca de las 23, fue atacado en la calle Forest al 7500, del barrio Belgrano.

Voceros de la fiscalía rosarina informaron que mediante testimonios se determinó que Ariante mantuvo una discusión con otra persona, quien en medio de la pelea extrajo un arma de fuego y le disparó a la cabeza,

El homicida escapó y el joven baleado quedó tendido en el suelo, por lo que fue asistido por vecinos que denunciaron el hecho mediante un llamado al 911.

Minutos más tarde se hizo presente personal policial y una ambulancia del Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias (Sies), que trasladó a Ariante al Policlínico San Martín, donde recibió las primeras atenciones, y luego fue derivado al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca), donde minutos más tarde falleció.

El caso es investigado por la fiscalía de Homicidios de Rosario y se trata del crimen número 169 cometido en lo que va del 2022 en la ciudad santafesina.

Con información de agencias.

IG

Etiquetas
stats