Covid-19

Bolivia recibió el millón de dosis de Astrazeneca donadas por Argentina

Las AstraZeneca ya están en Bolivia.

Del Hércules cargado de gases y granadas al Hércules que lleva vacunas. Política de integración y acto solidario. El millón de dosis de Astrazeneca que la Argentina donó a Bolivia ya está en La Paz. Carla Vizzotti, ministra de Salud, y Sabina Frederic, titular de Cascos Blancos, encabezaron la comitiva. Es la primera gran donación que un país sudamericano hace a otro y la más grande que se ha hecho desde nuestro país.

La Fiscalía de Bolivia pide 10 años de cárcel contra la expresidenta de facto Jeanine Áñez

La Fiscalía de Bolivia pide 10 años de cárcel contra la expresidenta de facto Jeanine Áñez

La Argentina cuenta con stock suficiente para iniciar y completar esquemas de vacunación pendientes el año próximo, hay dosis adicionales y de refuerzo, y el 82% de los habitantes cuenta con al menos una dosis. Bolivia, en cambio, atraviesa la cuarta ola de Covid-19 y vacunó al 37,9% de sus habitantes. Ese contexto y la hermandad histórica entre ambos países activaron la donación.

El Hércules C-130 de la Fuerza Aérea arribó al hangar militar del aeropuerto Diablos Negros a la 1 del mediodía, hora local. La recepción estuvo a cargo del ministro de Salud y Deporte del Estado Plurinacional Bolivia, Jeyson Auza Pinto. Luego de entregar los dos lotes de vacunas, Vizzotti y su par ofrecieron una conferencia de prensa en el aeropuerto.

“Hemos recibido una compromiso con la salud latinoamericana para vencer a un enemigo invisible”, dijo el ministro de Salud y Deporte y siguió: “Quiero resaltar las gestiones realizadas, tantos llamados telefónicos. Los problemas globales requieren acciones y esfuerzos globales”. Auza Pinto, en un rescate de memoria y simbolismo, recordó que en el mismo Hércules en el que llegaron las vacunas fue contrabandeado material represivo durante la gestión de Mauricio Macri para reprimir a los manifestantes del Movimiento al Socialismo (MAS) que se oponían al golpe contra Evo Morales, hecho que ocurrió hace poco más de dos años.

Vizzotti, a su turno, dijo que aquel avión que había llegado para dividir a los pueblos, “hoy es para reparar y sanar”. Agregó que “hasta que todos los ciudadanos accedan a la vacunación recién ahí vamos a poder ponernos a pensar en el fin de la pandemia”, alertó la ministra. América Latina fue “el continente que más impacto ha tenido en la pandemia y, junto con África, los que hemos accedido de forma más inequitativa a las vacunas”. El Estado argentino ya donó 3.270.000 de vacunas donadas a países de África y Centroamérica.

El canciller de Bolivia, Rogelio Mayta, quien también estuvo presente en el aeropuerto, resaltó el gesto del gobierno de Alberto Fernández y lo consideró un ejemplo de que “entre hermanos compartimos lo que tenemos”. “La donación tiene un sentido simbólico: en 2019 llegaba el mismo avión con municiones para consolidar el gobierno inconstitucional (por la gestión de Jeanine Áñez) a través de una operación de terrorismo de Estado; en ese mismo avión, el gobierno de Alberto Fernández nos trae futuro y esperanza”, subrayó Mayta.

Ambos países se comprometieron a llevar una agenda conjunta. Fue después de una reunión bilateral en la que Vizzotti y su par boliviano intercambiaron información y experiencias sobre la campaña de vacunación.

Tras entregar las vacunas al gobierno de Bolivia y luego de la conferencia de prensa en el aeropuerto, la comitiva se dirigió luego al Palacio Quemado, sede gubernamental, para reunirse con el presidente boliviano Luis Arce, quien visitaría la Argentina en febrero próximo.

En el encuentro con el primer mandatario boliviano, que comenzó a las 16:30 de Argentina, participaron también el embajador Ariel Basteiro; el subsecretario de Estrategias Sanitarias, Juan Manuel Castelli y la titular de la comisión Cascos Blancos de la Cancillería argentina, Sabina Frederic.

VDM

Etiquetas
stats