Análisis

Si hay rebrote, el Gobierno prevé reforzar ayudas a personas y empresas

Alberto Fernández, la semana pasada en el gabinete económico.

Si en la Argentina termina de consolidarse un rebrote de contagios de coronavirus, todo indica que puede seguir el mismo camino de Europa o Chile, con nuevos aislamientos por la segunda o la tercera ola. En ese caso, diversas actividades corren riesgos de volver a paralizarse. El Estado debería repartir más ayudas a personas y empresas como el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) o la Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP, el subsidio al salario) y, como la Argentina carece de acceso a los mercados internacionales de deuda, debería financiarlas con un aumento de la emisión monetaria, que puede revivir la tensión con los dólares paralelos de hace dos meses. ´

“Si hay segunda ola, vamos a volver a la gestión del principio de la pandemia, pero confiamos en poder controlarla antes”, afirmó una alta fuente del Gobierno. Eso incluye ayudas económicas a personas y empresas. “No hay excepcionalidad en lo que le pasa al país. Si el mundo vuelve a ese esquema, lo mismo va a pasar a la Argentina”, agrega. Cuando se le pregunta por el impacto de la emisión monetaria en el mercado cambiario, destaca que por ahora refuerzan las reservas del Banco Central: la autoridad monetaria compró ayer US$ 125 millones, la mayor adquisición en medio año. “Vamos minuto a minuto”, explica el método de gestión de la crisis sanitaria-económica.

Igual, en el Central están tranquilos: “La epidemiología no es nuestro campo, pero la mayoría de las vacunas cubre la nueva cepa”. Precisamente, esa variante del virus aparecida en Reino Unido, más contagiosa que la original, derribó ayer las bolsas del mundo.

En una reciente entrevista con elDiarioAR, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, ya había anticipado que en caso de segunda ola, volverían las ayudas eliminadas del presupuesto 2021, es decir, el IFE y la ATP: "El presupuesto de 2021 está desarrollado sobre la base de no contemplar la pandemia. En el caso de que haya un rebrote, va a haber políticas compensatorias".

“No se habla de plan B, se sigue trabajando día a día”, responden cerca de uno de los ministros que integran el gabinete económico. “Nadie lo sabe”, comenta otro. Uno de los máximos referentes del Frente de Todos admite que un rebrote pondría a la economía en una situación aún más difícil y reconoce que carece de información sobre cómo reaccionaría el Gobierno.

A.R.

Etiquetas