Cinco series británicas para ver por streaming: poliamor, expertas en divorcios y un thriller atrapante

"Trigonometry" es una producción de la BBC que indaga en el poliamor y acaba de llegar al streaming local

Más allá de las siempre elogiadas series británicas policiales, la televisión realizada por y en el Reino Unido cuenta con numerosas producciones que van llegando, de a poco, a los catálogos disponibles de las plataformas de streaming para ver desde la Argentina y también en otros países de Latinoamérica.

Seis series en clave de comedia para ver por streaming: estrellas en crisis, grandes figuras y humor

Seis series en clave de comedia para ver por streaming: estrellas en crisis, grandes figuras y humor

A continuación, una guía diversa y un poco arbitraria de series recientes, de algunas que recién ahora están disponibles en estas latitudes y de otras que, luego de buenos comienzos, están por volver con nuevas temporadas.

1. Trigonometry (HBO Max). Estrenada en marzo de 2020, esta serie de ocho episodios fue una de las más comentadas del año pasado porque con sutileza y buenas actuaciones, expone una historia de poliamor. Con un tono ajustado y para nada prejuiciosa, la historia arranca con Gemma (Thalissa Teixeira) y Kieran (Gary Carr), una pareja que tiene dificultades económicas y debe sostenerse en una Londres tan canchera como inaccesible. Entre otras cosas, tienen que lidiar con los gastos del lugar en el que viven, donde ella armó un pequeño restaurante, mientras él cubre turnos de noche como paramédico, un trabajo que le resulta extremo y muy sacrificado.

Cuando ponen un aviso para subalquilar una de las habitaciones de la casa y así tener un ingreso extra que les permita saldar las cuentas, aparecerá en sus vidas Ray (Ariane Labed), una joven francesa que después de un accidente decide dejar la natación artística y buscar nuevos horizontes. 

La convivencia, los roces inevitables, la afinidad y la intimidad irán abriendo interrogantes a cada uno de los protagonistas que los llevarán a preguntarse, mientras enfrentan sus propios fantasmas, qué pasa cuando el deseo es de a tres. 

Trigonometry ahora está disponible en la plataforma de HBO Max.

2 The Split (Flow). Ruth (Deborah Findlay) es una especie de matriarca, de cabeza del clan, que dirige un estudio jurídico en el que trabajan dos de sus tres hijas: Hannah (encarnada por la inigualable Nicola Walker, una de las grandes estrellas de la televisión británica, que también se luce en el policial Unforgotten, disponible también en Flow) y Nina (Annabel Scholey). Este grupo de abogadas, especialistas en divorcios complicados, se verá tensionado cuando Hannah decida dejar su puesto en el estudio familiar para irse a trabajar a la competencia

Llena de pequeños gestos, de diálogos filosos (de esos que solamente se tienen entre miembros de una misma familia) y de paradojas (las expertas en separaciones y la hermana menor deben lidiar con sus propios enredos maritales), la serie tiene dos temporadas de seis episodios cada una y en junio se anunció que, luego del parate por la pandemia, retomaron las grabaciones en Londres para la tercera y última temporada.

The Split es una creación de Abi Morgan, la cabeza detrás de River, otra serie británica entrañable, que tenía también a Nicola Walker como una de las protagonistas, junto a Stellan Skarsgård, el detective que tenía su mente y su corazón partido entre el mundo de los vivos y de los muertos.

The Split se puede ver por Flow. Se anunció que tendrá una tercera y última temporada que comenzó a grabarse por estos días luego de las restricciones por la pandemia.

3. The Drowning (Acorn TV). Lanzada en febrero de 2021, apenas salió al aire la primera emisión la serie fue calificada por el diario británico The Guardian como una de esas producciones “irresistibles”. “Una mujer en el borde busca a su hijo perdido” es la bajada que eligió por su parte Channel 5, productor de la miniserie, para describir The Drowning. 

La historia tiene como protagonista a Jodie (Jill Halfpenny), esa madre desesperada que, mientras intenta encauzar su vida, cree ver a su hijo perdido hace nueve años, cuando se cruza por la calle con un adolescente llamado Daniel con rasgos muy parecidos.

Por cómo está narrada la serie en apenas cuatro capítulos, al principio es confuso para los espectadores saber cómo fue que ese niño desapareció: apenas se muestran imágenes de una especie de picnic familiar, cerca de un lago. Algunos flashbacks difusos dan a entender que el pequeño se pudo haber ahogado, pero el cuerpo nunca se encontró, por lo que el misterio y la búsqueda de la madre continúan, mientras que el resto de los familiares intenta seguir adelante y hasta parecen casi desapegados.

Arriesgando su vida y por momentos también la del adolescente, Jodie se acercará a Daniel para intentar descubrir la verdad. En el camino se cruzará con varios obstáculos –policiales, familiares, emocionales–, muchos de ellos más cercanos de los que ella misma podía llegar a suponer. Con altibajos desde lo narrativo, la serie logra transmitir esa desesperación y el ahogo que le da nombre.

Dato al pasar: Como en The Split, también en esta historia Deborah Findlay interpreta a una especie de matriarca, en una familia bastante particular.

The Drowning está disponible en la plataforma de series británicas Acorn TV.

4. The Nest (Acorn TV). Los protagonistas de The Nest, jóvenes, lozanos, adinerados, parecen tenerlo todo. Dan (Martin Compston) es un empresario exitoso; Emily (Sophie Rundle) se dedica por vocación a enseñar música. Viven en una casa impresionante desde donde pueden ver a diario un paisaje de olas y cielos abiertos a través de los ventanales. Sin embargo, en esa supuesta situación idílica, algo los inquieta: después de varios intentos, no pueden tener hijos de manera natural.

Una situación accidental los cruzará con Kaya (Mirren Mack), una joven misteriosa que ofrecerá llevar en su vientre un hijo de la pareja mediante el método de subrogación. Pero, como es de suponer, las cosas no van a ser sencillas y, a medida que la trama avance, se irán conociendo detalles del pasado de Kaya, que derivarán en conflictos en tono de thriller. No faltan los interrogantes sobre los límites éticos de estas prácticas, sobre el deseo de tener hijos a toda costa (¿de quiénes son? ¿existe algo así como la propiedad en este terreno?) ni sobre el poder del dinero. Y aunque por momentos se llega a respirar una atmósfera más de culebrón que de serie de misterio en sí, The Nest provoca ganas de llegar hasta el final, para ver cómo será la resolución.

Dos recordatorios: el escocés Martin Compston también es uno de los protagonistas del a esta altura clásico policial Line of Duty, que en mayo de este año estremeció con un episodio final de su sexta temporada que fue visto por 12.8 millones de espectadores británicos. Después de algunos tiempos en los que no estuvo disponible completa en nuestro país, las primeras cinco temporadas de esta excelente producción de la BBC volvieron a la plataforma de Netflix. Una fiesta total para aquellos que estén buscando un relato sobrio y varios episodios para ver en plan de maratón.

Sophie Rundle, por su parte, se destaca en Bodyguard y en Peaky Blinders, otras dos series imperdibles que también se pueden ver en Netflix.

The Nest está disponible en la plataforma de series británicas Acorn TV.

5. Carne y sangre (Flesh and Blood). Como en Broadchurch, otra serie emblemática entre las británicas, que supo estar en el catálogo de Amazon Prime Video, hay acantilados, un hecho que viene a romper la calma aparente del paisaje y una intriga.

La miniserie británica Carne y sangre (Flesh and Blood) muestra a una familia burguesa, con una madre viuda por más de un año y tres hijos grandes, todos ellos involucrados en distintos problemas personales.

Casi desde el principio, se ve el conflicto central por el que girará toda la historia: la mujer, que está por cumplir 70 años, reúne a todos para presentarles a su nueva pareja, Mark, un hombre sobre el que se posarán todas las miradas y también las dudas. Algo pasa a partir de ese día, aunque al comienzo no se termina de saber bien qué ni cuál de todos es la víctima de algún tipo de crimen, mientras el relato avanza hacia adelante y hacia atrás mediante la declaración de una vecina bastante chismosa a la policía.

A lo largo de los cuatro capítulos se irá desatando una especie de todos contra todos, el juego de la sospecha, la tensión y también en ese cúmulo de posibles traiciones que implica siempre el drama familiar.

Carne y sangre es una producción del canal británico ITV y se puede ver por Europa Europa y en Flow. Entre los protagonistas están Imelda Staunton y Stephen Rea.

AL

Etiquetas